Panya Pradabsri

El reinado de seis años del invicto campeón Moonsri (Menayothin) terminó con derrota unánime ante Pradabsri

Daniel Pi
BastionBoxeo

Ring al aire libre situado frente al ayuntamiento de la ciudad de Nakhon Sawan, Tailandia. Campeonato mundial WBC del peso mínimo, 13ª puesta en juego del monarca Moonsri.

No era un buen augurio que el campeón tailandés Chayaphon Moonsri 54(18KO)-1, más conocido como Wanheng Menayothin, hubiese llegado a anunciar su retiro de los cuadriláteros unos meses atrás. Sin embargo, ciertas presiones le convencieron para que realizase una defensa más ante su compatriota Panya Pradabsri 35(22KO)-1, puesta en juego que ha terminado siendo un cambio de relevo entre los dos púgiles de Tailandia. Y es que el veterano Moonsri, tras seis años de reinado y una racha invicta de 54 victorias, ha sufrido este viernes su primera derrota a manos del citado Pradabsri, que se ha impuesto de forma unánime y con tarjetas de razonable triple 115-113.

De todos modos, la victoria de Pradabsri fue muy trabajada y no se produjo ofreciendo su habitual presión, sino que optó por un planteamiento táctico y contragolpeador que era una apuesta muy arriesgada. En el round inicial quedó de manifiesto que tenía contundencia para ofrecer una presión que pudiese poner en apuros a Moonsri, si bien Pradabsri optó por buscar sin prisa sus derechazos e insistentes ganchos zurdos al hígado. Por ello, tras ciertos ajustes, el campeón le contestó con veloces ataques con su uno-dos y con combinaciones de hooks que le sorprendieron un tanto.

Con la amenaza del veterano Moonsri sobre él pero poseyendo un deseo de victoria más que evidente, en el tercer round Pradabsri intentó lanzar contragolpes con mucha potencia, en varias ocasiones descontrolándose en su ejecución, si bien esto no impidió que llegase igualmente con directos, ganchos de mano adelantada y algún que otro uppercut.

Dado que Moonsri tiene mucha experiencia y como su oponente estaba esencialmente centrado en caminar y contragolpear, cuando el titular tenía un asalto flojo en el inmediatamente posterior intensificaba sus acciones para lanzar sus directos en buen número y así compensarlo.

Así, los episodios estaban muy contendidos y la pelea estaba en líneas generales igualada, sucediéndose el éxito de uno y otro entre las persistentes acometidas de Moonsri y el éxito al contragolpe y defensivo de un Pradabsri que mostró más habilidad que en todas sus anteriores pugnas juntas.

Estando así la situación, y con el monarca siendo consciente de que la pelea estaba demasiado disputada para sus intereses, entre el octavo y el décimo episodio tiró de valentía, tenacidad e insistencia para, con una presión firme y agresivas series de rectos o de ganchos, apuntar a una remontada. No obstante, en los dos últimos rounds sus energías no le aguantaron y sus ataques se encontraron con precisas contras en directo y hook de un Pradabsri que efectuó también eficaces acciones defensivas para neutralizar el éxito de su rival y frenar su remontada.

De manera imparcial, hubiese sido perfectamente válido un empate, pero la victoria de Pradabsri no resulta ni mucho menos injusta, habiendo logrado durante diversos asaltos llegar con los golpes más claros y además mostrarse lo suficientemente elusivo como para reducir el efecto de la superior cadencia de su oponente. Asimismo, habiendo apuntado Moonsri al retiro, estando ya quemada la historia de su récord invicto y enfrentándose en una defensa a un compatriota más joven con el que tiene en común patrocinadores, para los promotores del evento resultaba el momento ideal para que se produjese un relevo que no supusiese una ruptura en las emisiones de campeonatos mundiales WBC del peso mínimo en suelo tailandés a través de Channel 7.

Sea como sea, en Pradabsri tenemos a un campeón que ha demostrado en el pasado buena capacidad de definición y que en su coronación ha superado en buena parte gracias a una mejorada destreza a un afianzado monarca, por lo que será interesante ahora comprobar cuál es su regularidad y cómo encara su reinado.

Por su parte, habiendo sufrido su primera derrota, la trayectoria de Moonsri ahora será olvidada por algunos mientras otros continuaran con burlas que no merece el púgil sino en todo caso su promotor y los medios que apoyaron la historia de su récord de imbatibilidad. Sea como sea, siendo justos hoy ha terminado un muy buen reinado del para muchos número 1 de la categoría durante más de media década, un boxeador que dentro de lo que le ha permitido el paso del tiempo, ha sido constante y ha dejado grandes actuaciones repletas de astucia, de excelente selección de golpes y de plásticas combinaciones con variación de altura.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios