Luis A. López se hizo con cuestionable victoria dividida ante Andy Vences

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso superpluma.

El mexicano Luis Alberto López 21(11KO)-2 se presentaba sobre el papel como un rival complicado para el estadounidense Andy Vences 23(12KO)-2-1 y, ciertamente, lo fue, llegando incluso a dejar tocado seriamente al favorito en el sexto round. Con todo, al terminar el encuentro parecía que Vences había sostenido un trabajo más preciso y regular y que merecía el triunfo, viéndolo de esa manera diversos expertos. Pero contradiciendo esas opiniones y la de un juez, que le dio el triunfo a Vences por 96-94, otros dos jueces le otorgaron el triunfo dividido cuestionable a López, que logró por mucho el mayor éxito de su carrera.

En el arranque hubo momentos de acierto de López, que con sus embestidas con heterodoxos directos hizo caótico a su favor el encuentro, tardando unos minutos Vences en ordenarse y encontrar su boxeo. No obstante, poco a poco Vences empezó a impactar su jab entre la abierta guardia de López y a neutralizar sus ataques con contragolpes en croché zurdo que llevaron al visitante a ceder el centro del ring y a buscar desde lejos sus acciones ofensivas.

Con la acometividad inicial de López neutralizada, Vences comenzó a utilizar su ventaja en altura y alcance para anotar manos aisladas y de ese modo superar los esfuerzos de su adversario, que con su limitada técnica tenía dificultades para encontrar la manera de acortar eficazmente la distancia y que cuando se replegaba bajo una ofensiva solía bajar las manos en excesos de confianza, exponiéndose a nítidos puños.

De todos modos, López no estaba ni mucho menos vencido y, tras un quinto round en el que se produjo un fuerte choque de cabezas, en el sexto episodio dejó claramente tocado con un uppercut diestro a Vences, que fue hostigado a continuación peligrosamente con series de curvos y fuertes derechazos, ataques a los que respondió valientemente con su directo para evitar la detención.

Después de ese punto crítico en su actuación, Vences reaccionó en el séptimo episodio y disipó la amenaza volviendo a apoyarse en el boxeo con espacios, haciendo que diversos expertos considerasen alcanzado ese round que se había asegurado el empate (entre ellos Andre Ward con su cartulina extraoficial de ESPN). Posteriormente, hubo momentos de igualdad y acertados ataques con ganchos y rectos de López, pero terminando éste desplazándose excesivamente ante los directos de Vences en el décimo round, todo parecía indiciar que el local lograría la victoria, si bien finalmente no fue así, sorprendiendo a muchos el veredicto.

Teniendo en cuenta sus limitaciones en la gestión del ritmo y su cierta previsibilidad, Vences no ofreció una mala actuación, o al menos no una tan mala como para justificar la negativa posición en la que queda con esta derrota. Y es que, tras su tropiezo ante Albert Bell y su desaparición de los rankings, una derrota contra pronóstico ante un visitante de graves defectos técnicos hará que su valorización se derrumbe a ojos de muchos, puede que entre ellos miembros de Top Rank. Por otro lado, López logra una victoria que debería ser determinante para su carrera y valerle buenas oportunidades en adelante, en las que con sus falta de ortodoxia, su dureza y su valentía podrá ofrecer meritorias actuaciones, si bien sus grandes descuidos defensivos y la multitud de huecos que deja al contragolpe harán muy difícil que consiga una victoria ante un oponente de nivel, sólido y con aspiraciones mundialistas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios