Josué Vargas logró amplia decisión unánime sobre Briceño

Daniel Pi
@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso superligero.

Al igual que en el combate estelar, también disputado en el peso superligero, en el choque entre el puertorriqueño Josué Vargas 17(9KO)-1 y el mexicano Salvador Briceño 17(11KO)-6(2) hubo un clarísimo vencedor que dominó todo el enfrentamiento, siendo este Vargas, que venció por decisión unánime y cartulinas de doble 100-90 y 99-91. De todos modos, aunque su victoria fue innegable, mostró que todavía tiene margen para la mejora.

Con Briceño tomando el centro del ring, a Vargas le quedó la opción de intentar aguantar el terreno o de desplazarse y contragolpear, optando al inicio por contestar demasiado tiempo en corta, produciéndose cruces de golpes en los que impuso su mayor velocidad y precisión pero en los que se expuso a los hooks de su contrincante.

Posteriormente, Vargas tomó la acertada decisión de dar más espacios y buscar más el contragolpe. Desde la larga, sus rectos hacían diana con claridad, acompañándolos por esquivas que se combinaban con sus ataques en acciones realmente plásticas. De todos modos, Vargas en repetidas ocasiones pasaba a la ofensiva acercándose demasiado a su oponente, parando fluidos desplazamientos para situarse en la distancia corta y lanzar crochés y ganchos que podría haber impactado desde la distancia media o incluso desde la media-larga.

En cualquier caso, la persecución de Briceño, que impactaba ganchos aquí o allá cuando su adversario se lo permitía pero que no tenía armas suficientes para contestar a la elusividad y a la técnica de su oponente, no era lo suficientemente peligrosa como para obligar a Vargas a realizar ajustes de calado, por lo que los asaltos transcurrieron sin más variación que la pérdida de energías del no favorito con el paso del tiempo de combate.

Con su habilidad, Vargas parece capacitado para, cuando se haya fogueado más a diez asaltos y en tests de más exigencia, acceder al top 15 y buscar combates trascendentales, siendo indudable que Top Rank le conseguirá buenas oportunidades. Con todo, su falta de contundencia y su limitada fuerza física, añadidas a su excesiva reducción de la distancia para atacar, permiten tener dudas respecto a sus posibilidades de éxito cuando se mida a un pegador o a un boxeador del top 15 que tenga la experiencia para aprovechar sus puntos débiles.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios