Ryan Martin – Bryant Cruz (18/3/2017)

Madison Square Garden, Nueva York, Estados Unidos.

En juego el título WBC Continental de la Américas del peso ligero.


Como Cruz no presionó inicialmente al prospecto Martin, éste sólo tuvo que usar su jab para controlar a su rival, al que además alcanzó con un gancho diestro, que le llevó a las cuerdas, y con hooks zurdos arriba y abajo. Un hostigado Cruz, que presentaba enrojecimiento en su ojo derecho ya en el segundo round, aumentaría un tanto su ritmo, tratando de imponer su directo y su hook de izquierda, aunque igualmente Martin se llevaría los asaltos con jabs, ganchos de ambas manos o la combinación 1-2-curvo zurdo.

Si bien en el comienzo pareció que Cruz no iba a poder aguantar nada más que unos pocos minutos, éste resistió y terminó por hacer competida la pelea, aunque la mayor precisión y frecuencia de golpes de poder de Martin siguieron marcando la diferencia. En un evidente punto de inflexión, en el sexto asalto “Blue Chip” Martin impactó un directo que estremeció a su adversario, que de espalda al ensogado recibió fuertes ganchos que parecieron la antesala de un KO Técnico. Pero Cruz supo ofrecer esquivas que le permitieron eludir el peligro y terminar por salir, aunque en los siguientes asaltos la secuencia se volvió a repetir. Finalmente, en el octavo round, una nueva ofensiva con ganchos llevó al tercer hombre a detener las acciones y a dar el triunfo a Ryan Martin 18(11KO)-0.

La victoria de Martin fue indudablemente muy solvente, aunque lo amplio de la misma resultaba previsible a pesar de lo que podían considerar algunos expertos, que veían el combate como mucho más complicado de lo que realmente era. De todos modos, muy pocos son los defectos serios que se pudieron extraer del boxeo de Martin, que combatió de forma verdaderamente efectiva y aprovechando sus armas. Aun así, se pueden comentar dos cosas. Cada vez queda más claro que su pegada no es para nada abrumadora, habiendo podido aguantar Cruz intensos y precisos ataques durante mucho tiempo sin verse en apuros decisivos. Por otro lado, en esta ocasión, como en otras anteriores, la ventaja en altura y alcance de Martin jugó un papel crucial, de modo que falta por saber, ahora que escalará hasta el top 20 WBC, si ante un adversario de sus mismas características físicas podrá boxear con la misma suficiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *