Cartel del evento Anthony Yarde vs. Lyndon Arthur

Previa: El exaspirante Anthony Yarde disputa su mayor combate desde el mundial ante Kovalev peleando contra el invicto Lyndon Arthur (Vídeo del pesaje)

Daniel Pi
@BastionBoxeo

El campeonato mundial del peso semipesado ante Sergey Kovalev le llegó demasiado pronto a el británico Anthony Yarde 20(19KO)-1(1), pero no fue un error de su promotor Frank Warren como muchos piensan. Y es que, a pesar de que sufrió la esperada derrota, éste se dio a conocer entre los seguidores del boxeo de manera extensa, hasta tal punto que muchos aficionados casuales, que quizás no sepan quiénes son muchos otros top 15, pueden señalar su nombre.

Salvado el obstáculo que supone romper la barrera del desconocimiento, algo que consiguió con el asalto mundialista, y habiendo adquirido la experiencia que da enfrentarse a un veterano monarca peleando como visitante, un Yarde que logró entonces los aplausos de los medios de su país está encarando ahora una andadura en el circuito británico que antes se había eludido. Así, el púgil está generando mayor interés del que previamente podría haber llegado a crear, cosa que beneficia enteramente a su astuto promotor Warren y que le da el margen de maniobra para conducir adecuadamente sus siguientes pasos.

Si obviamos a los peso semipesado británicos pertenecientes a Matchroom Boxing, con quien Warren difícilmente podrá hacer pactos tal y como está la relación entre ambas promotoras, actualmente el mayor oponente posible para Yarde en su país es el invicto, campeón de la Commonwealth, Lyndon Arthur 17(12KO)-0, un boxeador que con notables dimensiones y muestras de buena técnica ha logrado crear ciertas expectativas sobre su carrera y posicionarse como 7º WBO. Sin embargo, a Arthur le falta, al igual que a su rival, ese gran triunfo ante un compatriota que suele marcar la diferencia en Reino Unido antes de hacer frente a la escena internacional.

De ese modo, este sábado en el Church House de Londres, Reino Unido, ambos disputarán el tan demandado test decisivo ante un púgil británico a la vez que buscan posicionarse en la cúspide del ranking WBO, si bien teniendo tiempo para nuevas pugnas antes de un mundial. Y es que, a la espera de que se produzca el campeonato por el vacante cetro del peso semipesado entre Joe Smith y Maksim Vlasov y de que probablemente el nuevo campeón se enfrente posteriormente a Umar Salamov, el ganador del Yarde-Arthur todavía tendrá casi un año para seguir adquiriendo experiencia de calidad y preparar un asalto mundialista con posibilidades reales.

Abandonando el futuro y centrándonos en el presente, aunque el combate puede parecer a algunos difícil de leer, el hecho es que el exretador mundial será favorito por cierto margen. Esto es debido a diversos factores (entre ellos la victoria mucho más contundente lograda por Yarde ante un Dec Spelman ante el cual Arthur se vio más exigido) pero sobre todo se fundamenta en dos elementos: la evolución de Yarde y su superioridad en potencia.

Imagen del pesaje del combate Anthony Yarde vs. Lyndon Arthur

Respecto al primer punto, aunque en diversos combates del pasado Yarde sólo se limitaba a lanzar golpes de poder sin prestar atención a su defensa, que resultaba a veces realmente pobre, en su último combate se le vio técnicamente más pulido y con algunos recursos que antes parecía desconocer, mejoras que le deberían ayudar a reducir las dificultades que la habilidad de su oponente podría generarle. Por otro lado, aunque Arthur ha mostrado capacidad de definición ante rivales modestos, cuando el nivel de sus contrincantes ha aumentado sus knockouts han desaparecido, cosa que contrasta con la pegada de un Yarde que ha ganado todas sus peleas menos una antes del límite y que en todos sus combates ha estremecido o derribado en al menos una ocasión a su rival.

Por ello, aunque es posible que el planteamiento dinámico de Arthur, sus largos brazos y un persistente uso del jab, golpe en el que se apoya en exceso olvidando su mano derecha, puedan crear una pugna inicialmente compleja para Yarde, que tendrá que mostrar paciencia, poco a poco los golpes de poder del exaspirante mundial deberían ir llegando y su adversario, como es habitual, terminará por perder su dinamismo. En ese punto se puede esperar que Yarde, si ha guardado en la memoria las lecciones del pasado y no ha gastado su gran musculatura en una precipitada búsqueda de la ruptura, pueda tomar el control y conectar sus poderosas manos para poner a prueba la capacidad de supervivencia bajo presión de Arthur, que tendrá realmente complicado ser lo suficientemente constante durante doce asaltos como para evitar que la pegada de su adversario y su mejorada ejecución técnica le desborden.

En el pesaje para este combate del peso semipesado [79,4 kg o 175 lb] ambos boxeadores pararon la romana en una cantidad válida de 78,9 kg (174 lb), por lo que todo está preparado para un evento que emitirá en Reino Unido BT Sport desde las 19:30 en hora local, las 20:30 en España.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios