Previa: Continúa el asalto uzbeko al boxeo profesional, Madrimov y Giyasov respaldan al Braekhus-McCaskill

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Desde hace un par de años se podía prever que una extraordinaria generación de boxeadores uzbekos iban a dar mucho que hablar en el pugilismo profesional, siendo los principales protagonistas de esta irrupción nombres como Israil Madrimov, Shakhram Giyasov, Bahodir Jalolov, Bektemir Melikuziev, Shohjahon Ergashev y Murodjon Akhmadaliev, de los cuales el último ya es campeón unificado del peso supergallo y número 1 de su división.

Pues bien, tanto el peso superwélter Israil Madrimov 5(5KO)-0 como el peso superligero Shakhram Giyasov 9(7KO)-0 están también a un paso de pelear en una pugna crucial ante la cumbre de sus respectivas categorías, siendo Madrimov 2º WBA y Giyasov 6º a pesar de que todavía no tienen ni diez peleas profesionales a sus espaldas. Para prepararse para la que podría ser una prueba de fuego trascendental en su siguiente subida a un ring, el próximo sábado ambos respaldarán en peleas separadas el mundial femenino indiscutido del peso wélter entre Cecilia Braekhus y Jessica McCaskill.

En el caso de Madrimov, éste se enfrentará a un buen boxeador como el estadounidense Eric Walker 20(9KO)-2, que posee cualidades y aspiraciones y un destacable récord, en el que se encuentran triunfos ante nombres como el hábil Christoper Pearson (que en su último combate ha vencido al invicto bronce olímpico Yamaguchi Falcao) o ante los exaspirantes mundiales John Thompson y John Jackson, habiendo sufrido sus únicas derrotas a los puntos y de manera ajustadísima ante púgiles como Patrick Day y Brandon Adams.

Así, este puede parecer un reto de envergadura para un púgil con sólo cinco peleas, si bien Madrimov está impresionando tanto que partirá como favorito dejando a su rival al borde de la máxima diferencia de 17 euros por euro apostado, siendo esto realmente razonable por el excelente posicionamiento, el desparpajo al ataque y la ejecución de los golpes de poder del uzbeko.

Por su parte, el también hábil y potente Giyasov será más amplio favorito aún, puesto que, aunque en principio se debería haber enfrentado a Francisco Rojo, finalmente su rival será el sustituto Winston Campos 31(19KO)-7(3)-6, boxeador que ha sumado derrotas en sus mayores peleas pero que se ha medido a púgiles como Josh Kelly (aguantó los diez asaltos contra él), Josh Taylor o Ismael Barroso, por lo que al menos permitirá hacer ciertas lecturas respecto al estado en que se encuentra el boxeo del uzbeko.

Junto a estas dos peleas, el respaldo del Braekhus-McCaskill se completará con dos combates, teóricamente pactados a seis asaltos, para dos imbatidos prospectos, siendo uno de los duelos el que realizará en el peso medio el estadounidense Nikita Ababiy 8(6KO)-0 ante un competente Jarvis Williams 8(5KO)-2-1 y el otro la segunda pelea pactada a seis rounds en la carrera del peso pluma Raymond Ford 5(2KO)-0 ante un Eric Manríquez 7(3KO)-10(3)-1 con amplia experiencia ante invictos en ascenso y que, pese a sus malos números, ha dejado algunas meritorias actuaciones.

Desde las 2:00 de la madrugada del sábado al domingo en España, las 20:00 ET/17:00 PT en Estados Unidos, DAZN emitirá este evento.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios