Yuriorkis Gamboa – René Alvarado (11/3/2017)

Turning Stone Resort & Casino, Verona, Estados Unidos. Peso Superpluma.

El retorno a los rings del excampeón unificado Gamboa resultó exitoso, puesto que tras quince meses de inactividad se impuso solventemente a un rival duro como René Alvarado. Aun así, al no generar el duelo toda la acción esperada, el público no dudó en abuchear, empañando algo la victoria del boxeador cubano.

Contrariamente a lo que se esperaba, al comienzo Alvarado no arremetió agresivamente, sino que cedió el centro del ring a su oponente y se limitó a caminar lanzando muy pocos ataques. Mientras, Gamboa, que no parecía ralentizado por la falta de rodaje, sólo tuvo que limitarse a conectar su jab, su directo y su gancho zurdo para irse anotando los primeros asaltos. También jugó un importante papel en su dominio de los rounds un excelente uso de las esquivas y los bloqueos, que minimizaron casi totalmente los resultados ofensivos de Alvarado.

Desde el cuarto round, el público comenzó a impacientarse por la falta de acción, algo que quizás llevó a Gamboa a tomar más riesgos en el siguiente episodio y a combinar su mano derecha con la izquierda, consiguiendo estremecer al nicaragüense. Con todo, el público no se mostraría más satisfecho hasta el séptimo asalto, en el cual Alvarado sacudió al cubano con un derechazo al mentón que fue sucedido por un aumento de la presión y por combinaciones de hooks. Igualmente, con Gamboa contragolpeando ahora con total comodidad a la vez que Alvarado sufría mucho para acortar la distancia, los abucheos volvieron a aparecer.

Finalmente, después de un noveno round en el que Gamboa empujó y golpeó a su rival cuando éste tenía la rodilla en la lona, se llegaría a un décimo episodio en el que el “Ciclón de Guantánamo” sufriría un knockdown. En cualquier caso, la caída estaría motivada por un desequilibrio de Gamboa más que por la potencia del puño recibido, que sólo le hizo perder la estabilidad.

Así, el cubano no sufrió para terminar el encuentro. Sea como sea, concluidos los doce asaltos, Yuriorkis Gamboa 26(17KO)-1(1) obtuvo un triunfo unánime con puntuaciones de doble 97-92 y 97-93 que le permiten reanudar su carrera hacia un nuevo mundial superpluma. El objetivo de proclamarse campeón de nuevo resulta tremendamente difícil teniendo en cuenta el elevadísimo nivel que posee la división actualmente, con monarcas como Lomachenko, Corrales, Berchelt y Davis, pero la destreza de Gamboa y su talento natural para el boxeo le hacen, sino uno de los principales candidatos a coronarse, uno de los aspirantes con más renombre y que podrían ofrecer peleas más interesantes en un cruce mundialista. Por ello, teniendo en cuenta que sufrió una caída nada aparatosa, que su boxeo fue bueno y dejó grandes detalles de calidad, sobre todo a la defensa, aunque esto no fue apreciado por el público, Gamboa pronto podría disputar algún rodaje de mayor dureza antes de encaminarse a un choque extraordinario al que su promotora debería llevarle en el último tramo del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *