Sammy Valentín – Giovanni Santillán (7/7/2017)

A La Carte Event Pavilion, Tampa, Estados Unidos.

En juego el título WBO NABO del peso wélter.


Fiel a su estilo, Valentín no se contuvo en esta pelea crucial para su trayectoria a medio-largo plazo, por lo que avanzó agresivo en busca de su oponente, al que atacó con el 1-2, con tensos jabs y ganchos de mano adelantada enlazados con directos. Ante este planteamiento, Santillán intentó reconducir la presión con curvos al contragolpe como uppercuts, cruzados y ganchos, e incluso, posteriormente, usó combinaciones para salir del ensogado, pero Valentín estaba decidido en su ofensiva continuada y mantendría elevada su presión.

En el segundo asalto, el esquema se repitió, con “Hurricane” Valentín llegando con su 1-2, aunque Santillán, después de un fuerte gancho diestro a la contra, lograría trabajar al cuerpo de su rival y conseguir hacerse espacios. De esta forma conectó inesperadamente un 1-2 que dejó tocado a Valentín, que sería derribado tras una serie con rectos y curvos. Si bien éste pudo responder a la cuenta del árbitro y ponerse en pie, su estado era evidentemente malo, por lo que, tras una combinación de ganchos a la cabeza, cayó por segunda vez al tapiz. Por segunda vez se puso en pie Valentín, pero todavía quedó más claro que el encuentro estaba decidido y que concluiría en unos instantes, como así fue. Y es que, aunque trató de lanzar golpes disuasorios para frenar a Santillán, éste obligaría al árbitro a detener las acciones y decretar el KO Técnico después de unos cuantos uppercuts y ganchos muy peligrosos, pudiendo haberse producido la detención algo antes.


Sea como sea, la victoria de Giovanni Santillán 22(12KO)-0 resultó incuestionable, rápida y sumamente importante, puesto que, después de haberse fogueado extensamente en combates a ocho asaltos, en su primera prueba de fuego logró un magnífico knockout que, además de poner de manifiesto sus cualidades, le llevará al top 15 WBO del peso wélter. Sin duda, en el resultado del encuentro jugó un papel crucial la diferencia en experiencia profesional de uno y otro contendiente. Es cierto que el bagaje amateur de Valentín es muy notable, pero todavía no conoce en profundidad las claves del boxeo de pago, en el cual, sobrexponerse así al ataque sin precauciones defensivas tiene consecuencias fatales al contragolpe. Por otro lado, un Santillán más fogueado como profesional, con diez peleas más que su contrincante, supo aguantar el empuje inicial y ofrecer una rápida y decisiva respuesta. Además, cuando Valentín quedó tocado no supo actuar de la manera adecuada, siguiendo avanzando a la vez que manoteaba sin tensión en lugar de intentar pasar los apuros caminando, agarrándose o incluso poniendo una rodilla en la lona, por lo que Santillán no tuvo problemas para sentenciar el encuentro.


Dejando al margen que seguramente esta pelea le servirá mucho a Valentín para aprender de sus errores, para Santillán este será un punto de inflexión en su carrera, en el cual, después de unas cuantas victorias más a diez asaltos ante rivales notables, podría aspirar a enormes combates y grandes carteleras. De todos modos, y aunque quizás pueda llegar a hacerse un hueco destacado en la división de forma eventual o permanente, su equipo no debería cometer el error de lanzarlo a retos para los que todavía no está preparado y no lo estará hasta quizás bien entrado el próximo año y un buen puñado de peleas de calidad más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *