Cartel promocional del evento Vasiliy Lomachenko vs. Richard Commey

Previa: Lomachenko busca continuar su remontada enfrentándose al pegador Richard Commey en velada de ESPN

Daniel Pi
@BastionBoxeo

El duro revés que se llevó Teófimo López al ser derrotado contra todo pronóstico por George Kambosos tuvo también repercusión en el exnúmero 1 libra por libra ucraniano Vasiliy Lomachenko 15(11KO)-2. Y es que muchos señalaron entonces que si un Kambosos supuestamente por debajo del nivel de la élite había vencido a López y López había derrotado a Lomachenko, se debía reducir todavía más la valoración actual de “Loma”.

Es evidente que tales lecturas son, cuanto menos, muy simplistas, ya que, entre otras cosas, las comparaciones indirectas por sí solas pueden resultar realmente inexactas y, además, un boxeador del máximo nivel puede padecer una puntual mala noche o un aislado grave error táctico en cualquier momento de su carrera sin que ello sea una muestra de limitación pugilística. Esto queda muy claro en el caso Lomachenko, que simplemente pagó carísimo su terrible error estratégico de empezar a intensificar el trabajo ofensivo demasiado tarde en la pugna contra López. Aun así, si el ucraniano tenía una considerable cantidad de trabajo ya acumulada para intentar recuperar su perdida posición en cuanto a valoración, ahora si cabe la tarea se ha endurecido un poco más.

No obstante, se piense lo que se piense de él, el hecho es que Lomachenko es 1º WBC y WBO, 4º WBA y 6º IBF del peso ligero y que está a un paso de acceder a un trascendental mundial (que podría llegar a ser por el título indiscutido si se produce pronto el Kambosos-Haney), siendo su último obstáculo antes de esta meta su contrincante del sábado, el pegador ghanés y excampeón mundial Richard “RC” Commey 30(27KO)-3(1), 4º WBO y 5º WBC e IBF.

El enfrentamiento Lomachenko-Commey será el estelar de una velada que se producirá en el Madison Square Garden de Nueva York, Estados Unidos, y que será emitida a grandes audiencias en dicho país a través de ESPN, ya que será el programa que sucederá a la retransmisión de la entrega del prestigioso premio de fútbol americano Heisman Trophy.

Con el acceso a un mundial unificado en juego y peleando dos excampeones mundiales, el choque resulta muy interesante de por sí, pero además será un enfrentamiento en el que se realizarán nuevas comparaciones (Commey fue batido en dos rounds por Teófimo López), que tiene alicientes tácticos y que además permitirá responder a ciertas preguntas. En cuanto a esto último se debe tener en cuenta que muchos consideran que si Lomachenko abandonó su actitud defensiva tarde contra López fue debido a que tenía miedo de su pegada, suposición a la que “Loma” tendrá la oportunidad de dar réplica contra un temible noqueador como Commey.

Sea como sea, aunque si alguien tiene la opción del pegador en sus combates éste es Richard Commey, que posee un afiladísimo uso de los directos del que dio muestras en su último duelo contra Jackson Maríñez, el claro favorito para vencer este enfrentamiento es Lomachenko. Si bien el africano tiene ventaja en altura y alcance y cuenta con una apreciable explosividad, su boxeo es previsible en su elección de golpes, basada esencialmente en el uno-dos con paso y en el gancho zurdo, mientras que Lomachenko tiene un sinfín de recursos, ya sea con breves combinaciones de curvos deslizándose hacia la distancia corta, con directos en embestida desde lejos, con ganchos tras diagonales o fintas y con sus continuos giros que confunden a sus contrincantes.

Por ello, y siendo un púgil defensivamente muy eficaz y que tiene ventaja en inteligencia de ring sobre casi cualquier oponente, el resultado a esperar es que Lomachenko salga victorioso seleccionando astutamente sus manos y sus rápidas y recurrentes andanadas y evitando los más peligrosos golpes de poder de su contrincante, un Commey que deberá andarse con mucho ojo con los puños al torso de su rival (y con sus engaños variando alturas o amagando para facilitarlo), que podrían mermarle de forma decisiva.

Anderson sigue hacia el top 15 pesado
En el semifondo de este evento combatirá la máxima promesa estadounidense actual del peso pesado Jared “Big Baby” Anderson 10(10KO)-0, que continuará su escalada hacia del top 15 de la división afrontando su mayor test hasta la fecha contra el ucraniano Oleksander Teslenko 17(13KO)-1(1).

Hace unos años, Teslenko era un destacado prospecto de la división por sus cualidades mostradas sumadas a su gran bagaje amateur, pero su proyección estalló por los aires en su penúltimo combate al ser batido en cinco asaltos por la piedra de toque Shawndell Terell Winters. En este momento, y habiendo realizado un único combate desde su primera derrota (periodo de tiempo en el que Anderson ha disputado sus diez peleas), Teslenko afronta como visitante una pelea dificilísima ante una estrella en construcción.

De ese modo, siendo Anderson un púgil muy contundente, preciso y con la moral por las nubes que se mide a un adversario en duda, menos rodado y con su encaje muy cuestionado, se prevé que “Big Baby” pueda sumar una nueva victoria que continúe expandiendo su prestigio, estando en manos de Teslenko intentar sorprender generando obstáculos con lo mejor de su boxeo táctico.

En Estados Unidos ESPN y ESPN Deportes (así como otras ramas de ESPN en el resto del continente americano) emitirán la cartelera el sábado desde las 21:00 ET/18:00 PT, las 3:00 de la madrugada del sábado al domingo en hora de España, donde se podrá comprar un PPV de Fite para visualizarla.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios