Tursynbay Kulkhamet - Macaulay McGowan

El bronce mundial Kulkhamet logró amplísima victoria unánime sobre McGowan

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Production Park Studios, South Kirkby, Reino Unido. Peso superwélter.

La disparidad de nivel entre los dos contendientes fue demasiado grande en el combate estelar de la velada organizada por MTK la pasada noche, puesto que el kazajo Tursynbay Kulakhmet 2(1KO)-0 no tuvo ninguna dificultad para asestarle una amplísima derrota unánime al invicto británico Macaulay McGowan 14(3KO)-1-1, quien además cayó a la lona en una ocasión. Las acertadas cartulinas fueron de triple 99-89, observándose en ellas el descuento de un punto a Kulkhamet en el octavo round.

Quizás lo mejor que se puede decir de McGowan es que, a diferencia de otros púgiles que se ven totalmente sobrepasados, éste no buscó una excusa para retirarse y, pese a la frustración y a los golpes de su rival, hizo lo que estuvo en su mano para aguantar los diez rounds. En cualquier caso, McGowan salió amedrentado, centrándose durante los primeros asaltos en intentar caminar cercano a las cuerdas por el pequeño ring montado por MTK para esta cartelera y tratar de cerrarse y agacharse ante las ofensivas de su adversario.

Evidentemente, esto no le sirvió de mucho y Kulakhmet pudo ir escogiendo sus manos para ir conectando breves combinaciones, pareciendo que en el segundo round un gancho zurdo al hígado dañó a McGowan, que cayó a la lona posteriormente ayudado por un cierto empujón, por lo que el tercer hombre decidió no realizar cuenta.

Sea como sea, la cadencia de golpes de McGowan era extremadamente baja, por lo que el zurdo kazajo no encontró a penas impedimentos hasta más allá del quinto round, cuando el local comenzó a realizar alguna tímida ofensiva y a tratar de mantenerse más alejado de las cuerdas, si bien esta presión fue rápidamente contenida por los izquierdazos a la contra de Kulakhmet.

Sin poder lidiar con la precisión y la posición de zurdo de Kulkhamet, que entre otras cosas le provocó diversos tropezones por chocarse con su pierna adelantada, McGowan terminó por recibir una cuenta en el séptimo round cuando un croché diestro le tumbó. Aun así, McGowan no quedó afectado por el golpe y la diferencia que marcó esta acción en las tarjetas fue compensada un round más tarde cuando el visitante recibió el descuento de un punto por derribar a su rival con un empujón que fue el enésimo que realizó en el combate. Por lo demás, no hubo mucho que destacar y Kulakhmet logró una victoria tan incuestionable como poco espectacular.

Haber disputado diez rounds será algo positivo para un Kulakhmet que no olvidemos que tiene como intención participar en un mundial el próximo año. De todos modos, aunque el triunfo dejó claro que está listo cuanto menos para tests ante rivales de nivel medio-alto, el hecho es que McGowan no ofreció la suficiente oposición como para darle bagaje de excesiva utilidad ni supuso un reto suficientemente exigente como para hacer lecturas demasiado profundas respecto a Kulakhmet. Así, aunque la captura de un título menor podría llevarle al ranking del WBC en el peso superwélter, habrá que esperar a que le lleguen nuevas subidas a un ring para que podamos evaluar mejor cuál es el alcance de sus habilidades, si bien ciertos momentos de su actuación, como cuando utilizó sus contragolpes, permiten intuir un notable nivel competitivo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios