Previa: El peso pesado Daniel Dubois encabeza el sábado evento de Frank Warren antes de su pelea contra Joyce

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Levantándose oleadas de entusiasmo cada vez que se anuncia un combate del muy prometedor peso pesado británico Daniel Dubois 14(13KO)-0, resultó lógico que la pelea originalmente anunciada para el próximo sábado ante el dos veces bronce mundial amateur Erik Pfeifer fuese muy bien acogida, algo tan razonable como que todo ello se convirtiese en decepción cuando se anunció que finalmente este boxeador sería sustituido por otro muy por debajo del nivel de Pfeifer como el peso crucero de Países Bajos Ricardo Snijders 18(8KO)-1.

Ante tal modificación no fueron pocos los que tomaron las redes sociales para apuntar a Frank Warren con el dedo, asegurando que la justificación dada por el promotor para este cambio de rival (que Pfeifer no había entregado toda la documentación a tiempo) era falsa, recordando otros episodios en los que se habían producido cambios de adversario de última hora sospechosos en peleas de David Haye, Billy Joe Saunders, etc.

Todo ello fue respaldado por las palabras del promotor de Pfeifer, Erol Ceylan, quien estalló contra Frank Warren, afirmando, en declaraciones a Jake Donovan, que ellos habían cumplido con todo lo necesario:

“A estos tíos no se les tiene que respetar. Ellos alegan que hubo un problema con el papeleo: eso es mentira. Enviamos todos los documentos médicos a tiempo, pero nunca escuchamos nada en respuesta por parte de nadie del equipo de Warren. Nosotros pedimos el contrato y no escuchamos nada de ellos durante días. Ahora el campamento de entrenamiento de Erik ha sido completamente desperdiciado por culpa de estos g*********”.

Asimismo, Ceylan aseguró que habían cumplido de la misma manera con otro púgil de su promotora, Michael Wallisch, que sí se enfrentó a un boxeador de Frank Warren, a Joe Joyce:

“En el comienzo acordamos ambas peleas. Estaba menos seguro de que la pelea de Wallisch sucediese. No teníamos todo el papeleo y no estaba en la mejor forma, aceptando el combate con poco tiempo. Ellos dijeron que todo estaba bien, porque sabían que no iba a batir a Joe Joyce. Pero nosotros confiábamos en que Erik iba a ganar a Dubois. Ellos sabían que iba a derrotar a Dubois y a arruinar los planes para el combate con Joyce. Por eso nunca respondieron cuando insistía llamando y enviando mensajes. Están asustados […] Todos ellos no son dignos de confianza; Frank Warren, su hijo, todos ellos. Nunca más haré negocios con esta gente. Todo tendrá que ser firmado por escrito. Soy un hombre de palabra, hago acuerdos y trabajo duro para mantener mi reputación de hombre respetable. Esta gente son g********. No se debe confiar en ellos, y la próxima vez que los vea se van a enterar”.

Ante tal despliegue de acusaciones por parte del promotor de Pfeifer y de cuantiosos aficionados, Warren respondió de la siguiente manera:

“Si estuviésemos preocupados por Pfeifer, ¿por qué íbamos a pactar la pelea en primer lugar? No vendimos el siguiente combate de Daniel como nada más que una oportunidad para él de salir y boxear antes de pelear contra Joyce en octubre. Snijder o Pfeifer, a Daniel no le importa. Lo más importante era sacar a Daniel y ni nosotros ni nuestros medios asociados podíamos arriesgarnos a que la pelea fuese cancelada en el último minuto. No entregaron la resonancia en el tiempo acordado. Documentos médicos incompletos finalmente llegaron el lunes [de la pasada semana], pero era demasiado tarde entonces. Además, ellos no devolvieron el contrato como prometieron. Nuestra prioridad fue simplemente asegurar que Daniel pelease el día 29 ante un oponente que tuviese permiso para boxear, así que tuvimos que recurrir al oponente de sustitución, que ha estado entrenando durante semanas y que llega en forma y listo”.

Al margen de que muchos no creen las palabras de Warren, la pregunta que se dibuja igualmente es por qué se tuvo en reserva un oponente, sobre el papel, tan poco competitivo para Dubois como Snijders. Y es que, de hecho, el púgil ha desarrollado prácticamente toda su carrera en el peso crucero dando sólo en su última pelea 96 kg (211 lb), cifra que contrasta con los casi 109 kg (240 lb) que marcó en su último encuentro Dubois. Además, lo especialmente preocupante es que Snijders a penas tiene experiencia de calidad, habiendo caído en su combate más exigente ante Joel Djeko, y que su boxeo es bastante lento, tosco y frontal, lanzando previsibles ofensivas en las que termina encimándose.

Por ello, enfrentándose a un Dubois ante el que no podrá imponerse físicamente (como ha hecho ante modestos peso crucero) y que cuenta con mejor equilibrio y mayor técnica y pegada, las posibilidades de Snijders se consideran nulas más allá del inesperado golpe de suerte, llegándose a pagar por su victoria en algunas casas de apuestas 36 euros por euro apostado, cifra que contrasta con el 1,03 euros que se pagan por la victoria por knockout de Dubois.

Así, el interés que puede quedarle al combate es presenciar uno más de los encuentros de uno de los considerados tres mejores aspirantes actuales del peso pesado y comparar una vez más su rendimiento al que tuvo en su último combate el imbatido Joe Joyce, al que se enfrentará tras este rodaje el 24 de octubre.

Un interesante respaldo
Realmente los encuentros más interesantes de la velada serán los que componen el respaldo, puesto que se producirán dos buenos combates en los que invictos púgiles en ascenso afrontarán tests de exigencia.

Uno de estos duelos será el que pondrá en el ring, en el peso supermosca, al hábil Sunny Edwards 14(4KO)-0, 6º IBF que, tras visitar la lona en su último combate, afrontará una notable prueba ante el dos veces olímpico camerunés Thomas Essomba 10(4KO)-5(1), quien ha ofrecido muy buenas actuaciones ante rivales como el excampeón de Europa y exretador mundial Jay Harris (al que llegó a estremecer) o como el campeón británico Lee McGregor (al que tiró a la lona) y que llega de arrebatar el récord invicto a dos boxeadores, siendo uno de ellos el prospecto Sean McGoldrick.

Por otro lado, el 14º WBO del peso superligero Sam Maxwell 13(11KO)-0 disputará su combate más difícil hasta la fecha enfrentándose al excampeón de Europa Joe Hughes 17(7KO)-5-1, boxeador muy resistente y voluntarioso que cuenta con una enorme ventaja en experiencia de calidad sobre el invicto, quien hasta ahora no se ha enfrentado ni siquiera a un púgil británico de nivel medio.

La velada se completará con un encuentro del peso semipesado en el que Willy Hutchinson 11(7KO)-0 será claro favorito para imponerse a Luke Blackledge 26(9KO)-9(4)-2, mientras que, en teoría en la parte no televisada de la velada, los prospectos Sam Noakes 3(3KO)-0, peso ligero, y David Adeleye 2(2KO)-0, peso pesado, realizarán combates ante rivales por confirmar.

En España, Eurosport 1 emitirá la velada desde las 20:00 del sábado, mientras que BT Sport 1 iniciará su retransmisión a las 19:00 en Reino Unido y ESPN lo hará en torno a las 15:00 ET/12:00 PT para Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios