Vergil Ortiz

El pegador del peso wélter Vergil Ortiz mantuvo su 100% de knockouts batiendo por KOT al excampeón Maurice Hooker

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Dickies Arena, Fort Worth, Estados Unidos. Peso wélter.

Ni logró vencer en menos asaltos que José Carlos Ramírez ni fue tan abrumador su dominio como en anteriores ocasiones, sumándose a ello su parcial fallo en la báscula, pero el joven estadounidense Vergil Ortiz Jr. 17(17KO)-0 mantuvo su 100% de knockouts y se anotó una nueva importante victoria, en este caso la mejor de su trayectoria hasta la fecha, superando por KOT en siete asaltos al exmonarca mundial Maurice “Mighty Mo” Hooker 27(18KO)-2(2)-3, que nuevamente tuvo loables momentos de éxito.

Era evidente que Ortiz, queriendo seguir expandiendo su imagen de extraordinario pegador y superar el KO en cinco rounds obtenido por José Carlos Ramírez ante este púgil, salió al ring dispuesto a presionar intensamente y a hostigar a un Hooker que, pese a su apariencia de endeble y a las fuertes andanadas recibidas, aguantó, se desplazó, usó sus rectos de manera disuasoria y contragolpeó buscando huecos con sus ganchos. De hecho, además de que Hooker ofreció el planteamiento adecuado para sus intereses, en el segundo round conectó manos nítidas en réplica a las fortísimas series de Ortiz, frenando un tanto su acometividad inicial, sobre todo en un tercer round en el que “Might Mo” incluso se permitió tomar brevemente el centro del ring y descerrajar derechazos contra su menos experimentado oponente.

De todos modos, aunque Ortiz falló manos al ataque y recibió duras contras (según el conteo computerizado en los primeros cuatro rounds había casi un empate en golpes de poder conectados) y tuvo que pensarse dos veces sus cargas durante unos instantes, lo cierto es que, alcanzado el quinto round, Hooker ya había quemado casi todos sus cartuchos por el esfuerzo realizado para intentar hacerse respetar, así que el ímpetu, el ritmo y la voluntad de su fuerte adversario le supusieron volver a ser acechado de manera peligrosa, siendo alcanzado por fuertes hooks y directos.

Dando muestras de debilidad ante un peligrosísimo noqueador, la ruptura definitiva del combate no tardó en llegar, ya que en el sexto round Hooker quedó dañado por un gancho al hígado y fue llevado a la lona por una serie de rectos. En la reanudación Ortiz pasó al ataque de manera descontrolada, recibiendo y conectando puños, pero no fue hasta el séptimo episodio cuando, después de un hook al torso y un posterior directo, Hooker cayó al tapiz por segunda vez y se produjo la detención.

Algunos piensan que tener que dar el peso a la segunda podría implicar que el ascenso al peso superwélter de Ortiz podría no estar tan lejos como se pensaba, mientras que otros opinan contrariamente que el fallo resultó irrelevante y que todavía le quedan años en la división, pudiendo, según ellos, incluso dar el peso superligero si se lo propone. Sea como sea, en su combate ante Hooker, Ortiz evidenció sus habituales cualidades a base de acometividad y precisión con los golpes de poder, pareciendo que se dosificó algo mejor que con Samuel Vargas, si bien también se hizo más evidente que su afán por asombrar con su agresividad le hace susceptible a poderosas contras.

La réplica de Hooker, pese a ser seca, no se puede equiparar a la de los más peligrosos peso wélter, de modo que, no pudiéndose dar nada por sentado respecto al encaje o el potencial total de un boxeador hasta que no se encuentra ante un reto de élite, se vio lo suficiente de Ortiz como para que los monarcas puedan respirar algo más aliviados. Con todo, pese a su juventud y a los aspectos que tiene que pulir, su combinación de frecuencia de ataque, corte de ring y potencia le hacen un boxeador entre los más destacados aspirantes del peso wélter, pareciendo que debería llegarle pronto una prueba de fuego trascendental.

En este sentido el promotor de Ortiz, Óscar de la Hoya, ha asegurado que le gustaría hacer que retase a Terence Crawford a continuación, pero habiendo tantos poderosos intereses cruzados en la división wélter y estando el campeón emplazado a un probable choque ante Shawn Porter (que podría recibir la etiqueta de aspirante obligatorio), no está claro que el prospecto vaya a lograr pronto esa pelea, pareciendo que quizás tenga que disputar una antesala mundialista ante un aspirante de élite antes de alcanzar su primer campeonato.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios