Resultados de los mejores combates de viernes y sábado (7y8/2/2020)

Viernes 7 de febrero

Como se esperaba, la venezolana Mayerlin Rivas 16(10KO)-4-2 se proclamó campeona mundial WBA del peso supergallo al derrotar como visitante a la imbatida Laura Ledezma 14(7KO)-1, a la que superó por decisión unánime (98-92, 96-94 y 96-93). Ahora Rivas es campeona en dos divisiones y, es más, posee los cetros del peso supergallo y del peso gallo simultáneamente, lo que le da una mejor posición en las clasificaciones peso por peso del boxeo femenino a la vez que debería aumentar sus opciones para disputar combates del máximo nivel.


En cuanto al combate del peso pluma entre Cristian Palma 31(7KO)-10(6)-2 y Kevin Acevedo 19(6KO)-3-3, este terminó con un empate (96-94, 95-95 y 94-96) que lejos de empujar a Palma (que peleaba como local) hacia importantes oportunidades, corta su larga racha de victorias y hace que surjan dudas sobre sus siguientes pasos. En cambio, Acevedo, pese a no poder volverse a su país con una victoria, demuestra una vez más su nivel de competencia incluso como visitante. 


Sábado 8 de febrero

El estadounidense Gary Russell Jr. conservó su cinturón mundial WBC del peso pluma derrotando por decisión unánime a Tugstsogt Nyambayar, quien no ofreció mala actuación pero que reaccionó demasiado tarde. En este cartel se anotó una victoria Guillermo Rigondeaux sobre Liborio Solís.


También retuvo su título mundial WBA del peso mosca Artem Dalakian, que derrotó con claridad y por decisión unánime, pero en un combate deslucido, a Josber Pérez.


Por último en cuanto a los mundiales masculinos de la jornada, el monarca WBO del peso mínimo Wilfredo Méndez fue demasiado para el veterano Gabriel Mendoza, al que derrotó por KOT en el noveno episodio.


Pasando a la velada del excampeón mundial del peso wélter Kell Brook 39(27KO)-2(2), este respondió a la pregunta sobre su estado de forma batiendo por KOT en el séptimo round a Mark DeLuca 24(13KO)-2(1), con lo que ahora pretende buscar un duelo del máximo nivel en el peso superwélter, habiendo apuntando su promotor que incluso podría intentar disputar un mundial en su siguiente enfrentamiento.

En este mismo cartel, la eliminatoria IBF del peso pluma se saldó con el triunfo por abandono en el octavo asalto de Kid Galahad 27(16KO)-1 sobre Claudio Marrero 24(17KO)-4(2), volviendo a acceder a la plaza de retador oficial del campeón mundial Josh Warrington; la prospecta Terri Harper 10(5KO)-0 culminó su escalada coronándose monarca mundial WBC del peso superpluma derribando una vez y derrotando a la hábil Eva Wahlstrom 23(3KO)-2-2 por clara decisión unánime (99-90 doble y 98-91), siendo a sus 23 años un nombre a seguir en el boxeo femenino; y el excampeón de Europa Martin Joseph Ward 24(11KO)-1(1)-2 superó su rodaje ante Jesús Amparán 16(14KO)-2 venciéndole a los puntos (100-88, juez árbitro) y tumbándolo dos veces, por lo que ahora desea ponerse a prueba con un púgil de la cumbre del peso superpluma.


Respecto a los otros dos campeonatos femeninos, la titular mundial IBF del peso mínimo Yokasta Valle 20(9KO)-2 continuó evidenciando su gran estado de forma y se deshizo de la modesta Carleans Rivas 8(0KO)-7(3)-4 con un KOT en el sexto asalto, pareciendo que ningún reto en la categoría le viene grande.

Por otro lado, la campeona mundial IBF del peso superligero Mary McGee 27(15KO)-3 asentó el mejor momento de su carrera batiendo a Deanha Hobbs 8(5KO)-2(1) por KOT en el octavo round, manteniendo vivas las opciones de que el promotor de la campeona unificada WBA-WBC Jessica McCaskill le proponga una buena bolsa por una triple unificación.


Terminando con los resultados del sábado:

-El peso ligero Jon Fernández 21(18KO)-1 sólo necesitó un asalto para deshacerse del sustituto Arístides Pérez 31(17KO)-12(7)-2, por lo que no le queda otra que esperar que en su próxima subida a un ring pueda verse las caras con un adversario que permita que su carrera siga avanzando. 

-El invicto peso pluma estadounidense Rafael Marzan 14(9KO)-0 consiguió la victoria contra Jestoni Autida 12(6KO)-12(2) pero el filipino, como se podía prever, fue un hueso duro de roer, de modo que el primero sólo consiguió vencer por decisión mayoritaria, ilustrándose que después de haber afrontado un nivel de oposición muy limitado, Marzan necesita retos de mayor calado para seguir evolucionando.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios