Logo WBC

Publicado el primer ranking WBC de la nueva división bridger: un panorama desolador

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Cuando se anunció que el WBC iba a crear una nueva categoría de peso, el presidente de este organismo, Mauricio Sulaimán, no tardó en afirmar que tenía un sinfín de boxeadores destacados que se habían mostrado interesados en ser ranqueados en la nueva categoría. Pues bien, o eso era mentira o las solicitudes eran tantas que se le han traspapelado casi todas ellas, puesto que el primer ranking oficial publicado por el WBC para su nueva división de peso (peso bridger o peso puente) es simplemente desolador, pudiéndose salvar sólo unos cuantos nombres en una lista que está compuesta por lo demás por boxeadores que no deberían aparecer en una clasificación seria:

1- Oscar Rivas
2- Ryad Merhy
3- Kevin Lerena
4- Dmitry Kudryashov
5- Evgeny Romanov
6- Bryant Jennings
7- Artur Szpilka
8- Alen Babic
9- Joel Tambwe Djeko
10- Shigabudin Aliev
11- Marco Huck
12- Bilal Laggoune
13- Samuel Kadje
14- Rashid Kodzoev
15- Isaac Chamberlain
16- Carlouse Welch
17- Imre Szello
18- Oleksandr Teslenko
19- Labinot Xhoxhaj
20- Robert Simms

Abordando el análisis de esta clasificación, antes de nada salta a la vista que en la categoría, en lugar de haber 40 o 35 nombres como en la mayoría de rankings WBC, sólo aparecen 20 boxeadores, síntoma inequívoco de falta de candidatos. Con todo, lo realmente relevante es que la lista está compuesta por una mezcla de púgiles modestos, prospectos inexperimentados y boxeadores que han pasado su mejor momento o que llegan de derrotas decisivas.

Entre los púgiles de nivel bajo destacan el kosovar Labinot Xhoxhaj, que va a pelear por un título UBF en su próximo combate, y un Carlouse Welch que sustenta su récord con nombres extremadamente asequibles. Pasando a los púgiles sin el bagaje suficiente para merecer un puesto en el top 15 están Shigabudin Aliev, Rashid Kodzoev o Alen Babic, que necesitarán todavía un buen puñado de combates para estar preparados para los máximos retos.

En cuanto al numeroso y heterogéneo grupo de los púgiles que han padecido derrotas decisivas o que no están ya en un buen momento, encontramos a nombres como Artur Szpilka, que ha sido noqueado recientemente por Adam Kownacki y Dereck Chisora; Dmitry Kudryashov, que después de sus derrotas ante Dorticós y Makabu tuvo dificultades para vencer controvertidamente a un púgil asequible; Robert Simms, que es competente hasta cierto punto pero que ha caído derrotado en sus primeros tests decisivos; el veterano Imre Szello, que en su único combate de calibre, además el más reciente, fue noqueado por Ryad Merhy; Isaac Chamberlain, que en su única prueba por encima del nivel nacional perdió contra su compatriota Lawrence Okolie; Samuel Kadje, que perdió por knockout ante una piedra de toque por un título secundario de la WBF; Bilal Laggoune, que llega de perder ante Tommy McCarthy; Oleksandr Teslenko, que pese a ser un prospecto fue derrotado contra todo pronóstico por KOT en su último combate ante la piedra de toque Shawndell Winters; Bryant Jennings, que ha sufrido dos derrotas en sus últimos dos combates; Óscar Rivas, que cayó en una antesala mundialista en su pelea más reciente ante Dillian Whyte; o Marco Huck, que en la última etapa de su carrera intenta aplazar su retiro y conseguir algún laurel más aunque su rendimiento ha decrecido drásticamente.

Por lo demás, los púgiles que están en racha y que tienen proyección en la categoría son la invicta promesa rusa del peso pesado Evgeny Romanov, si bien tampoco cuenta con ningún triunfo relevante hasta ahora y además apunta a peleas en el peso máximo, el enrachado Kevin Lerena, que está al alcance del mundial del peso crucero en la IBF, Ryad Merhy, que en principio es titular interino WBA del peso crucero, o un Joel Djeko que tiene una cadena de triunfos pero que realmente no ha demostrado todavía estar cerca del nivel del top 15 de la categoría.

Así, el peso puente o bridger tiene en su ranking a un minúsculo grupo de boxeadores de nivel (que están emplazados a peleas de relieve en el peso crucero o en el pesado) acompañados por púgiles que, al tropezar en sus mayores pruebas, intentan buscar una ruta más sencilla a un título o que simplemente no tienen perspectivas reales de rendir al nivel del top 15 ni en el peso crucero ni en el peso pesado.

Por ello, aunque tengamos en cuenta que púgiles como Rivas y Jennings tienen nivel competitivo a pesar de sus tropiezos recientes, el peso puente en su primera clasificación da una impresión realmente muy pobre que, a no ser que en próximas actualizaciones cambie drásticamente, augura años duros y un lento avance para esta categoría antes de que pueda a llegar a tener algún prestigio a largo plazo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios