Imagen del combate entre Shakur Stevenson y Toka Kahn Clary

El excampeón Shakur Stevenson dominó de principio a fin combate contra Toka Clary y espera al ganador del Herring-Frampton

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso superpluma.

Después de que la mayoría de sus oponentes hasta la fecha ofreciesen un planteamiento agresivo que le dio facilidades al contragolpe, el plata olímpico y excampeón mundial profesional Shakur Stevenson 15(8KO)-0 disputaba un interesante test ante un púgil de buen bagaje amateur, veloz y con habilidad como Toka Kahn Clary 28(19KO)-3(1), quien hace unos años fue considerado por algunos un insigne prospecto. Sin embargo, Stevenson tampoco encontró ante este tipo de boxeador impedimentos de relevancia, controlando las acciones asalto tras asalto hasta lograr una abrumadora victoria por decisión unánime y acertado triple 100-90.

Tuviese pensando lo que tuviese pensado Clary antes del combate, el hecho es que cualquier planteamiento agresivo pudo ser rápidamente destruido cuando en el primer round una izquierda le dañó un poco, siendo desequilibrado por un posterior jab que dio alas a Stevenson para atacar con series de rectos y situar a su adversario en una actitud defensiva en la que no tuvo grandes éxitos.

Y es que Stevenson aguijoneó con su jab solo o combinándolo con ganchos arriba y abajo, usó su uno-dos con efectividad, realizó perfectos desvíos y bloqueos, controló los espacios a voluntad y explotó su ventaja en reflejos para asestar nítidos contragolpes. De ese modo, aunque Clary intentó tanto jabear desde lejos como probar suerte con sus curvos en corta, no pudo desplegar un trabajo que le diese resultados evidentemente positivos.

Por otro lado, aunque es cierto que Stevenson no tiene una gran pegada (cuando estremece es por su rapidez de manos y su precisión, no por su contundencia), esta vez no se le puede acusar de un exceso de conservadurismo táctico, dado que al hacerse con la iniciativa no la dejó escapar y avanzó sobre su oponente lanzando golpes de poder con bastante frecuencia para lo que él acostumbra.

Con todo, aunque en ocasiones usó explosivas combinaciones con sus rectos enlazados contra un Clary en las cuerdas o asestando ganchos y uppercuts en corta cuando su adversario trató de realizar una contraofensiva, el hecho es que su pelea volvió a ser un tanto monótona, ya que no se produjeron daños de relevancia y su domino de las acciones era tan amplio y constante que había poco margen para la emoción, siendo una vez más el principal aliciente de uno de sus combates apreciar su infinidad de recursos técnicos ejecutados con maestría.

Por si quedaba alguna duda de su precisión y su acierto defensivo excelentes, peleando contra un adversario de corte más técnico Stevenson se mostró igualmente intratable y se reafirmó como uno de los púgiles más hábiles de la actualidad y como uno de los que más dará que hablar en los próximos años, debiéndose recordar que sólo tiene 23 años.

Respecto a cuál será su próximo objetivo, Stevenson es el aspirante obligatorio WBO del peso superpluma, de modo que sólo le queda esperar a que se produzca el mundial entre Jamel Herring y Carl Frampton (que en principio se disputará en el primer cuarto de 2021) para recibir la oportunidad de coronarse en una segunda categoría, pareciendo que ante cualquiera de sus dos posibles oponentes será clarísimo favorito por no haber dado a penas muestras de vulnerabilidad y por poseer extraordinarias cualidades pugilísticas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios