Barrett logró espectacular victoria en gran combate contra Donovan y Rachel Ball derribó y venció a invicta Courtenay

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Sede central de Matchroom Boxing, Brentwood, Reino Unido.

Antes de alcanzar el enfrentamiento principal de la velada de la tercera semana de Fight Camp, el evento organizado por Matchroom Boxing dejó un encuentro coestelar que resultó incluso más interesante de lo esperado, ya que los peso superpluma Zelfa Barrett 24(15KO)-1 y Eric Donovan 12(7KO)-1(1) ofrecieron un gran choque que concluyó con triunfo del primero por KOT en el octavo asalto.

Barrett y Donovan plantearon un enfrentamiento bastante marcado por la táctica en el comienzo, en el que ambos se estudiaron y realizaron repetidos amagos antes de impactar predominantemente puños rectos, tanto aislados como en combinación, tanto al ataque como al contragolpe. Así, contestándose de forma inmediata en cuanto uno de ellos acertaba, los primeros asaltos resultaron igualados, si bien con el paso del tiempo el zurdo Donovan, que mantenía más juntas sus ofensivas y solía tirar más manos enlazadas, empezaba a decantar un tanto de su lado la contienda, logrando además en el quinto round estremecer a Barrett con una gran izquierda parte de un uno-dos.

Presionado por las circunstancias, Barrett se vio obligado a intensificar sus acciones en la segunda mitad, logrando sacudir a Donovan con un hook en el sexto round que mostró que utilizar su ventaja en explosividad era el camino a seguir para él. Así, en el séptimo round, con un nuevo gancho zurdo al ataque Barrett derribó a Donovan, que en la reanudación fue hostigado hasta que poco antes de terminar el episodio un par de hooks le volvieron a tumbar. Durante el octavo asalto Donovan intentó aguantar y tiró algunos contragolpes, pero Barrett sacó un croché de mano adelantada a la contra que estiró en el tapiz a su oponente y le dio el triunfo por KOT.

Barrett se jugaba mucho, puesto que una derrota podría poner en peligro el apoyo recibido por parte de Matchroom Boxing, así que en esta pelea crucial para él y entretenida para el público logró un triunfo espléndido, además con un desenlace espectacular, que le alzará a buenas oportunidades.

En cuanto al enfrentamiento femenino entre Shannon Courtenay 5(2KO)-1 y Rachel Ball 6(0KO)-1, se podía prever una pelea dura para la primera, y efectivamente lo fue. Y es que Courtenay, que pesó 1,5 kg más que su rival en la báscula, fue derribada y derrotada por Ball, que se impuso con una acertada cartulina del juez-árbitro de 77-75, consiguiendo una victoria importantísima que podría cambiar el signo de su carrera.

Courtenay encontró un gran reto ante la espigada Ball, que se anotó un contundente knockdown en el primer asalto al conectar un curvo de mano adelantada a la contra en respuesta a un ataque de su rival, espoleada por haber impactado una buena derecha anteriormente. Aunque quedó dañada, Courtenay volvió rápido al combate, logrando tener buenos resultados durante los siguientes dos asaltos, presionando, moviendo la cintura y llegando con buenos ganchos. Pero en el ecuador de la contienda, en rounds disputados, Ball se apoyó en una buena frecuencia de golpes y en su largo alcance para conectar repetidamente con jabs y con el uno-dos y superar el trabajo de su oponente.

Lejos de dejar escapar su récord invicto, Courtenay replicó de nuevo con más habilidad al ataque y variadas trayectorias de golpeo para no sólo impactar golpes curvos, sino también para amenazar con desbordar a su adversaria. Pero a Ball le llegó un segundo aire en el momento adecuado y consiguió defender su ventaja en un decisivo último round en el que Courtenay, cansada, pagó el precio de tener que intensificar tanto sus acciones en búsqueda de la remontada.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios