Previa: Kid Galahad vs. Kiko Martínez campeonato mundial IBF del peso pluma en encuentro estelar de velada de Matchroom/DAZN

Daniel Pi
@BastionBoxeo

En agosto de 2013 el español Kiko “La Sensación” Martínez 42(29KO)-10(4)-2 disputó el primer campeonato mundial de su carrera, coronándose monarca ante Jonathan Romero y situando su trayectoria en una nueva dimensión, que en los años posteriores le ha visto participar en cinco campeonatos mundiales absolutos más y medirse a toda la cúspide de una generación del peso supergallo/pluma. Más de ocho años después de su primer campeonato y 17 años y medio después de su debut, Martínez disputará este sábado, completando un nuevo hito en su prolongada carrera, su séptimo campeonato mundial ante el reinante monarca IBF del peso pluma Abdul Bari Awad, más conocido por su apodo Kid Galahad 28(17KO)-1.

Este enfrentamiento, el estelar de una velada de Matchroom Boxing y DAZN, se desarrollará en el Arena de Sheffield, Reino Unido, ciudad en la que Galahad ha residido desde que tenía 12 años y donde comenzó en el boxeo de la mano de Brendan Ingle, padre de su actual entrenador Dominic Ingle. Así, siendo la primera puesta en juego de su cinturón mundial en un gran estadio (con capacidad para 13.500 personas) de su ciudad, se espera una gran asistencia de sus seguidores y algo así como una fiesta del boxeo en Sheffield en la que Martínez es considerado o el peligroso enemigo o la víctima propiciatoria dependiendo de a quién se le pregunte.

Hay que recordar que para muchos, en el intervalo de tiempo que va entre su segunda derrota ante Frampton y la sufrida contra Santa Cruz, pasando por la padecida ante Scott Quigg, Martínez se convirtió en poco más que una piedra de toque voluntariosa, imagen que cierto sector del público no se ha quitado de su mente aunque el púgil haya sido capaz de ir mucho más allá. Y es que, aunque por su agresivo estilo, por la cantidad de guerras que ha combatido y lo prolongado de su recorrido profesional, su rendimiento podría haber decaído hace bastantes años, después de su tropiezo ante Santa Cruz ha dejado todavía grandes actuaciones, sobresaliendo las más que meritorias ofrecidas ante nombres como Josh Warrington, que posteriormente se convirtió en número 1 del peso pluma, y contra el prospecto superpluma Zelfa Barrett, contra los cuales padeció controvertidas derrotas por decisión de los jueces como visitante.

Por lo tanto, aunque para algunos sólo es un púgil que ha perdido sus últimas seis peleas ante rivales de nivel y que no logra un triunfo insigne desde 2014, para muchos otros ha evidenciado ser una gran amenaza que, pese a lo que digan los jueces, ha estado al nivel de un campeón mundial como Warrington. En el caso de Galahad, éste es de los que piensa que Martínez siempre supone un reto muy exigente y que no va a confiarse ante él, si bien las casas de apuestas tienen una diferencia a favor del británico de 1,05€ por su victoria por los 8€ de Martínez.

Al margen de la valoración que se haga sobre la carrera reciente del español, el hecho es que entre los precedentes polémicos en contra de Martínez y que es un boxeador veterano que se enfrenta a un monarca menos castigado, más veloz y más técnico que pelea en una pretendida celebración ante su público, es difícil que un Galahad que llega de desbordar al astuto y sólido James Dickens no parta como favorito, aunque indudablemente las cuotas están demasiado separadas.

Con todo, no se deber perder de vista un aspecto fundamental que los bookmakers tienen en cuenta en este caso. Y es que aunque los medios no lo digan públicamente, el hecho es que Galahad es un boxeador que ha dado positivo en control antidopaje por stanozolol, que en su última actuación pareció incansable y que entrena en el gimnasio de los Ingle, en el que se produjo otro positivo en antidopaje de uno de sus mayores exponentes, Billy Joe Saunders, de modo que es fácil pensar que podría tener una “ventaja física” que podría ser decisiva.

En este sentido, Martínez es un púgil que presiona con absoluta determinación lanzando golpes de poder que a corto o largo plazo generan desgaste, ralentizan a sus adversarios y les sitúan cada vez más en una pelea física en corta que le beneficia. Con todo, si un Galahad con un importante margen en velocidad de manos, agilidad y técnica no se cansase por los golpes recibidos y estuviese consistentemente rápido podría tener el escenario adecuado para evitar los mayores peligros y tratar de usar su cadencia para castigar las entradas de su oponente de forma regular.

Sea como sea, aunque se puede dar por hecho qué tipo de boxeo elegirá Martínez para esta pugna, hay una mayor variabilidad de opciones para el local. A base de juego de piernas, rapidez y precisión Galahad podría intentar combatir de forma móvil pero, vistos los problemas que tuvo para convencer Zelfa Barrett, quizás el campeón elija su habitual estrategia de boxeo agresivo-técnico. Esto implica que no se mantiene lejos del centro del ring, que se reposiciona pero listo para lanzar contraofensivas y que recurre a fugaces ataques combinados o aislados en ocasiones sucedidos por diagonales o clinches, en los que usa no pocas marrullerías (codos, golpes ilegales, etc.).

Como sus rectos son muy afilados y Martínez tratará de estar sobre él para conectar sus manos, Galahad debería poder encontrar formas de llegar con sus puños con relativa sencillez, por lo que si sustenta una cadencia elevada de golpeo y usa su mezcla de astucia y artimañas podría tener éxitos si reduce con sus piernas o con agarres los instantes en media-corta tras sus ataques. No obstante, Galahad es un boxeador que tampoco es muy difícil de alcanzar y que tiende a encimarse en sus ofensivas, de modo que si termina creando una pelea más física de la cuenta seguramente recibirá también golpes de poder claros, desembocando en un entretenido duelo de desgaste lleno de acción y en el que su capacidad para mantener el ritmo sería el aspecto decisivo para marcar o no la diferencia.

Finalmente, para terminar se debe subrayar que si gana Galahad este combate será crucial para medir cómo debería encarar su próximo reto, mientras que si vence Martínez estaremos emplazados a una brutal batalla. Y es que quién sea que salga con el brazo en alto del Galahad-Martínez estará obligado a encarar una defensa obligatoria ante el pegador mexicano Mauricio Lara en 2022.

Imagen promocional del combate Terri Harper vs. Alycia Baumgardner

Harper y Billam-Smith en el respaldo
El semifondo de esta velada será otro campeonato mundial, en este caso por el cinturón WBC del peso superpluma que posee la británica Terri «Belter» Harper 11(6KO)-0-1, que realizará su tercera defensa ante la estadounidense Alycia “The Bomb” Baumgardner 10(6KO)-1. Este será el primer combate que afronta Harper desde su última fractura de mano (que la ha tenido un año inactiva) y desde que superó por KOT a Katharina Thanderz.

Llegando a este combate tras esa buena actuación, teniendo experiencia ante Eva Walhstrom y la revalorizada Natasha Jonas y midiéndose a una oponente que sufrió una derrota en su único combate de nivel, es lógico que la local Harper parta como favorita ante una adversaria que hasta ahora ha mostrado tener más peligro con su boca que con sus puños. De todos modos, la última púgil estadounidense que llegó a una velada de Matchroom Boxing como supuesta víctima propiciatoria y sin experiencia de calidad fue Jamie Mitchell, que destronó contra pronóstico a Shannon Courtenay, de modo que no se debe infravalorar tampoco lo que una muy motivada retadora puede lograr si ejecuta bien su plan.

Aun así, Harper parece tener mejor ejecución ofensiva que una Baumgardner de buena técnica y hábil al contraataque pero que en ocasiones golpea sin clavar los golpes, algo que le costó caro ante la fuerte y contundente Christina Linardatou. Por ello, si Harper no se deja sorprender por el boxeo sin iniciativa, la precisión y el alcance de la visitante y trabaja con intensidad en la distancia media y corta con su uno-dos y sus hooks enlazados podría lograr (dejando de lado la posibilidad de que reciba un contragolpe crucial) una victoria que en un duelo táctico y de bajo ritmo podría resultarle una tarea mucho más compleja.

En el respaldo también destaca la participación del campeón británico, de la Commonwealth y de Europa del peso crucero, además de top 10 en los cuatro organismos, Chris “The Gentleman” Billam-Smith 13(10KO)-1, que después de su decisivo triunfo ante Tommy McCarthy realizará una defensa de su título continental ante el francés Dylan Bregeon 11(3KO)-1-1. Esta elección de rival parece obedecer a una comparación con Fabio Turchi, que derrotó a Bregeon en su último combate (y que recordemos que perdió contra McCarthy), sugiriéndose por lo tanto una posible futura colisión entre Billam-Smith y el italiano, quién sabe si en una eliminatoria conseguida en los despachos por Eddie Hearn.

Dejando de lado la especulación, Billam-Smith es un púgil con pegada y sólido que tendrá frente a sí a un boxeador competente y que puede ser intrincado en larga pero que tiene evidentes carencias en el boxeo en corta. Por lo tanto, si el británico consigue lidiar con los rectos con espacios de Bregeon y logra reducir distancias y deja volar sus curvos quizás pueda lograr una victoria mucho más convincente que la obtenida por un Turchi con problemas de gestión táctica.

Por lo demás, sin que se haya confirmado la composición de la cartelera principal, posiblemente sea parte de ella también el invicto peso superpluma Donte “The Problem” Dixon 5(3KO)-0, que disputará una pelea de desarrollo ante un fogueado Jordan McCorry 19(4KO)-7(3)-1 que ha padecido sus tropiezos recientes ante Zelfa Barrett y Archie Sharp.

El evento del Kid Galahad vs. Kiko Martínez será emitido por DAZN el sábado desde las 20:00 en hora española, las 19:00 en Reino Unido y las 14:00 ET/11:00 PT.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios