Gavin Gwynne

El bronce europeo McComb perdió su invicto ante el valiente Gwynne

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Bolton Whites Hotel, Bolton, Reino Unido. Campeonato de la Commonwealth por el vacante cinturón del peso ligero.

Si el enfrentamiento entre el prospecto, bronce europeo como amateur, Sean McComb 11(5KO)-1(1) y el exretador británico Gavin Gwynne 13(3KO)-2(1) se tenía que decidir por superioridad técnica, el primero tenía todos los números para salir con el brazo en alto. Sin embargo, si en la pugna jugaba un papel decisivo el coraje, la determinación y la resistencia, la situación cambiaba significativamente para el aguerrido Gwynne. Así, desarrollándose la pelea con intensidad y una alta carga de desgaste, fue el no favorito Gwynne el que terminó saliendo con el brazo en alto, logrando el triunfo contra pronóstico y el primer cinturón internacional de su carrera.

En los primeros compases McComb hizo volar con soltura su uno-dos y su directo enlazado con croché o con gancho al torso, acompañando sus precisos golpes con buenos desplazamientos, recibiendo Gwynne puños claros que, de todos modos, ni mucho menos quebraron su voluntad. Al contrario, el púgil se esforzó por acortar los espacios e intentar conectar sus curvos en la distancia corta, consiguiendo que el enfrentamiento se volviese mucho más físico en el tercer episodio, en el que McComb se paró demasiado.

Siendo consciente de que si se detenía los tensos ganchos de un Gwynne que lo daba todo podían mermarlo, McComb (que desde el segundo round tenía un corte en el ojo derecho) intentó intermitentemente seguir desplazándose y usar su mejor boxeo en larga, pero no siempre lograba mantener los espacios, produciéndose oscilaciones que hicieron muy interesante el cruce. Quizás, alcanzada la mitad de los asaltos pactados, McComb podía estar ligeramente por delante en las tarjetas en base a su claridad de golpeo, pero Gwynne (que padeció un corte en la parte trasera de la cabeza por un codazo involuntario) no daba ni un solo signo de rendirse y continuaba mostrando peligro y potencia en corta.

Estando así la situación, en el séptimo round McComb lanzó una agresiva serie de golpes pero, seguidamente, sufrió un uppercut diestro que, le dañase física o moralmente, le llevó a darse la vuelta y a renunciar a seguir peleando, con lo que la inquebrantable tenacidad de Gwynne había terminado por darle la mayor victoria de su carrera.

Teniendo sólo derrotas ante un exretador mundial (James Tennyson) y un invicto olímpico (Joe Cordina), habiendo vencido a un buen prospecto de destacable carrera amateur y poseyendo ahora el cetro de la Commonwealth, Gwynne queda emplazado indudablemente a nuevas peleas relevantes en el circuito británico, en las que podrá aspirar a seguir logrando éxitos y mejorar su valoración a la vez que entretiene al público con sus grandes muestras de combatividad y tesón.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios