Voytsekhovsky venció de forma unánime, Yun y Ustyan ganaron cuestionablemente en el arranque de la velada rusa

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Academia de boxeo de RCC, Ekaterimburgo, Rusia.

El arranque de la velada rusa de este sábado dejó tres victorias de los favoritos, si bien el único de ellos que consiguió un triunfo incuestionable fue el peso semipesado Vasiliy Voytsekhovsky 5(2KO)-0, que derrotó por clara decisión unánime a Vadim Sitner 2(2KO)-1.
Con notable ventaja en altura, Voytsekhovsky tiró con ritmo su uno-dos y algunos ganchos al torso ante un Sitner que inicialmente fue conducido repetidamente cerca de las cuerdas, desde donde intentó contragolpear con sus curvos con limitado éxito ante los pasos atrás de su adversario. Voytsekhovsky llegó con directos diestros realmente nítidos, pero Sitner mostró encaje y buena preparación, soportando el castigo de tal manera que incluso llegó a mantenerse en el centro del ring. Así, el favorito sostuvo un trabajo bastante metódico para seguir imponiéndose y contener las eventuales arremetidas con ganchos de Sitner, que quedó tocado en el séptimo round por un recto diestro pero que consiguió aguantar hasta el final aprovechando el cansancio de Voytsekhovsky.

Pasando a la pugna del peso ligero entre el prospecto Dmitry Yun 5(1KO)-0 y el uzbeko Sherzodjon Abdurazzokov 1(0KO)-1, este duelo terminó con un muy cuestionable triunfo por decisión mayoritaria de Yun, si bien Abdurazzokov hizo méritos sobrados para lograr la victoria. Tanto fue así que, avisado del resultado antes de la proclamación, no pudo contener las lágrimas por la frustración.

Los ataques de Yun se encontraron con una firme oposición de Abdurazzokov, que tiró su jab, crochés zurdos y directos para alcanzar a la contra a su adversario, que tuvo éxitos dispares. De hecho, con el paso de los minutos la réplica de Abdurazzokov se volvió tan contundente que incluso pudo permitirse pasar al ataque y, pese a eventuales derechazos recibidos, impactar claras manos. Durante el último tramo Yun aprovechó su precisión y su insistencia para conectar algunos directos, pero el sólido Abdurazzokov continuó encontrando la manera de llegar con su jab, contragolpear al torso, sacar combinaciones en corta y, en general, hacerse más que correoso para el favorito.

Respecto al combate que abrió el evento, éste dejó también una victoria muy trabajada y por decisión dividida cuestionable del invicto peso superligero Oganes Ustyan 4(2KO)-0 ante un Ramazon Alimatov 0(0KO)-2 que ofreció una actuación muy voluntariosa y que generó claras dificultades al favorito, pudiéndose argumentar tanto a favor del empate como del triunfo de Alimatov.

En el round inicial Ustyan usó sus combinaciones de gancho al cuerpo con uppercut para comenzar con buen pie, pero en el segundo round Alimatov reaccionó llegando con directos al contragolpe que le provocaron una hemorragia nasal a su oponente. Ante estas dificultades Ustyan contestó con más agresividad, provocándose intercambios en los que, confiando en su encaje y su fortaleza, se expuso demasiado a las combinaciones de Alimatov. En el cuarto round Ustyan logró conectar un croché diestro que estremeció claramente a Alimatov, quien pese a los problemas momentáneos se recuperó y siguió tirando andanadas hasta el final, contraponiéndose su frecuencia de puños con la potencia de los golpes de poder de su oponente.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios