Fidoe, con 65 derrotas, dio gran sorpresa con KOT ante McCullagh. Triunfos de Reynolds, Hyland y Bassi en el arranque de la velada de MTK

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Bolton Whites Hotel, Bolton, Reino Unido.

Como preámbulo para la cartelera principal del evento de MTK Global de este viernes se desarrollaron cuatro combates, con tres de ellos dejando triunfos de los favoritos y uno terminando con un resultado contra todo pronóstico. Entre los que cumplieron con lo esperado se encontró el choque del peso medio entre el prospecto británico Jordan “The Wanderer” Reynolds 2(0KO)-0 y el checo Jan Ardon 2(0KO)-7, contienda terminada con victoria del primero a los puntos (juez-árbitro 60-52).

Aunque el prospecto de Matchroom Boxing John Hedges tuvo una pelea muy complicada contra Ardon, este no fue el caso de Reynolds, que salió al ataque y en el primer round logró un knockdown con un derechazo. Con el visitante continuando en la pugna, Reynolds se mostró sólido en su acecho, lanzando ganchos al torso y cruzados a la cabeza en la distancia media y uppercuts y hooks en corta que el tenaz Ardon resistió y replicó, si bien el checo fue recibiendo contundente castigo. De todos modos, la pelea se enfrió un tanto pasada la mitad y Ardon tuvo un respiro, aunque sus salteados ataques sirvieron para que el local mostrase control de los espacios y alguna buena acción elusiva. Además, en el último tramo Reynolds volvió a realizar ofensivas con las que terminó de reafirmar su buen triunfo, que llegó tras otro knockdown en el asalto final con un cruzado diestro que alcanzó mal posicionado a Ardon.

A los puntos venció también el peso mosca británico Blane Hyland 4(0KO)-1 un combate contra su compatriota Reiss “Showy” Taylor 2(1KO)-8(1), ante quien regresó al camino del triunfo tras su inesperada derrota en Emiratos Árabes Unidos del pasado octubre. La cartulina del juez-árbitro fue de 40-36.

En cierta medida el encuentro estuvo planteado como táctico, si bien el acierto llegó casi por completo de las manos del zurdo Hyland que, notablemente más alto y con mucha mejor gestión de los tiempos de ataque, fue impactando rectos de izquierda aislados o enlazados con curvos diestros que alcanzaron a Taylor. Éste intentó realizar esquivas agachándose, pero con ellas en gran medida sólo provocó clinches, faltándole el tipo de respuesta al contragolpe o el uso de diagonales que habrían podido incomodar algo a Hyland, que consiguió un triunfo bastante sencillo.

Tras este combate tuvo lugar el que se suponía que iba a ser un rodaje para el peso pluma británico-irlandés Tyrone “White Chocolate” McCullagh 14(6KO)-2(1) después de 16 meses de inactividad desde su derrota ante el excampeón británico Ryan Walsh. Sin embargo, el duelo fue mucho más de lo previsto, ya que Brett “The Threat” Fidoe 15(7KO)-65(2)-5, que entraba como una víctima propiciatoria, se anotó una de las sorpresas del año en el circuito británico y la mayor victoria de su carrera venciendo por KOT en el tercer round.

En el arranque McCullagh empezó con bastante ambición, atacando con series de rectos que eran imprecisas pero que tenían voluntad e insistencia. Ante ellas Fidoe aguantó y aguardó su momento para realizar algunas breves contraofensivas que no tuvieron muchos resultados. Con todo, en el tercer round, McCullagh tuvo un descuido momentáneo, o más bien un exceso de confianza, en la distancia media y Fidoe conectó un gancho zurdo que claramente dañó al favorito. El fogueadísimo púgil de récord negativo no desaprovechó la oportunidad y, entre los clinches que forzaba su oponente, arrojó directos y hooks buscando explotar los apuros de McCullagh, que tras ser alcanzado por varios golpes de poder terminó cayendo a la lona. El boxeador se levantó, pero estaba en mal estado, y el árbitro tuvo que parar el encuentro.

Abriendo la velada se produjo el combate pactado en el peso wélter entre los británicos Inder Bassi 3(0KO)-1 y Chris Adaway 10(1KO)-71(8)-4, duelo en el que el primero de ambos rebotó de su primera derrota venciendo a los puntos por máxima diferencia de 40-36 (juez-árbitro).

Aunque su boxeo no era nada extraordinario, con su jab y su ventaja en alcance Bassi fue llegando contra su oponente hasta que posteriormente se atrevió a lanzar algunas derechas que por lo general fueron bastante ineficaces e imprecisas, conectando una en la parte trasera de la cabeza que hizo que Adaway cayese a la lona y protestase durante unos segundos. De todos modos, aunque su directo diestro no fue bueno, acompañando a su jab Bassi fue desplegando posteriormente cortas combinaciones de hooks al torso que le valieron para hacer su superioridad más evidente aún, logrando el móvil Adaway únicamente acertar, por mera experiencia, con manos muy aisladas en directo de mano adelantada o en gancho zurdo que no pudieron alterar el resultado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios