Proclamación del combate entre Katie Taylor y Miriam Gutiérrez

Katie Taylor se mantuvo como monarca indiscutida del peso ligero con abrumadora victoria sobre Miriam Gutiérrez

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Wembley Arena, Londres, Reino Unido. Campeonato por las coronas mundiales unificadas WBA, WBC, WBO e IBF del peso ligero. Segunda defensa como monarca indiscutida de Taylor.

Las apuestas no daban opción de victoria a la retadora, como tampoco lo hacían los análisis previos objetivos, por lo que no resultó sorprendente que la considerada número 1 libra por libra del boxeo femenino, la monarca indiscutida del peso ligero Katie Taylor 17(6KO)-0, venciese de forma abrumadora a la aspirante Miriam Gutiérrez 13(5KO)-1. No obstante, aunque cayó a la lona, fue sacudida repetidamente y recibió muchísimos golpes, Gutiérrez evitó el knockout, llegando su derrota por decisión unánime y justas tarjetas de 100-89, 100-90 y 99-91.

Nada más comenzar, Taylor se abalanzó sobre su adversaria estremeciéndola con un directo parte de una serie de rectos con su oponente de espaldas a una esquina. Durante algunos instantes pareció que la visitante podía caer a la lona, pero Taylor terminó por reducir su agresividad un tanto y midió algo más sus ataques. Aun así, en el segundo round Taylor volvió a la carga y con un directo enlazado con gancho zurdo sacudió de nuevo a su rival, a la que continuó acechando de manera muy amenazadora.

Tanto era así que en el tercer round la campeona vapuleó a Gutiérrez con ganchos enlazados, recibiendo la aspirante un castigo que la estremeció varias veces y que empezaba a ser preocupante más allá de la posibilidad evidente de la derrota. Este inmejorable comienzo para la irlandesa fue culminado finalmente en el cuarto round por una caída padecida por Gutiérrez, que fue arrojada al tapiz por un brutal derechazo unos instantes antes del final del asalto.


A la aspirante no le faltó voluntad para intentar mantenerse en la pugna, pero la diferencia entre ambas boxeadoras era abismal, de modo que, más allá de algún directo esporádico por su parte, Gutiérrez siguió siendo alcanzada por nítidos rectos y hooks zurdos secos y potentes además de por explosivas series estando de espaldas al ensogado.

Con todo, la visitante soportó con mucho coraje las continuas dificultades y trató de lanzar golpes disuasorios, si bien Taylor usó sus esquivas con extrema fluidez para evitar las manos rivales y continuar con sus ataques, ofensivas que volvieron a tambalear en diversas ocasiones a Gutiérrez pero que no terminaron de romper a su contrincante y que, por lo tanto, no cumplieron su objetivo de lograr una victoria por detención.

¿Qué viene ahora para Taylor? Esta es una pregunta que tiene muchas respuestas y pocas certezas, ya que se habla de posibles enfrentamientos ante la ganadora de la revancha entre McCaskill-Braekhus, de un choque por enésima vez negociado ante Amanda Serrano o de una extraordinaria pugna ante otra top 3 libra por libra como Claressa Shields… incluso se menciona insistentemente la opción de una pelea contra la luchadora de MMA apodada “Cyborg”, la brasileña Cristiane Justino. Sea como sea, la andadura de Taylor como icono del boxeo femenino está lejos de llegar a su final y de lo que sí se puede estar seguro es de que, contando con el total apoyo de Matchroom Boxing, continuará intentando añadir a su récord nombres conocidos y nuevos cinturones.

2 comentarios en «Katie Taylor se mantuvo como monarca indiscutida del peso ligero con abrumadora victoria sobre Miriam Gutiérrez»

  1. Con todo el respeto del mundo y bravo por su coraje Si los méritos para pelear con Katie Taylor son ganar a Batiz, Nagy o Tatunashvili…pasan estas cosas.

    1. Exactamente. Ese es uno de los múltiples problemas que crean los cinturones de subcampeón WBA, que permiten que boxeadores que no están preparados para la élite mundial puedan encontrar atajos o que sean elegibles para pugnas para las que no están listos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *