Vyacheslav Shabranskyy – Todd Unthank May (4/8/2017)

Fantasy Springs Casino, Indio, Estados Unidos. 

En juego el título WBC Estados Unidos del peso semipesado.


El enfrentamiento se inició ya con mucha intensidad y potentísimos golpes de poder, conectando Unthank May varios directos diestros a la contra con suma nitidez y Shabranskyy respondiendo con menos numerosos pero incluso más potentes ganchos zurdos y directos. Así, ambos pugnaron por la iniciativa durante minutos, llegándose con fuertes golpes de poder que hacían prever un knockdown o un knockout, pero no cedieron en sus objetivos, ni siquiera cuando Shabranskyy impactó una derecha que estremeció a su oponente.

La mayor pegada del ucraniano marcó la diferencia en esta situación de igualdad, teniendo Unthank May su ojo izquierdo muy inflamado, perdiendo cada vez más ritmo y viéndose alcanzado por durísimos derechazos curvos y ganchos de mano adelantada. Si bien después de unos rounds muy duros, en el cuarto, Unthank May pudo mantener algo de terreno con su precisa derecha a la contra, en el quinto asalto la pelea volvió a llenarse de brutales puños de uno y otro lado que sacudieron a ambos contendientes, en especial al estadounidense, que tuvo que encajar potentísimos ganchos zurdos.


De todos modos, la pelea siguió sin romperse llegándose ambos con sus mejores golpes en el sexto asalto, moviéndose los dos pero sin llegar a ser derribados. Finalmente, en el séptimo round la resistencia de Unthank May se vio colmada, empezando a ser estremecido por cada jab de Shabranskyy, siendo evidente que estaba realmente dañado. Por ello, en el descanso entre el séptimo y el octavo asalto su equipo decidió de forma completamente acertada que tenía que abandonar.


Fue de esta forma que Vyacheslav Shabranskyy 19(16KO)-1(1) se hizo con un triunfo importantísimo para, después de su derrota ante Sullivan Barrera, reengancharse al top 15 WBC del peso semipesado y seguir insistiendo en la lucha por el mundial. Además, ofreció, una vez más, una pelea a todo o nada llena de intercambios temibles con pleno predominio de las acciones ofensivas sobre las defensivas, por lo que sólo hará que expandir sus imagen de boxeador entretenido y ello, más temprano que tarde, le llevará a una buena velada contra un destacado rival. Sea como sea, sus descuidos defensivos, o mejor dicho su total despreocupación en tareas defensivas, resulta sumamente preocupante y no parece haber aprendido de los knockdowns padecidos ante Paul Parker y ante Barrera, de modo que ante cualquier rival de la cumbre con notable pegada y destreza al contragolpe debería encontrarse con una enorme desventaja y una única posibilidad de triunfo basada en su gran potencia de golpeo.


Una mención merece Unthank May 10(4KO)-1(1)-1, que con sólo 11 peleas de experiencia aceptó entrar en un ring con un peligrosísimo pegador mucho más fogueado, al que plantó cara sin amedrentarse. Por ello, con el adecuado desarrollo podría llegar a ser un top 15 de notable dureza, si bien, para conseguir esta posición, su equipo deberá tratar su carrera con más cautela en adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *