El exretador mundial Jono Carroll sufrió derrota contra pronóstico ante Maxi Hughes

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Production Park Studios, South Kirkby, Reino Unido. Peso ligero.

En la noche del miércoles, el irlandés, exaspirante mundial del peso superpluma, Jono Carroll 18(4KO)-2-1 afrontaba una pelea pretendidamente de rodaje para prepararse para un importante combate internacional, siendo su oponente el británico Maxi Hughes 21(4KO)-5(2)-2 quien, tras caer en todos sus encuentros destacados, entraba en las apuestas pagándose entre 11 y 15 euros por su victoria. Sin embargo, aunque se podía esperar que ofrecería una actuación a la altura de las circunstancias, Hughes directamente superó cualquier expectativa al anotarse una victoria contra todo pronóstico por decisión unánime y cartulinas de 97-93 y doble 96-95. La primer tarjeta parece sesgada, siendo el combate igualado y con varios asaltos difíciles de puntuar, si bien es cierto que Carroll no estuvo acertado en su elección estratégica y, como él mismo confirmó, quizás minusvaloró un tanto a su contrincante.

En el inicio, Hughes no estaba dispuesto a ponérselo fácil al favorito Carroll, mostrándose muy concentrado y rápido en el primer round para tirar su jab y replegarse y contestar con fugaces combinaciones al contragolpe las entradas rivales, aunque no pudo evitar varias series de hooks al torso de su oponente. En el segundo asalto, aunque Hughes siguió ordenado y atento, quizás Carroll tuvo más acierto con sus arremetidas con golpes curvos, pero en el tercer episodio “Maxi” de nuevo estuvo muy acertado con sus contragolpes, destacando un buen uppercut.

Parecía que buscando arremetidas desde lejos en lugar de ofrecer su intensa y característica presión de tantos combates, Carroll estaba teniendo demasiados problemas para marcar la diferencia, siendo evidente que cuando podía mantenerse en corta sus andanadas de curvos tenían mayor eficacia. De todos modos, siendo el púgil que mejor condición física tenía, además de mayor resistencia, y habiéndose apoyado en una notable carga de trabajo hacia el torso de su rival, el paso de los minutos parecía favorecer a Carroll, cuyas entradas y salidas tuvieron mejores efectos en los asaltos intermedios.

En cualquier caso, Hughes siguió llegando aisladamente con muy buenos puños en directo zurdo y ganchos diestros y mostrándose competitivo a pesar de que los movimientos de cintura de Carroll y sus súbitas embestidas podían resultar las acciones más llamativas de los episodios. Asimismo, en los dos últimos rounds a Hughes pareció llegarle un tardío segundo aire que le ayudó a sacar precisas izquierdas rectas y en croché, algunas en arriesgadas ofensivas, que llegaron claramente contra un Carroll ahora más cansado.

Tal y como afirmaron los comentaristas de la emisión, la derrota hoy en día tiene consecuencias relativas, puesto que mostrar debilidad es la única forma de que determinados boxeadores decidan dar un paso adelante y acepten enfrentarse a púgiles que hasta el momento parecían mucho más complicados. De ese modo, a un Carroll resignado (y al que de haberle dado un único round más los jueces tendría intactos sus planes) sólo le queda esperar que algún boxeador destacado quiera explotar esta derrota e intente añadir su nombre a su récord. De lo contrario, a Carroll le esperan largos meses de victorias de recuperación para volver a situarse en las peleas importantes.

En cuanto a Hughes, éste logra sin lugar a dudas la mayor victoria de su carrera, precisamente cuando menos se esperaba, pareciendo que la veteranía que ha ganado en estos años le ha hecho amasar una solidez boxística que, sumada a una actuación verdaderamente concentrada y con fe en el triunfo, ahora le sitúa al alcance de los mayores combates posibles en el circuito británico y quién sabe si cerca de una oportunidad internacional de calado.

Si quieres ver el vídeo oficial y legal de la velada completa sigue el siguiente enlace:

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios