Cartel promocional de la velada Gennady Golovkin vs. Kamil Szeremeta

Previa: Golovkin defiende su cetro mundial IBF contra el excampeón de Europa Szeremeta

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Puede que si al kazajo Gennadiy “GGG” Golovkin 40(35KO)-1-1 se le hubiese dado la pelea ante Felix Sturm cuando era compañero de escuadra a principios de la década de 2010 hubiese podido irrumpir de forma más fuerte y rápida en primera plana pugilística. Puede que si durante media década todos los púgiles de la cumbre del peso medio no le hubiesen evitado a toda costa podría haber conseguido los logros que le situasen en una posición ideal en las negociaciones. Puede que si la industria boxística hubiese tenido una actitud diferente en muchos momentos, si se le hubiese dado la victoria en los dos combates contra Canelo (como la mayoría de aficionados vieron) o si estos se hubiesen producido antes habría alcanzado una increíble perspectiva histórica.

Sea como sea, el hecho es que Golovkin, pese a que seguramente ingresará en el Salón de la Fama en su primera oportunidad cuando se retire, ha tenido una carrera que pese a ser muy exitosa podría haberlo sido más aún. Ahora su trayectoria se encamina a la conclusión, además entre un cambio de actitud del kazajo que ha resultado desagradable para muchos de sus fans, que se han visto sorprendidos por una modificación tal que incluso le ha llevado a mostrarse arrogante ante quienes le han apoyado durante años por su humildad y amabilidad.

Respecto al aspecto deportivo, aunque normalmente cuando un boxeador pasa sus mejores años su pérdida de rendimiento se ve frenada por puntuales repuntes, en el caso de Golovkin si se tuviese que representar en un gráfico prácticamente se podría dibujar una línea descendente continua en los últimos cuatro años, algo que culminó en su último combate ante Sergiy Derevyanchenko. Es verdad que si se hubiese parado el choque al inicio, cuando el ucraniano padeció un gravísimo corte provocado por puño, se habría anotado una victoria que habría sido valorada de forma completamente diferente, pero al alargarse el encuentro se vio una sombra del Golovkin de años atrás: a diferencia de la apisonadora que fue en el pasado, por momentos se mostró desgastado y sobrepasado en los intercambios, llegando a ser estremecido y a tener que ceder ante la presión rival.

De hecho, como los comentaristas de DAZN en Estados Unidos, entre ellos el propagandista Chris Mannix, le dieron increíblemente todo el beneficio de la duda posible a Derevyanchenko (boxeador de PBC) en lugar de al «boxeador de la casa», existe una amplia opinión en territorio estadounidense de que la victoria del kazajo fue un robo atroz. Así, una oleada de boxeadores del peso medio quieren saltar sobre Golovkin para darle una estocada final y recibir un enorme impulso en sus carreras.

Al margen de lo que deseen, el hecho es que el primero que tendrá la oportunidad será el polaco, excampeón de Europa, Kamil Szeremeta 21(5KO)-0, aspirante obligatorio al cetro mundial IBF del peso medio que posee Golovkin y al que se medirá este viernes en el Seminole Hard Rock Hotel and Casino de Hollywood, Estados Unidos. El retador afirma que es consciente de que Golovkin ha dejado sus mejores años atrás y que, aunque sigue siendo peligroso, tendrá una oportunidad de victoria ante él, señalando que pretende ofrecer un ritmo intenso que pueda mermar físicamente al monarca y abrir una ventana para derrotarlo.

De todos modos, aunque Golovkin ha perdido capacidades, el hecho es que será clarísimo favorito ante un Szeremeta que si hubiese sido su rival en la época en que derrotó a Grzegorz Proksa seguramente lo habría vapuleado durante unos pocos rounds antes de hacerle sucumbir. Con todo, ahora que no presiona con tanta intensidad, el aspirante, que posee cierta habilidad, podría lograr generar más trabajo.

En cualquier caso, si Szeremeta comete el error de, como afirma, intentar imitar al fortísimo Derevyanchenko, podría verse alcanzado en corta por temibles golpes de poder que puedan permitirle a Golovkin alcanzar un contundente triunfo que cree a ojos de muchos el espejismo de que puede encarar una nueva conquista de la categoría del peso medio. Sin embargo, si Szeremeta se muestra más astuto que ofreciendo una absurda presión y usa sus directos y se mueve durante la primera mitad podría situar a Golovkin en una posición desfavorable, ya que, si bien el titular debería poder lograr igualmente una victoria por detención o una decisión, cualquier cosa que no sea un triunfo inapelable y rápido le acarreará a «GGG» más reproches por parte de muchos críticos y aficionados estadounidenses que, injustamente, consideran al polaco un muy mal rival.

Respaldo de la velada
Aunque no será tan flojo como el respaldo del Canelo-Smith, el hecho es que los duelos que acompañarán al Golovkin-Szeremeta no serán tampoco excesivamente buenos. Quizás el nombre más conocido por el gran público participante es el del exretador mundial británico John Ryder 28(16KO)-5(1), que tras su muy meritoria actuación ante Callum Smith es barajado para importantísimos enfrentamientos. De cara a ellos, y manteniéndose como posible reemplazo si hubiese un inconveniente para el Canelo-Smith del sábado, Ryder tiene programado disputar el viernes un rodaje ante el resistente y competente estadounidense Mike Guy 12(5KO)-5(1), un boxeador que ha logrado algunas destacables victorias en el circuito estadounidense, que ha sufrido sus derrotas ante rivales como Derevyanchenko y el prometedor kazajo Akhmedov y que debería darle cierto trabajo al británico.

Hablando del peso supermedio Ali Akhmedov 16(12KO)-0, este boxeador peleará en el semifondo ante el ecuatoriano Carlos Góngora 18(13KO)-0, combate en el que el primero, que está más desarrollado y que ha resuelto solventemente combates ante oponentes de mayor calidad que los derrotados por su adversario, será favorito para vencer, escalar desde su puesto de 15º WBC y WBO y preparar duelos más importantes en el próximo año.

Por otro lado, al igual que sucederá con Maiva Hamadouche en la velada del jueves, Matchroom Boxing seguirá preparando posibles unificaciones en el peso superpluma femenino haciendo que la recientemente fichada campeona WBA, la coreana Hyun Mi Choi 17(4KO)-0-1, haga una defensa ante la cuatro veces retadora mundial colombiana Calista Silgado 19(14KO)-11(3), púgil con notable experiencia de calidad, que ha caído ante todas sus rivales destacadas (a veces en actuaciones meritorias) y que ha sido superada amplísimamente por Mikaela Mayer, de modo que permitirá hacer comparaciones a la vez que da un rodaje de utilidad sin ser, sobre el papel, una amenaza insalvable.

Por último, el evento se completará con peleas de desarrollo para el peso wélter estadounidense Reshat “The Albanian Bear” Mati 8(6KO)-0, que se enfrentará al keniano Dennis Okoth 4(2KO)-4(2)-1, y para su compatriota peso pluma Jalan “Sky Walker” Walker 6(6KO)-0 ante el mexicano Rafael “Guerrerito” Reyes 18(14KO)-11(7).

Esta velada será emitida por DAZN desde las 23:00 del viernes en hora española, las 17:00 ET/14:00 PT en Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios