Roger Gutiérrez

René Alvarado cayó tres veces a la lona y fue derrotado de forma unánime por Roger Gutiérrez en el semifondo del García-Campbell

Daniel Pi
@BastionBoxeo

American Airlines Center, Dallas, Estados Unidos. Peso superpluma.

Justo después de que se produjese la victoria del campeón mundial minimosca Félix Alvarado, le llegó el turno a su hermano, el peso superpluma y subcampeón WBA René Alvarado 32(21KO)-8(1), que no pudo cumplir con su cometido ante el pegador venezolano Roger Gutiérrez 24(20KO)-3(2)-1, quien le derribó tres veces para hacerse con una victoria a los puntos por decisión unánime. Las cartulinas fueron de triple 113-112.

Puede que René sea ligeramente más cauteloso que su hermano Félix, pero el hecho es que comparte con él una voluntad por tomar la iniciativa y por buscar mermadores golpes de poder, cosa que Gutiérrez padeció inicialmente antes de que un certero contragolpe en croché sacudiese a Alvarado en un cierre de primer round marcado por peligrosos intercambios. Pese a la amenaza recibida, Alvarado no cambió su plan de batalla y siguió avanzando y encontrando los huecos para su derecha recta y para sus hooks zurdos ante un Gutiérrez que pese a mantenerse ordenado en su retroceso tenía menor cadencia.

No obstante, en el tercer episodio Gutiérrez sacó un uppercut diestro que tiró al tapiz a Alvarado, quien poco después de la reanudación volvió a caer por un directo de su adversario, que no estaba dispuesto a perder la oportunidad. Aun así, y aunque fue estremecido nuevamente, el nicaragüense logró soportar los ataques y sacar duras contras con puños curvos que frenaron, cortaron y dañaron a Gutiérrez en lo que pudo parecer un punto de inflexión, dado que el venezolano en adelante se vio obligado a acelerar sus pasos sin poder evitar las potentes manos de un Alvarado que acechaba con evidente peligro.

Los resultados positivos se estaban acumulando para Alvarado, que en el quinto round impactó duros ganchos, uppercuts y directos contra un Gutiérrez visiblemente desgastado y con el rostro ensangrentado. De todos modos, aparentemente a Gutiérrez le llegó un segundo aire en el sexto asalto que le permitió no ceder tanto y estar más activo con sus directos en adelante. Es más, al coincidir esto con una disminución de la actividad de Alvarado, Gutiérrez consiguió recortar la distancia en las tarjetas.

Con la situación de esta manera, en el último tramo «Gemelo» tiró de las energías que le quedaban para ofrecer una cierta intensificación ofensiva que, logrando alcanzar la distancia corta, le valió para llegar con uppercuts y hooks de limitado recorrido que por insistencia le permitieron capturar rounds y rozar el triunfo, si bien un croché zurdo en el último episodio le derribó por tercera vez en la pelea. Alvarado no quedó críticamente afectado y consiguió terminar en pie el combate pero con este decisivo tercer knockdown en su contra su lugar en las puntuaciones de los jueces quedó sentenciado.

Además de ser esta una de las dos grandes victorias de la carrera de Gutiérrez, que en esta ocasión venció a un púgil conocido y en racha, el triunfo lleva emparejado un impulso moral por haberlo obtenido en una revancha ante el boxeador que le asestó su primera derrota y en el duelo coestelar de una importante velada. De todos modos, aunque parece posible que Gutiérrez pueda explotar este éxito para alcanzar una gran oportunidad durante este 2021, las brechas de su boxeo son lo suficientemente graves como para que no se le den posibilidades ante la mayoría de los versátiles y sólidos boxeadores de la élite de la categoría, quienes en líneas generales le superan en prácticamente todas las facetas pugilísticas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios