Carlos Caraballo

Carlos Caraballo demolió en cuatro rounds a Leonardo Báez, Eduardo Báez derrotó de forma unánime al invicto Abimael Ortiz

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Plaza del Quinto Centenario, San Juan, Puerto Rico. Peso supergallo.

No se puede saber realmente cómo de peligroso o eficaz es un noqueador hasta que, abandonando las peleas de desarrollo ante púgiles modestos, afronta una prueba de fuego, test que en el caso del puertorriqueño Carlos Caraballo 14(14KO)-0 fue superado con impresionante rotundidad. Enfrentándose al combativo mexicano Leonardo Báez 18(9KO)-4(3), que le aventajaba muchísimo en experiencia de calidad, Caraballo se impuso en sólo cuatro rounds para demostrar que su pegada es una amenaza real y que tiene cosas que decir en el top 15 de alguno de los organismos.

Es justo decir, eso sí, que con su boxeo simple y de choque Báez dio facilidades a un pegador como el boricua, puesto que al abalanzarse sobre él y llevar la pelea a la distancia corta permitió que Caraballo, que bloqueaba bien los golpes, contestase con explosivos ganchos, uppercuts y crochés. Así, tan pronto como en el segundo round, Báez terminó pagando el precio de su tosco afán ofensivo recibiendo, de un Carballo de espaldas a las cuerdas, dos fuertes uppercuts zurdos y un gancho de esta misma mano que le llevaron al tapiz.

Báez se alzó de la lona, pero no estaba recuperado (posteriormente caería de nuevo sin recibir cuenta), de modo que, como siguió buscando el combate acortando los espacios, fue acumulando castigo de parte de un Caraballo realmente preciso a la contra. Cuando la pugna llegó al cuarto round Báez fue estremecido repetidas veces por los curvos del local, debilitándose cada vez más hasta el punto de que, claramente afectado, su esquina tiró la toalla.

Caraballo es joven y todavía le falta ahondar bastante en su adquisición de experiencia pero, con un 100% de knockouts en una categoría como la del peso supergallo y ahora contando con una victoria ante un buen rival y en un combate televisado en Estados Unidos, se puede ser optimista de cara a que recibirá adecuadas oportunidades en adelante.

Derrota del invicto Ortiz
Sí logró salir con el brazo en alto en cambio el hermano de Leonardo, Eduardo Báez 19(6KO)-1-2, que le asestó la primera derrota de su trayectoria profesional al puertorriqueño Abimael “Manos de Piedra” Ortiz 8(4KO)-1-1 con una decisión unánime y cartulinas de 80-72 y doble 79-73.

Aunque también recurrió a un agresivo avance sobre su contrincante, Eduardo Báez es un boxeador más hábil y completo, y además tenía frente a sí a un púgil que, pese a su apodo, no tiene demoledora pegada, por lo que pudo usar su ritmo y su frecuencia de ataques para volver a impresionar a los jueces. Es verdad que Ortiz en varios momentos estuvo a la altura de las circunstancias en los intercambios y en ocasiones su claridad de golpe fue superior, pero la cadencia ofensiva de Báez y su regularidad le permitieron lograr una victoria que debería permitirle ya aparecer en algún ranking del peso supergallo y apuntar a la mayor pelea de su carrera a medio plazo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios