El invicto Chris Kongo logró victoria en el noveno round sobre duro Luther Clay

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Sede central de Matchroom Boxing, Brentwood, Reino Unido. Peso wélter.

Antes de que llegasen los dos combates principales de la cuarta edición de Fight Camp se produjo la victoria del imbatido Chris Kongo 12(7KO)-0 sobre Luther Clay 13(5KO)-2(1), quien ofreció un gran esfuerzo y luchó para intentar el triunfo pero que terminó siendo batido por KOT en el noveno round.

Durante los primeros instantes Kongo intentó tomar la iniciativa e imponer su ventaja en envergadura y en estatura a través de sus directos, pero Clay no tardó en sacudirse la presión y realizar contraofensivas apoyadas en directos y ganchos. Ante esta respuesta de Clay, que terminó haciéndose con la iniciativa, Kongo tiró el jab, dio pasos laterales y buscó sus astutos contragolpes, pero su rival estaba teniendo éxito con sus hooks al torso y con sus directos arriba y abajo.

Estando en esa situación el combate, Kongo necesitaba estar a la altura de las circunstancias, y lo estuvo, sacando contras en directo que llegaron nítidamente contra Clay, que en el quinto asalto quedó tocado por un croché diestro y por posteriores rectos y que recibió fuertes andanadas en las cuerdas. Pese a estos problemas, Clay se rehizo y reanudó su presión, aunque la movilidad de Kongo, sus esquivas, su manejo del jab y sus contras siguieron siendo un obstáculo difícil de superar. De todos modos, en el séptimo round Clay logró avanzar entre dichos puños y volvió a conectar hooks en corta contra un Kongo más cansado y que no dudaba en entrar en clinch.

De nuevo, ante la reacción de su contrincante, Kongo sacó en el octavo episodio precisas contras en directo y gancho zurdo ante un Clay que no dejaba de buscar mermar a su adversario pero que finalmente en el noveno episodio volvió a quedar claramente dañado por un curvo de izquierda y recibió directos y hooks potentes. Durante unos instantes Clay pareció resistir la ofensiva, pero un gancho de izquierda le tumbó por primera vez en la contienda, volando la toalla desde su esquina al considerar que ya había recibido suficiente castigo.

Es complicado no pensar que Kongo desaprovechó en parte su destreza y sus ventajas físicas, pero no se debe pasar por alto que, tras haberse enfrentado sólo a púgiles modestos como profesional, ahora saltaba directamente a un duelo ante un top 15 con buenos triunfos. Por ello, parece que Kongo tiene un buen futuro por delante si se maneja su ascenso de la manera adecuada y logra extraer las lecturas necesarias para su evolución. Sea como sea, en virtud de un cinturón menor WBO, ahora Kongo accederá al top 15 del peso wélter de dicho organismo y comenzará a poner sus miras en la cumbre británica.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios