Naoya Inoue

Inoue venció por knockout a Jason Moloney y retuvo sus cinturones mundiales unificados del peso gallo

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Campeonato mundial por las coronas WBA e IBF del peso gallo. Primera defensa de sus títulos unificados y segunda defensa de su cinturón IBF por parte del monarca Inoue.

Aunque a muchos les habrá pasado por alto, el hecho es que la pasada madrugada uno de los mejores boxeadores libra por libra de la actualidad, el campeón japonés Naoya “Monster” Inoue 20(17KO)-0, realizó un nuevo combate en suelo estadounidense peleando en el MGM Grand de Las Vegas ante el retador australiano Jason Moloney 21(18KO)-2(1), boxeador de notables cualidades y uno de los mejores aspirantes del peso gallo pero que fue también neutralizado y noqueado en el séptimo round por el temible púgil asiático.

Como se podía prever, Moloney intentó no ceder terreno, aprovechar su frescura al comienzo y arrojar ataques con uno-dos y con ganchos arriba y abajo para ver si de esa manera podía sorprender a un Inoue que llegaba de una dura batalla ante Donaire (que tuvo éxito sobre todo al principio de su encuentro) y de padecer una fractura en el hueso orbital. Con todo, el japonés dio pasos atrás, bloqueó, realizó esquivas y respondió con sus directos para evitar cualquier tipo de repercusiones negativas de relieve más allá de algunos golpes aislados no excesivamente potentes.

Aunque Moloney estaba afrontando apreciable riesgo, el australiano, a diferencia de Emmanuel Rodríguez, tuvo una considerable movilidad en el centro del ring con pasos laterales y entrando y saliendo, de modo que no se expuso tanto a las manos rivales mientras intentaba encontrar las suyas. De todos modos, Inoue, preciso, veloz y hábil, fue llegando con sus rectos, fue controlando los espacios de forma bastante adecuada y terminó desdibujando considerablemente a su adversario, por lo que desde el tercer round terminó tomando de forma definitiva la iniciativa y comenzó a mostrarse más amenazador con sus directos y sus hooks, que acompañaba de uppercuts diestros en corta cuando Moloney arremetía para sacudirse la presión.

Dadas las circunstancias, o sea teniendo frente a sí a uno de los noqueadores más peligrosos libra por libra además de un púgil con mucha destreza, Moloney hacía todo lo que podía y con movilidad, jabs y ganchos zurdos trataba de generar trabajo, pero una vez que había perdido la iniciativa parecía cuestión de tiempo hasta que las manos de poder del nipón terminasen generando daños críticos.

En este sentido, alguna derecha en el quinto round empezó a preparar el camino para que, ya en el sexto asalto, un croché zurdo contragolpeando un jab derribase a Moloney. En la reanudación “Monster” hostigó con ganchos zurdos y directos, pero el australiano se manejó para recuperarse y encajar los nuevos golpes recibidos, consiguiendo alcanzar un séptimo episodio que, de todos modos, sería el último. Acechando a un Moloney que intentaba responder, Inoue cruzó una fugaz derecha entre un intento de uno-dos de su rival, derribando así al retador, que no pudo responder durante la cuenta del árbitro.

Teniendo en cuenta que Moloney, pese a su nivel, no es muy conocido por el gran público, quizás esta victoria no contribuya mucho a la fama de imbatible noqueador de Inoue, pero lo cierto es que esta es una victoria muy meritoria, especialmente por la confianza mostrada tras sus precedentes problemas y por conseguir vencer en todas las distancias y noquear a un boxeador versátil, con pegada y bien preparado. Por ello, por si había alguna duda, el parón en nada ha afectado a Inoue y éste sigue preparado para perseguir de nuevo una unificación de coronas ante el titular WBO John Riel Casimero o contra el ganador del mundial WBC Oubaali-Donaire.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios