Chance vs. De Jesús, semifondo del evento de PBC, terminó en muy controvertido empate

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Mechanics Bank Arena, Bakersfield, Estados Unidos. Peso pluma.

El plan de PBC era que, en el semifondo de la velada Valenzuela-Berrio, el peso pluma de buena carrera amateur Rajon Chance 5(5KO)-0-1 lograse una victoria ante un púgil al que ya había derrotado en su época como aficionado y que así se diese a conocer ante el gran público. Con todo, Elón de Jesús 3(2KO)-0-1 no estaba dispuesto a ponerle las cosas fáciles, al contrario, quería aguarle la fiesta a su oponente y desquitarse. El esfuerzo de De Jesús pareció dar sus frutos y a ojos de la absoluta mayoría mereció la victoria, si bien los jueces dieron un empate muy controvertido con puntuaciones de doble 56-56 y un 57-55 a favor de Chance.

De todos modos, aunque los jueces tuvieron otra más de sus actuaciones cuestionables, en este caso quizás el peor oficial del ring fue el propio árbitro Jerry Cantú, que por sí mismo se bastó para truncar la victoria de De Jesús.

Durante los primeros dos asaltos las acciones no tuvieron demasiada intensidad, si bien por ello mismo quizás Chance se vio favorecido para usar su técnica y llevarse la mejor parte. De todos modos, desde el tercer round De Jesús encontró la forma de anotar manos nítidas. El éxito del no favorito se acumuló rápidamente y en el cuarto round conectó una derecha tras la cual Chance tocó la lona con sus guantes, propinándole otro directo De Jesús mientras estaba caído, golpe que le dio en la parte trasera de la cabeza. En esta situación, el tercer hombre no realizó cuenta y le quitó directamente un punto a De Jesús.

Si quisiésemos darle el beneficio de la duda al árbitro al máximo podríamos decir que la caída pudo deberse a cierto empujón o resbalón tras el directo conectado, y podríamos decir que los golpes en la parte trasera de la cabeza son muy peligrosos y que no hay que dar margen para ellos. Sin embargo, no hay justificación posible para lo que ocurrió en el quinto episodio.

Tras separar el árbitro a ambos púgiles de un clinch y ordenar que las acciones siguiesen, Chance, que estaba perdido y quería buscar una salida, a medio combate se dio la vuelta y comenzó a decirle al tercer hombre algo, cosa que De Jesús no desaprovechó para conectar un gancho diestro al rostro legal, ya que el duelo estaba en marcha. Entonces el árbitro agarró el brazo de De Jesús y no le permitió que siguiese golpeando, pidiendo que se apartarse pero no para reprocharle algo o advertirle sino para darle tiempo a Chance para que se girase y se reordenase, cortando las acciones de manera muy cuestionable.

Con lo visto hasta ese momento la situación era rocambolesca, pero se volvió mucho peor en ese mismo episodio. Un uppercut diestro tumbó a Chance algo más tarde, realizando cuenta el árbitro y levantándose el púgil. No obstante, tras el conteo Chance señaló que tenía la visión borrosa y el tercer hombre, en lugar de preguntarle si quería seguir o decretaba el KOT, ¡decidió llevárselo con el médico para que le revisase! De esa manera le dio segundos valiosísimos al afectado Chance para recuperarse del knockdown, para que llegase al final del asalto y para evitar que De Jesús lograse la detención, que ya no pudo lograr tampoco en un sexto round en el que su oponente boxeó de manera elusiva y muy conservadora.

En definitiva, tras el empate dado por los jueces y sumándose todo lo demás, el espectador sintió que se había hecho todo lo posible para proteger el récord invicto de Chance y evitarle la derrota, añadiéndose otro encuentro polémico más a la larga lista de controversias, que si cabe van a peor con el paso de los años en lugar de a mejor. Por otro lado, en cuanto a lo deportivo, aunque De Jesús cometió varios errores, como golpear a su rival cuando estaba caído o no haber empezado a atacar antes, su imagen salió del duelo fortalecida a ojos de muchos, al menos más que la de un Chance que, más allá de ser el combatiene inferior, mostró una mala actitud: de la fanfarronería previa al choque a la búsqueda de una salida ayudándose en un árbitro, cuanto menos, inepto. Así, aunque ambos púgiles tienen toda su carrera por delante, ahora mismo los interrogantes asedian más a Chance que a De Jesús y será al primero al que se le exigirá más cambio y más mejora.

Medina logró cuarto triunfo

En todas las informaciones sobre el combate de apertura televisada de la velada se señaló que éste iba a ser a seis rounds, de modo que no sorprende que el peso pluma Amed Medina 4(3KO)-0 estuviese dispuesto a seguir después del cuarto asalto, momento en el que se le informó de que la pelea había concluido por un cambio de programación. En cualquier caso, que se le quitasen dos rounds no impidió que lograse el triunfo, dado que venció por amplia decisión unánime (triple 40-35) a un Abdur Raheem Abdullah 4(0KO)-5 que, si bien sacó algún gancho zurdo a la contra, fue derribado en el primer asalto por un uppercut diestro y en los restantes rounds fue superado por los golpes de poder de su oponente.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios