Sebastien Bouchard – Gustavo Garibay (24/2/2017)

Centre Videotron, Quebec, Canadá. Peso Wélter.


El campeón mexicano superwelter Garibay ofrecería un combate inicialmente agresivo, tomando la iniciativa, atacando con el 1-2-hook y logrando, a base de tenacidad, llevar contra las cuerdas repetidamente a su oponente. Por su parte, Bouchard intentaría contragolpear con puños curvos, como abiertos cruzados de derecha y ganchos de mano adelantada que eran muchísimo más claros aunque muy poco frecuentes.

De todos modos, si bien habría una oscilación en las acciones, Bouchard en líneas generales se anotaría la mayor parte de los asaltos por su control de la distancia, su acertado uso del jab y sus claros contragolpes en uppercut diestro, directo y hook de izquierda, que superaban por mucho la efectividad de los curvos de su rival. Además, el canadiense dejó destellos de calidad como espléndidas esquivas que ayudaron a aumentar la sensación de superioridad por su parte.


Garibay no se rendiría ni daría por hecha su derrota, ya que seguiría presionando y llegaría con claros directos. A pesar de ello, Bouchard abriría el ring y con pasos laterales eludiría buena parte de la presión, contestando también con rectos de derecha que cerraron positivamente para sus intereses el encuentro después de un intento de reacción final del visitante. Terminados los ocho asaltos a los que estaba pactado el encuentro, Sebastien Bouchard 15(5KO)-1 se hizo con la victoria unánime, aunque las cartulinas estuvieron igualadas, dando los jueces un 77-75, un 78-74 y un demasiado amplio 79-73.


En cualquier caso, el triunfo de Bouchard fue justo, aunque no resultó brillante. Y es que éste se limitó en gran parte a puntuar sin buscar, ni siquiera por un instante, resultados más contundentes a su trabajo. Así, sin revestir excesiva potencia sus golpes ni mostrar intención de ser definitivo, no sólo disminuyó la valoración de su triunfo sino que también permitió que Garibay 13(5KO)-8(5)-2 igualase las puntuaciones momentáneamente. Dejando al margen que además dejó trabajar en exceso a su oponente por falta de frecuencia, Bouchard mostró también innegables cualidades técnicas y dio la sensación de que se imponía sin utilizar todo su potencial. Por otro lado, hay que recordar que Bouchard todavía no ha peleado nunca a 10 asaltos, por lo que le falta notable experiencia por adquirir, que le permitirá solventar los puntos débiles de su boxeo ahora que todavía está lejos de la aparición en las listas mundiales del peso wélter.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios