Cartel promocional del evento Shakur Stevenson vs. Jeremiah Nakathila

Previa: El muy hábil Shakur Stevenson pelea en antesala del mundial y el exmonarca Pedraza será test para el invicto “Hammer Hands” Rodríguez

Daniel Pi
@BastionBoxeo

En estos momentos existe un empeño en sobredimensionar a jóvenes púgiles hasta considerarlos mayúsculas estrellas cuando en gran medida lo tienen todo por demostrar todavía. Curiosamente, aunque incluso se ha llegado a utilizar la etiqueta “Four Kings”, en inglés “Cuatro Reyes” (con la que en su día se hizo referencia a la magnífica generación de Hagler, Leonard, Durán y Hearns) para estúpidamente intentar poner a Ryan García, Devin Haney, Teófimo López y Gervonta Davis a la altura de iconos de la historia del boxeo, los críticos y aficionados en su afán por sobrevalorar se están olvidando de un nombre que boxísticamente tiene cualidades para vencer a García, Haney, López y Davis: el plata olímpico Shakur “Fearless” Stevenson 15(8KO)-0.

Es verdad que Stevenson no se ha hecho admirar con su comportamiento fuera del ring (lo cierto es que tampoco lo han hecho sus igualmente fanfarrones coetáneos), que no cuenta con el poder para dejar muchos knockouts impactantes (tampoco Haney) y que al estar en el peso superpluma hasta cierto punto podría ser pasado por alto accidentalmente en las conversaciones (Davis también posee un cetro en la misma división). Con todo, de momento Stevenson, sin que se le deba poner ni mucho menos al mismo nivel que figuras extraordinarias de la historia del pugilismo, ha demostrado una calidad técnica y defensiva entre las mejores libra por libra de la actualidad, no ha evidenciado a penas brechas ni ha cedido asaltos, ha sido campeón mundial del peso pluma y cuenta con un recorrido amateur totalmente superior al de boxeadores que se dan golpes en el pecho por trayectorias que no fueron ni una cuarta parte tan buenas.

Posiblemente, algunos no le hayan tenido en cuenta todavía como consecuencia de que la prensa se centra habitualmente en nombres considerados más “mediáticos”, mientras que otros pensarán que su boxeo cauteloso es menos entretenido, siendo cierto que en el récord de Stevenson falta un boxeador extensamente conocido por el gran público. Aun así, éste está a las puertas de lograr un cetro mundial en una segunda categoría de peso y pronto podría empezar a poner sus miras en un peso ligero en el que buscar forzar pugnas ante púgiles que, en lugar de ser llamados “Cuatro Reyes”, están más cerca de merecer la etiqueta de “Cuatro Usurpadores”.

En principio Stevenson estaba emplazado a retar de forma obligatoria al campeón mundial WBO del peso pluma Óscar Valdez, si bien se tuvo que conformar con la pelea por el cinto vacante cuando el mexicano abandonó su título. Posteriormente, tras coronarse ante Joet González, Stevenson ascendió de categoría y, según los estatutos WBO, tenía derecho a una pugna obligatoria ante el monarca del peso superpluma Jamel Herring, pero éste la aplazó con un permiso especial para realizar un duelo ante Carl Frampton. Así, Stevenson, a la espera de que se pueda concretar definitivamente el choque ante Herring, combatirá este sábado en el recinto Virgin Hotels en Las Vegas, Estados Unidos, contra el namibio Jeremiah Nakathila 21(17KO)-1.

Nakathila es otro ejemplo del mal que suponen los títulos menores de los organismos, ya que el principal “mérito” de este púgil es haber pagado casi una decena de veces por cinturones “regionales” WBO hasta que ha logrado ocupar el puesto número 2 del ranking y ha accedido a esta pugna eliminatoria con provisional título interino en juego. No se puede negar que Nakathila tiene potencia y pegada, que posee un par de triunfos meritorios, que ha logrado sus 14 últimos triunfos antes del límite y que en su única derrota cayó de manera ajustada y como visitante ante el entones invicto, y posteriormente retador mundial, Evgeny Chuprakov. Con todo, pensar que podrá dar la sorpresa ante un púgil tan hábil y tan preciso como Stevenson es ponerle a un nivel que, teóricamente, ni por asomo posee.

Evidentemente, si en el boxeo se subestima a un oponente con contundencia de golpeo se pueden sufrir las consecuencias, pero Stevenson tiene demasiado control de los espacios, eficacia ofensiva y defensa y calma como para que resulte probable que vaya a terminar cazado por un Nakathila con una técnica manifiestamente mejorable y con ataques bastante toscos y previsibles. Así, parece que si Stevenson no comete el error de arriesgar demasiado para buscar una victoria contundente, la frontal persecución de Nakathila debería darle facilidades para conectar sus formidables contragolpes y frustrar, cansar y castigar a su oponente, logrando el triunfo, el cinto interino y quedando a las puertas de una nueva pelea mundialista.

Excampeón contra prospecto
En el semifondo de esta cartelera se producirá un muy interesante choque, de hecho uno mejor emparejado que el estelar, en el que se verán las caras el excampeón mundial puertorriqueño José “Sniper” Pedraza 28(13KO)-3(1) y el invicto prospecto estadounidense Julian “Hammer Hands” Rodríguez 21(14KO)-0. Además de ser un excelente choque entre un púgil consolidado y una promesa en ascenso, ambos son boxeadores clasificados en ranking WBO del peso superligero, siendo Pedraza 6º y Rodríguez 12º, de modo que el ganador escalará hacia el top 5 y quedará bien posicionado para buscar una contienda decisiva en la lucha por el acceso al mundial.

Rodríguez entra con la moral por las nubes y con mucha confianza en sus cualidades para vencer en esta mayor pelea de su carrera, afirmando que Pedraza ha sucumbido cada vez que ha subido de nivel. Con todo, criticar a Pedraza por haber padecido derrotas ante Vasiliy Lomachenko, Gervonta Davis y José “Chon” Zepeda no resulta precisamente justo, menos aún cuando Rodríguez, aunque ha tenido buenas actuaciones ante rivales de nivel medio y medio-alto, todavía no se ha enfrentado a un adversario ni siquiera cercano al top 15.

Con todo, mezclándose la contundencia mostrada en sus duelos de desarrollo con numerosas acciones suyas que dan para un buen vídeo de mejores momentos, Rodríguez sorprendentemente parte como favorito en las apuestas con un cierto margen ante un Pedraza que tiene una experiencia de calidad totalmente superior y que llega de lograr una buena victoria ante el olímpico Javier Molina.

Quizás se considere que Rodríguez tiene una ventaja en potencia que podría ser decisiva en los cruces que siempre termina forzando, pero no ha mostrado innegable solidez en el manejo de las distancias ni su juego de piernas ha sido tan eficaz como se piensa. Estos elementos podrían pasarle factura ante un Pedraza con ventaja en alcance y que ha pulido sus desplazamientos y su gestión de los espacios hasta convertirse en un contragolpeador con mucha destreza y astucia. Así, realmente Rodríguez, al que le falta un buen paso adelante para mostrar que posee el nivel para combatir en la parte alta de la división, encarará el sábado uno de esos aumentos de dificultad decisivos en los que tendrá la oportunidad de sacar lo mejor de sí y en los que será necesario que lo haga si quiere mantenerse a la altura de las circunstancias.

Estos combates serán emitidos en Estados Unidos por ESPN el sábado desde las 22:00 ET/19:00 PT, las 4:00 de la madrugada en España. A continuación vídeo promocional de la velada:

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios