El exaspriante del peso pesado Wach venció rodaje ante Kevin Johnson

Daniel Pi

@BastionBoxeo

Palac w Konarach, Konary, Polonia. Peso Pesado.

El pasado viernes, en una minúsculo ring, se produjo un combate para que el exaspirante mundial polaco Mariusz Wach 39(19KO)-6(3) regresase a la senda del triunfo tras haber caído, aunque ofreciendo una actuación muy superior a las expectativas, ante Dillian Whyte. Su adversario fue el fogueadísimo estadounidense Kevin Johnson 34(18KO)-17(3)-1, quien lleva años siendo escogido para que realice rodajes a prospectos y púgiles consolidados, ya que cuenta con una buena capacidad de supervivencia, siendo ejemplo de ello haber aguantado todos los asaltos en 2018 ante púgiles temibles como Daniel Dubois y Filip Hrgovic.

Pues bien, no siendo Wach un gran pegador ni un boxeador con un elevado ritmo y contando Johnson con la experiencia para saber resistir, quienes presenciaron el duelo entre estos púgiles estaban emplazados a una pelea larga, de limitada actividad y en la que el favorito, el local Wach, terminó imponiéndose con una amplia decisión unánime. Las puntuaciones a su favor fueron de 99-91, 98-92, ambas acertadas, y de un 97-93 no tan acorde a lo sucedido.

El desarrollo táctico del combate no tuvo excesiva profundidad, puesto que durante la mayor parte del tiempo, como en casi todos los combates de Johnson durante años, el norteamericano se desplazó cercano a las cuerdas listo para inclinarse hacia atrás cuando le llegasen ataques en golpes rectos. Mientras, su adversario, en este caso un Wach de limitada velocidad y fondo físico, aguardaba el momento para tirar su jab y, rara vez, su derecha recta. De ese modo, era complicado provocar daños decisivos al conservador Johnson, y Wach se contentaba con irse anotando los rounds.

Esporádicamente, Johnson tomaba el centro del ring y lanzaba alguna fuerte derecha, una corta combinación de hooks o un gancho zurdo aislado, pero hace mucho tiempo que no tiene la resistencia para mantener un planteamiento con cierta actividad ofensiva durante varios minutos, por lo que pronto sus momentáneos aciertos eran reducidos a la nada por su regreso a una posición conservadora, planteamiento que Wach aprovechaba para puntuar con su jab.

Tras los diez monótonos asaltos y un amago final de ofensiva por parte de Johnson, Wach se hizo con la clara victoria, teniendo que ponerse hielo en su mano derecha al quitarse los guantes aquejado de algún tipo de lesión. En cualquier caso, Wach, más allá de ofrecer alguna pelea de preparación para los top 15 con aspiraciones y conseguir bolsas interesantes en esos duelos, no tiene ya mucho que decir en la división del peso pesado y difícilmente ofrecerá más reto a su próximo destacado rival que el que supone inevitablemente medirse a un gigante de más de 2,02 m (6’ 7½ ”), con buen encaje y con experiencia.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios