Previa: La reina indiscutida del peso wélter femenino Braekhus se enfrenta a la monarca unificada McCaskill el sábado en DAZN

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Cuando hace no tantos años en el boxeo femenino abundaban las monarcas de bajo nivel técnico, la noruega Cecilia Braekhus 36(9KO)-0 era la más notable excepción, poseyendo un boxeo hábil desde la distancia larga que ha sido un enigma demasiado complicado de superar para las 36 rivales que ha tenido hasta la fecha. Sin embargo, Braekhus, que lleva en activo desde el año 2007, se acerca al final de su carrera justo cuando una nueva oleada de púgiles con buen bagaje amateur está tomando por asalto el pugilismo femenino.

Así, se habla de que están a su caza la campeona indiscutida del peso medio y monarca unificada del peso superwélter Claressa Shields y la campeona indiscutida del peso ligero Katie Taylor, señalándose que existe la posibilidad de acordar un duelo a peso pactado con ésta, opciones con una notable carga de riesgo que surgen cuando muchos consideran que Braekhus ha perdido unos peldaños respecto al pico de su rendimiento cumbre.

Estando así la situación, a las puertas de las que podrían ser las pugnas con más repercusión de toda su carrera pero acechada por dudas que nunca han estado presentes en su recorrido, Braekhus pondrá fin a una inactividad de 9 meses (será además su segunda pelea en los últimos 20 meses) enfrentándose a la peligrosa, fuerte y llena de coraje estadounidense Jessica McCaskill 8(3KO)-2, campeona unificada del peso superligero.

A esta pugna, que se desarrollará en un cuadrilátero situado en las calles de la ciudad estadounidense de Tulsa, con emisión de DAZN, McCaskill llega tras haber irrumpido con enorme fuerza en un margen de tiempo de dos años y medio. Y es que, entrando como una víctima propiciatoria ante Katie Taylor pero ofreciendo una batalla muy dura a la oro olímpica en diciembre de 2017, McCaskill recibió un contrato con Matchroom Boxing que le ha llevado a la coronación mundial y a cosechar dos victorias ante Erica Farías y una ante Anahí Sánchez.

De todos modos, aunque Braekhus cree que McCaskill ha evolucionado mucho en este tiempo al desarrollar más técnica respecto a su versión original, basada en la cruda búsqueda de intercambios, lo cierto es que las victorias logradas por la estadounidense ante Farías no convencieron a muchos, considerándolas controvertidas. Asimismo, las limitaciones de sus recursos pugilísticos son palpables, de modo que subiendo de categoría y enfrentándose a una Braekhus que es considerada una de las mejores boxeadoras técnicas que ha habido en el boxeo femenino (que además venció más solventemente a la propia Farías y cuando la argentina estaba en un mejor momento), parece que McCaskill lo tiene muy complicado si su adversaria logra mantener los espacios, enfría la pugna e impone sus buenos directos.

Sin embargo, estando en el aire la posibilidad de que de un momento a otro Braekhus muestre debilidades importantes fruto del paso del tiempo, y midiéndose a una púgil potente, no hay una excesiva diferencia entre ambas en las apuestas, pensándose que si McCaskill se olvida de intentar boxear contra una reina del boxeo táctico y se centra en hostigarla con fiereza lanzándole numerosos golpes de poder podría ofrecer una buena actuación en los intervalos en la distancia corta en los que tratar de mantener la pugna igualada, difícil de puntuar y con elevado desgaste físico, su única opción de triunfo más allá de una decisiva mano al ataque.

Desde las 2:00 de la madrugada del sábado al domingo en España, las 20:00 ET/17:00 PT en Estados Unidos, DAZN retransmitirá la velada encabezada por el Braekhus-McCaskill.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios