Oleksandr Usyk - Dereck Chisora

Previa: Oleksandr Usyk disputa su primer reto de relevancia en el peso pesado ante el batallador Dereck Chisora

Daniel Pi
@BastionBoxeo

A los fans del boxeo ucraniano y, concretamente, de la actual generación de formidables púgiles de esa nacionalidad, lo que sucedió en el enfrentamiento entre Vasiliy Lomachenko y Teófimo López les dejó un pésimo sabor de boca, siendo esto más por el convencimiento de que ”Hi-Tech” no dio todo lo que tenía que por la derrota en sí. Sin embargo, dos semanas después, es el turno de que los ánimos de los seguidores del boxeo ucraniano puedan mejorar de la mano de un insigne púgil que afrontará un importante choque para la consecución de sus objetivos: el excampeón indiscutido del peso crucero Oleksandr “The Cat” Usyk 17(13KO)-0.

Con su victoria en la final del torno World Boxing Super Series sobre el temible Murat Gassiev y su posterior destrucción del enrachado Tony Bellew, Usyk se alzó a la parte alta de las listas libra por libra, si bien desde entonces su carrera le ha visto subirse a un ring en una única ocasión en el plazo de casi dos años, siendo este combate un varias veces aplazado debut en el peso pesado que finalmente disputó ante un reemplazo de limitado nivel como Chazz Whiterspoon.

No obstante, al margen de la inactividad, del tropiezo de su buen amigo Lomachenko, de las lesiones y de las críticas (en buena medida injustificadas) a su última actuación, Usyk disputa este sábado, en el Wembley Arena de Londres (Reino Unido), su primer test de envergadura en el peso pesado, duelo contra un fogueado y peligroso púgil ante el cual pondrá en riesgo su posición como aspirante obligatorio WBO para el título mundial que posee Anthony Joshua.

El adversario que intentará cortar su avance y, en caso de victoria, lograr un último asalto mundialista más será el británico Dereck “War” Chisora 32(23KO)-9(3), un veterano en mil batallas que se ha visto las caras, entre otros, con boxeadores como Vitali Ktlischko, Tyson Fury (en dos ocasiones), David Haye, Robert Helenius, Kubrat Pulev, Dillian Whyte (dos veces) o Carlos Takam. Además, más allá de su bagaje de calidad impresionante, Chisora, que lleva más de media década acechado por las precipitadas peticiones de retiro, entra a su combate con Usyk con un récord parcial de cinco triunfos y una derrota en sus últimos seis combates, siendo su único tropiezo en una batalla ante Whyte que iba ganando a los puntos y tres de sus victorias logradas con brutales knockouts ante Carlos Takam, Artur Szpilka y David Price.

Así, aunque algunos están subestimando el reto que representa, especialmente para un boxeador que ha ascendido desde el peso crucero, y si bien Usyk podría volver a dejar una actuación más allá de lo probable y lo posible para dominar hasta el último segundo, sobre el papel esta es una pugna de alta exigencia y un reto real que se debe valorar de la manera adecuada.

Tal y como sus dispares métodos de entrenamiento simbolizan, pasando el sistema de preparación de Usyk por los ejercicios de artista circense y los juegos de agudeza mental junto a la preparación puramente boxística a diferencia de Chisora, que se basa en una preparación clásica y espartana centrada en durísimos ejercicios físicos y temibles sesiones de sparring, ambos tienen formas de combatir muy diferentes que les deberían llevar a un evidente choque de estilos.

En función de este, el zurdo Usyk debería evitar la distancia corta y media a toda costa, ejecutar sus transiciones a posición defensiva de la manera más rápida posible e intentar jabear, crear diagonales y esperar al bajón físico de su perseguidor a la vez que le castiga con uppercuts y hooks a la contra sucedidos por desplazamientos. Por su parte, Chisora tendrá que intentar forzar una pelea física en la que buscar llegar con sus demoledores golpes de poder curvos y poner a prueba el encaje de un Usyk que algunos creen que puede tener una no demasiado buena resistencia a los puños.

Si bien no podemos saber todavía cuánto darán en la báscula, hay que tener en cuenta que en su primer combate en el peso pesado Usyk dio 97 kg (214 libras) y Chisora marcó en su pelea más reciente 118 kg (260 libras), diferencia abismal para un combate entre dos top 15 y que implicaría, de ser similares las cifras en este pesaje, que en una pelea en corta el local tendría todas las ventajas.

En cualquier caso, además de la habilidad, Usyk tiene la astucia y la inteligencia de ring para evitar esas situaciones comprometidas, debiéndose valorar también que Chisora ha padecido serias dificultades cada vez que un adversario ha mantenido la pelea en la distancia larga, ya fuese su oponente de la cúspide como Fury, un aspirante destacado como Pulev, un prospecto como Kabayel o un boxeador por debajo del top 15 como el peso crucero ascendido Senad Gashi. Así, si Usyk se mantiene firme y concentrado, y si sabe reaccionar si un golpe le daña, tras pasar los primeros asaltos de más tensión debería poder desplegar un dominio y castigar repetidamente con sus variadas combinaciones a un boxeador que, contrariamente a él, suele ir de más a menos en los combates.

Este combate será el estelar de una velada (próximamente encontraréis la previa del respaldo en Bastión Boxeo) que emitirá DAZN desde las 19:00 en España, las 14:00 ET/11:00 PT en Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios