Cartel promocional del Hiroto Kyoguchi vs. Áxel Vega

Previa: El aguerrido monarca Kyoguchi vs. el valiente Áxel Vega y la revancha McCaskill-Braekhus respaldan el Chocolatito-Estrada II

Daniel Pi
@BastionBoxeo

Desafortunadamente, muchos “expertos”, que realmente no llegan a merecer ni siquiera la etiqueta de aficionados casuales, ignoran completamente a los púgiles de las divisiones más ligeras siempre y cuando no boxeen en territorio estadounidense, dándoles igual que hayan mostrado excelente calidad técnica o que hayan ofrecido batallas entre las mejores del año. Por ello, resultará muy importante para la carrera del valentísimo, e incluso temerario, japonés Hiroto “Dynamite Boy” Kyoguchi 14(9KO)-0 el debut en Estados Unidos que afrontará este sábado.

Dicho monarca mundial WBA del peso minimosca expondrá su corona en el respaldo del evento Estrada-Chocolatito II, que DAZN emitirá desde el American Airlines Center de Dallas, Estados Unidos.

Sin duda, habiendo un combate estelar de tales dimensiones, no sería necesario para prestarle atención a la velada ningún acompañamiento particularmente interesante, pero aun así el encuentro principal estará precedido por dos choques que se prestan a tener elevada intensidad. Centrándonos en la puesta en juego de Kyoguchi, éste se enfrentará al exretador mundial mexicano Áxel “El Mini” Vega 14(8KO)-3-1 en un encuentro con el potencial de dejar rounds entretenidos.

Si se hubiese producido a principios de 2019, la pugna podría haberse calificado muy negativamente, pero desde entonces Vega, de sólo 20 años, ha dado un vuelco a su valoración, primero derribando y generando evidentes problemas como visitante al campeón mundial boricua Wilfredo Méndez (quien finalmente se impuso por una decisión técnica dividida) y posteriormente explotó dicha actuación superior a las expectativas venciendo ampliamente al correoso exaspirante mundial Saúl Juárez. De ese modo, de ser visto como una víctima propiciatoria que no merecía aparecer en las listas, Vega ha pasado a conseguir esta segunda oportunidad mundialista.

En ella Kyoguchi debe ser visto como amplio favorito, puesto que su superioridad técnica y sus siete victorias en campeonatos mundiales parecen situarle en otro nivel, habiendo ofrecido además detalles de verdadera calidad que sugieren que, si abriese el ring, trazase diagonales y se apoyase en su juego de piernas, podría lograr una solvente y relativamente sencilla victoria. No obstante, a Kyoguchi no se le llama “Dynamite Boy” o “Mad Boy” por nada, ya que es un boxeador que renuncia a sus cualidades en el boxeo en larga para aceptar temibles cruces de golpes incluso ante los rivales más peligrosos y de mayor dureza.

Es por ello que una pugna ante un boxeador de presión, fuerte y aguerrido como Vega se presta a ser un buen espectáculo para los aficionados, teniendo mejores opciones de lograr utilizar el aspirante sus golpes de poder ante un rival que tarde o temprano busca cruces de golpes para demostrar su superioridad. Aun así, aunque Kyoguchi acepta demasiados riesgos y eso terminará por pasarle factura algún día y aunque son muchos los boxeadores que en su debut estadounidense se muestran cohibidos, el japonés, campeón en dos divisiones, hasta ahora siempre ha salido con el brazo en alto de sus batallas, de modo que, conociéndose su resistencia, coraje y buen uso de las combinaciones, es difícil poder atreverse a apostar contra él.

Cartel promocional del combate Jessica McCaskill vs. Cecilia Braekhus II

Una revancha para ser la mejor peso wélter
El otro gran enfrentamiento del respaldo del Estrada-Chocolatito será la segunda pugna por la corona de monarca indiscutida del peso wélter femenino que disputarán la estadounidense Jessica “CasKILLA” McCaskill 9(3KO)-2 y la noruega-colombiana Cecilia “First Lady” Braekhus 36(9KO)-1, revancha del enfrentamiento que ambas disputaron el pasado agosto y que terminó con la coronación contra pronóstico de la primera, que le asestó la única derrota a Braekhus en catorce años de trayectoria profesional.

Más que el resultado en sí del choque precedente, lo que causó una impresión más profunda de cara a este combate de desquite fue lo irresolutiva que estuvo Braekhus, que por primera vez en su carrera no usó bien su juego de piernas ni se mostró incisiva con sus rectos a la contra o al ataque, dejándose apabullar por la presión de McCaskill que, sin poder quitársele un ápice de mérito por su rápido avance en el boxeo profesional, se midió a una sombra de la mejor “First Lady”.

Algunos piensan que Braekhus, después de los meses de confinamiento, simplemente se vio sorprendida por una McCaskill que dio todo lo que tenía, por lo que en esta segunda pelea, habiendo captado la advertencia y estando mejor entrenada, la exmonarca ofrecerá un combate completamente diferente. Por contra, otros consideran que Braekhus está en los últimos momentos de su carrera y que de nuevo volverá a verse superada por una boxeadora que, además, es muy superior en el terreno en el que ella siempre ha sido menos capaz, el cuerpo a cuerpo.

Sea como sea, hay diversas preguntas de cara a esta pelea, entre ellas si Braekhus habrá encontrado la estrategia y la táctica adecuadas para responder a los ataques desesperados de la fuerte pero tosca McCaskill, si el árbitro volverá a ser permisivo con el uso del clinch o si la estadounidense, que suele estar en peleas igualadas, volverá a conseguir el margen necesario para conseguir la decisión ante una rival más hábil y más inteligente. En cualquier caso, este es uno de los combates más importantes del boxeo femenino en este año, y uno que además podría emplazar a la vencedora a una pugna de mayúscula trascendencia.

Resto del respaldo
Antes de estos dos choques se producirán diversos combates de desarrollo para prospectos, siendo uno el primer duelo programado a ocho rounds que disputará el peso medio estadounidense de buena pegada Austin Williams 7(6KO)-0, quien se medirá a su mayor oponente hasta la fecha, su compatriota Dennis Douglin 22(14KO)-7(4), que es zurdo, que cuenta con una buena victoria ante el duro Vaughn Alexander y que ha sufrido sus derrotas ante rivales como David Benavídez, George Groves o Jermell Charlo.

Otro de los enfrentamientos del respaldo inicial será el que afrontará el bronce olímpico, peso superwélter profesional, Souleymane Cissokho 11(7KO)-0 ante una piedra de toque como el mexicano Daniel Echeverría 21(18KO)-10(4), que ha sufrido nueve derrotas en sus últimas once peleas y que podría ser batido antes del límite pero que llega de derribar y generar notables dificultades en su derrota ante Gabriel Valenzuela, quien venció como visitante a Robbie Davies Jr. posteriormente.

Otro boxeador participante en el cartel con destacada carrera en el boxeo con camiseta será el olímpico ruso-canadiense Movladdin Biyarslanov 7(6KO)-0, que afrontará un test a su pegada enfrentándose en el peso superligero al mexicano Juan Carlos Burgos 34(21KO)-4-2, quien nunca ha sido batido antes del límite a pesar de haberse medido a rivales como Hozumi Hasegawa, Mikey García o Devin Haney, entre otros.

Por último, el oro en los Golden Gloves Raymond “Savage” Ford 8(4KO)-0 pugnará ante un oponente como su compatriota Aarón Pérez 10(6KO)-0, que tuvo un buen recorrido amateur (fue plata en los nacionales absolutos de Estados Unidos) y que, pese a la limitada calidad de su bagaje profesional, es un boxeador capaz y con ambición.

El evento del Estrada-Chocolatito II, del Kyoguchi-Vega y del McCaskill-Braekhus II, junto al resto del respaldo, será emitido por DAZN desde las 2:00 de la madrugada del sábado al domingo, las 20:00 ET/17:00 PT en Estados Unidos.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios