Giovani Santillán venció a competitivo Antonio DeMarco

Daniel Pi

@BastionBoxeo

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso Wélter.

El enfrentamiento entre el invicto estadounidense Giovani Santillán 26(15KO)-0 y el exmonarca mexicano Antonio DeMarco 33(24KO)-9(2)-1 era el combate coestelar de la velada de la pasada madrugada, si bien se informó de que, pese a ser el segundo combate en importancia, se había decidido que abriese la velada, presumiblemente para intentar mantener una audiencia más estable durante la emisión.

Sea como sea, lo más extraño del duelo no fue este cambio de ubicación en la programación, ya que estuvo acompañado por unos comentarios nada imparciales por parte del equipo de ESPN formado por Timothy Bradley, Andre Ward y Joe Tessitore, quienes con su mala actuación pusieron de manifiesto una vez más la importancia de que los comentarios sean imparciales para no crear falsas lecturas.

En casi todo momento las referencias positivas fueron a parar a acciones de DeMarco, mientras que Santillán, a pesar de conectar repetidas veces golpes de poder, era objeto de constantes críticas. Lógicamente, se pueden tener puntos de vista diferentes al interpretar un round, pero si los comentarios se callan cuando un boxeador es eficaz y alaban al otro incluso cuando se equivoca, intentando además poner a la gente de su lado a través del factor emocional, es fácil ver que existe un sesgo, como esta vez lo hubo lamentablemente.

Centrándonos en el combate, Santillán no tuvo un comienzo ni mucho menos tan flojo como se quiso hacer ver, ya que su jab llegó con continuidad y fue soltando su directo zurdo con cierta frecuencia y, sobre todo, con más precisión que DeMarco. Se hizo evidente que cuando Santillán portaba la iniciativa se mostraba mucho más suelto, pero al contragolpe tampoco ofrecía malos resultados, pudiendo imponer su velocidad y agilidad.

De todos modos, la ventaja en experiencia de DeMarco se hizo notar más tarde, puesto que aguantó las ofensivas rivales y en los intervalos comenzó a montar contraataques que, conduciendo la pelea a la distancia media-corta, le permitían llegar con sus rectos y, especialmente, impactar potentes ganchos al torso y uppercuts. Su manejo de este último golpe fue realmente bueno, causando daños enlazando los uppercuts en vistosas combinaciones.

Este cambio de tendencia, acompañado de un visible cansancio en su oponente, igualó las cartulinas un tanto, pero en el último tercio de la pugna Santillán ajustó tácticamente y, evitando caer tan a menudo en las trampas de su rival, volvió a ganar los rounds por precisión con sus combinaciones de golpes de poder en directo zurdo y gancho diestro y sabiendo bloquear y evitar manos de un DeMarco que tuvo bastante imprecisión en diversos momentos.

Al finalizar el encuentro, Santillán se hizo con una merecida victoria mayoritaria con puntuaciones de doble 96-94 y un 95-95, si bien en las redes sociales y foros de Estados Unidos abundaban airadas protestas a favor de DeMarco, pareciendo que muchas de estas reclamaciones no eran consecuencia de que razonadamente y habiendo analizando la pugna pensasen que era el justo vencedor, sino que más bien parecían debidas a que Ward y Bradley se habían decantado abiertamente del lado de este púgil.

La falta de imparcialidad de la retransmisión llegó al punto de, tras el combate, alterar la ficha de Compubox y omitir la vital estadística de golpes de poder para intentar justificar el triunfo de DeMarco, dato que, al conocerse la derrota del excampeón, más tarde incluyeron, dando este ventaja de 40 golpes a favor de Santillán.

Al margen del resultado, DeMarco mostró una vez más que un púgil veterano y con oficio puede suponer un excelente aprendizaje para un boxeador en ascenso, siendo destacable como, pese a considerar muchos hace años que su carrera estaba acabada, sigue ofreciendo peleas competitivas ante rivales de nivel. Por su parte, Santillán, que no podrá quitarse de encima fácilmente las falsas acusaciones de ser favorecido en el veredicto, no consiguió el tipo de triunfo sin tacha que necesitaba para reivindicarse en una división tan dura como la del peso wélter, en la que boxeadores más jóvenes que él están avanzando arrolladoramente hacia la cima.

Suscríbete
Notify of
guest
2 Comments
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Cock McGuinness

Como aficionado me resultó bastante molesto tener la sensación de no estar viendo el mismo combate que Ward y Bradley.