Zulina Muñoz – Guadalupe Martínez (13/5/2017)

Arena Oasis, Cancún, México.

Campeonato mundial femenino WBC del peso supermosca. Undécima puesta en juego de la monarca Muñoz.


Desde que en septiembre de 2007 se desplazó a Alemania y se enfrentó a una Alesia Graf en plenitud, Zulina Muñoz no había vuelto a sufrir una derrota. Hubo resultados polémicos, como el empate ante Mayerlin Rivas de 2010, además de acusaciones de que se le estaba sobreprotegiendo, pero “La Loba” consiguió afianzarse como la número 1 de la división supermosca femenina, en la que, desde su coronación en 2012, realizó diez defensas de su título WBC, destacando recientemente el knockout en cuatro asaltos sobre la dura Vanesa Taborda. Con todo, el pasado sábado su racha se quebró, puesto que Guadalupe Martínez, aspirante en teoría modesta buscada como sustituta del objetivo inicial, obtuvo una clara y meritoria victoria para destronarla.

El encuentro arrancó con mucha intensidad e igualdad en el primer asalto, produciéndose cruces de golpes en los que ambas se alcanzaron con dureza, aunque la retadora ya evidenció su peligro con los cruzados diestros. De todos modos, desde el segundo round la pelea se decantó de forma más clara del lado de Martínez, que conectó varias derechas que llevaron a la campeona contra las cuerdas, donde tuvo que soportar una heterodoxa pero agresiva ofensiva de su rival. Después de dar muestras de duda, Muñoz trató de calmar el combate y aprovechar la sobreexposición de Martínez para alcanzarla con precisos contragolpes con sus directos, aunque esto no frenó a la valiente “Lupita”.


Al contrario, Martínez, que en todo momento fue consciente de que Muñoz portaba su mano izquierda excesivamente baja, siguió lanzando derechazos sucedidos por combos de ganchos que pusieron en apuros a la monarca. Eventualmente, Muñoz reordenaría su boxeo y pondría de manifiesto su superioridad técnica, pero sus habituales descuidos y el enorme coraje de Martínez la terminarían casi siempre por superar, tanto que en el sexto episodio “La Loba” llegaría a verse seriamente hostigada por los ataques de su contrincante, que ni siquiera dejaba de tirar golpes incluso cuando era agarrada.


Después del sexto asalto, aunque Martínez insistió una y otra vez, Muñoz pudo contragolpear con sus rectos y su gancho zurdo arriba y con combinaciones de hooks abajo, todo ello a la vez que la aspirante recibía el descuento de un punto (según la nueva normativa WBC) por causar un corte por cabezazo involuntario. Así, Muñoz tuvo una pequeña oportunidad de dar la vuelta a la situación, pero, a la vez que llegaba a un nivel de cansancio crítico, Martínez se volcaría al ataque para asegurarse el triunfo, terminando el décimo asalto después de que volase el protector vucal de la campeona por un directo y recibiese una durísima serie contra las cuerdas. 


Finalmente, las cartulinas de los jueces certificaron, por doble 96-93 y 95-94, la victoria unánime de Guadalupe Martínez 15(9KO)-9, que lograba la mayor victoria de su carrera a la vez que se coronaba campeona mundial WBC del peso supermosca. Antes de este combate trascendental para su carrera, Martínez no había logrado ninguna victoria ante una rival insigne del circuito nacional o del internacional, cayendo derrotada por máximas cartulinas en sus grandes oportunidades ante Daniela Bermúdez, Ana Arrazola, Ava Knight o Débora Dionicius, entre otras, por lo que a penas se le daban oportunidades para derrotar a una boxeadora con el renombre de Muñoz 48(28KO)-2-2. Aun así, compensando sus carencias técnicas con muchísima voluntad, agresividad, ritmo y frecuencia de golpeo, Martínez logró una incuestionable victoria sobre la rival a batir en la categoría. Es cierto que Muñoz no pareció rendir a su mejor nivel ni mucho menos, cometiendo repetidos errores defensivos y siendo poco contundente en su respuesta, pero no se le debe restar mérito a la valerosa Martínez, que neutralizó a una púgil invicta en casi una década. En cualquier caso, a pesar de haber dado una de las grandes sorpresas del año en el boxeo femenino, por su irregularidad y sus numerosas derrotas ante rivales de la élite no se sabe si Martínez podrá desarrollar un largo reinado, pregunta que se podrá responder de forma más evidente tras su primera defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *