Jack Massey

Adeleye venció antes del límite, Massey derrotó ampliamente a voluntarioso Bayat

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Church House, Londres, Reino Unido.

El evento del Dubois-Joyce tuvo otro combate del peso pesado, puesto que el prospecto británico David Adeleye 4(4KO)-0 se enfrentó en el respaldo a su compatriota Danny Whitaker 4(0KO)-2(2), a quien venció en el segundo episodio tras una muy mala actuación arbitral.

Avanzando sobre un Whitaker centrado en caminar, Adeleye fue buscando calmadamente la oportunidad de conectar sus derechazos, recibiendo algún tibio croché zurdo antes de que, en el segundo episodio, llevase a la lona a su oponente con una derecha a la parte trasera de la cabeza. Sin embargo, el árbitro, lejos de dar tiempo a Whitaker o de advertir al favorito, realizó cuenta. El púgil estaba afectado y en la reanudación Adeleye pasó a hostigarle con andanadas, tocando la lona con la rodilla Whitaker tras varios golpes, entre ellos otros en la parte trasera de la cabeza. Esta vez el tercer hombre, que no quería ni siquiera fingir imparcialidad, no realizó cuenta, sino que, tras pedir a Whitaker que se fuese a una esquina y advertir a Adeleye sobre pegar cuando su oponente estaba arrodillado, decretó el final.

En cuanto al combate que abrió la retransmisión de la velada, éste dejó la victoria a los puntos del británico Jack Massey 17(8KO)-1 en un combate de recuperación ante el modesto Mohammad Ali Bayat Farid 16(16KO)-2(1)-1 que, pese a la voluntad que ofreció, fue superado con una amplia (y acertada) tarjeta del juez-árbitro de 79-74.

A pesar de los intentos de maquillar el nivel de Bayat, el hecho es que este es un boxeador de nula experiencia de utilidad que había sumado sus victorias ante púgiles extremadamente asequibles y que a penas aguantaron antes de caer, por lo que ante el exaspirante Massey afrontaba un salto en aumento de dificultad gigantesco. Aun así, Bayat combatió con todo el tesón que pudo y, tomando la iniciativa desde el inicio, presionó a Massey buscando golpes de poder en directo o gancho zurdo.

Dicho esto, aunque Bayat hasta cierto punto superó las expectativas teniendo en cuenta que entraba sin que se le pudiesen dar posibilidades, Massey se llevó la mejor parte de forma sostenida por su uso de los rectos tanto al contragolpe como con mera voluntad disuasoria. En base a estos puños, que lanzó con más cadencia que su contrincante, y apoyándose en eficaces bloqueos, Massey consiguió un merecido triunfo que le permite volver a la senda de la victoria tras su derrota ante Richard Riakporhe.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios