Victorias de los favoritos en la velada rusa

Daniel Pi

@BastionBoxeo

La velada organizada por Patriot Boxing en Moscú, Rusia, en la tarde del lunes (hora local) se saldó con victorias de los favoritos, quienes en líneas generales ofrecieron actuaciones sólidas en las que mostraron, pese a los fallos lógicos por la falta de experiencia, importantes cualidades.

De entre quienes brillaron con más fuerza se cuenta el peso superligero Khariton Agrba 3(1KO)-0 que, a pesar de tener el oponente más complejo de todos los prospectos del evento, un muy competente Manuk Dilanyan 11(4KO)-4(1)-1, logró imponerse con muchísima rotundidad. Tanto portando la iniciativa como cediéndola, Agrba dio muestras constantes de precisión ofensiva y eficacia defensiva, manteniendo un porcentaje de acierto en los golpes de poder muy elevado. Así, llegando con su croché y con los directos de ambas manos al ataque, además de con combinaciones con variación de altura, y contestando con contundencia a cualquier intento de ataque por parte de Dilanyan, Agrba dominó los asaltos, luciendo además gracias a saber leer tácticamente la situación, ya fuese continuando una serie cuando su rival se encerraba o cortándola en seco cuando podía producirse una reacción.

Si no hubiese sido Dilanyan un boxeador con deseo de ofrecer la mejor actuación posible o si no hubiese poseído tanto encaje o recursos defensivos en las cuerdas, Agrba podría haber logrado un triunfo antes del límite pero su oponente lo resistió todo, trató de replicar y consiguió llegar a las cartulinas, en las que igualmente el favorito, que mostró capacidad para dosificarse, se impuso justa y merecidamente.

Antes de que Agrba y Dilanyan saltasen al ring, el peso superpluma ruso-armenio Andranik Grigoryan 12(2KO)-0 logró una convincente victoria ante Andrei Isayeu 30(9KO)-16(2), al que hostigó desde el inicio con frecuencia de golpes y ritmo combativo, algo traducido en constantes series de rectos y curvos ante un rival forzado a ponerse a la defensiva. Sin embargo, como al inicio de la pugna Grigoryan peleó con tanta intensidad, con el paso de los asaltos se mostró más cansado y tuvo que escoger sus golpes, dando la oportunidad a un Isayeu con mucho oficio para probar al ataque y lanzar más golpes disuasorios. De todos modos, Grigoryan siguió conectando fuertes ganchos zurdos al rostro, combinaciones de hooks al cuerpo y directos para, ya fuese de forma aislada o con series persistentes, vencer con solvencia y mermar en los últimos instantes del duelo a Isayeu.

Respecto al encuentro del peso pesado entre Vladimir Ivanov 2(2KO)-0 y Igor Vilchitskiy 4(1KO)-1(1), el primero mantuvo su 100% de knockouts con un triunfo en el quinto episodio. Con una gran ventaja en peso y un margen nada desdeñable en altura, el favorito Ivanov pareció encaminarse a una rápida victoria cuando en el primer asalto conectó fortísimos curvos al torso y al rostro que dañaron un tanto a su rival, pero Vilchitskiy impactó una contra tan certera que provocó una seria hemorragia nasal en su oponente, ganando tiempo. Esto fue así porque en adelante Ivanov estuvo algo más comedido y dubitativo en sus acciones, dando pie a que Vilchitskiy impactase secos directos de mano adelantada. Con todo, en cuanto recuperó la confianza minutos más tarde, Ivanov volvió a tirar cañonazos que de nuevo menoscabaron a su contrincante, que cayó en el cuarto round tras un abierto croché diestro. Finalmente, en el quinto episodio, tras reanudarse el castigo, la esquina de Vilchitskiy decidió tirar la toalla, haciéndose Ivanov con un triunfo que puso de manifiesto cierta tosquedad de su parte pero innegable potencia.

Como segunda pugna de la tarde se desarrolló el choque del peso supermedio Pavel Silyagin 2(0KO)-0, quien no pudo quebrar la resistencia del durísimo Maxim Smirnov 8(4KO)-7-3 pero que puso al límite su capacidad para soportar la frustración. Y es que Silyagin ofreció la mejor actuación de la velada, una lección de suficiencia técnica, variedad de recursos y soltura para imponerse con absoluta claridad a los puntos. Smirnov, que cuenta con buena experiencia y enorme coraje, eventualmente llegó con algún croché abierto, pero por lo general Silyagin se deslizó por el ring con entradas y salidas, impactando directos enlazados con crochés, uppercuts y ganchos arriba y abajo, golpes lanzados tanto con guardia diestra como zurda y en muchas ocasiones acompañados por diagonales y cambios de ritmo eléctricos.

Sin duda, Silyagin, pese a no contar con una pegada demasiado amenazadora, mostró que tiene un buen futuro en el boxeo profesional.

En el enfrentamiento que abrió la velada, el prospecto ruso del peso medio Vadim Tukov2(1KO)-0 se hizo con una amplia victoria a los puntos ante el uzbeko Farrukh Juraev 5(2KO)-3-1 que, según se reporta, aventajaba en cerca de 7 kg al invicto. Con todo, pese a la diferencia de peso, Tukov impuso su buena técnica para, con combinaciones de rectos en la distancia larga, conectar claros golpes en cada episodio y superar a un Juraev que no podía responder a la precisión y velocidad de su rival. El punto negativo de la pelea para Tukov fue su no demasiado brillante desempeño en corta, ya que en repetidas ocasiones se encimó y no lanzaba sus manos con la fluidez con la que lo hacia con espacios, permitiendo que su rival llegase con los ganchos en respuesta.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios