Robbie Davies Jr. – Michal Syrowatka (15/7/2017)

Wembley Arena, Londres, Reino Unido.

En juego el título WBA Continental del peso superligero.


Puede que la preparación para este momento tuviese que haber sido algo mejor, pero el pasado sábado, el top 5 WBA del peso superligero se vio en la situación de, ante un rival duro y muy competente, demostrar incuestionablemente si merecía que su promotora pujase fuerte por él o, por el contrario, era necesario que siguiese desarrollándose, pregunta que fue respondida con enorme contundencia y de forma solidísima, aunque quizás no de la forma esperada.

Comenzado el combate, Syrowatka no se mostró como un boxeador visitante sólo interesado por conseguir la bolsa y marcharse, sino que salió a por la victoria, conectando claros directos y potentísimos cruzados diestros en los cruces de golpes que se produjeron. De todos modos, a pesar de algún susto inicial para el local, Davies supo reaccionar en el segundo episodio, hacerse espacios y conectar su derecha tanto al ataque como al contragolpe, poniendo en apuros al polaco y obligándole a entrar en clinch, haciéndose así con el dominio hasta el ecuador de la contienda. Es cierto que en ocasiones los rounds estuvieron igualados y que, en los embarrados intercambios que se producían entre los innumerables agarres, Syrowatka conseguía sacar réditos, pero el preciso directo del británico jugó un papel crucial para decantar a su favor las acciones de forma evidente.


Alcanzado el quinto round, y aunque hasta entonces ambos contendientes demostraron no estar boxeando en la distancia adecuada, atropellándose por ello en sus ofensivas, Davies, con su 1-2, su jab-gancho diestro y combinaciones de hooks al torso, dejó seriamente tocado a su oponente. A pesar de ello, y aunque tuvo que soportar en el sexto round un intenso ataque en busca del KO (además teniendo que sobrellevar un corte en el párpado derecho causado por un cabezazo), Syrowatka logró sacar un contragolpe con gancho de mano adelantada que no sólo frenó la ofensiva de su oponente sino que lo dejó afectado y expuesto a una serie de ganchos y directos que provocaron un corte en su ceja izquierda.


Si bien las tornas se habían cambiado, Syrowatka no supo aprovecharlo por el momento, dejando que Davies se recuperase y volviese a conectar sus directos para anotarse asaltos. Esto supuso para el púgil de Polonia quedar en una muy mala posición en las cartulinas, que se agravó en el noveno asalto cuando el árbitro contabilizó un knockdown erróneamente tras un cruce de golpes en el que ambos se llegaron muy claro, las piernas de ambos púgiles chocaron y Syrowatka, tropezando, cayó a la lona. Así, a Michal Syrowatka 19(7KO)-1(1) no le quedaba más remedio que intentar buscar el KO para vencer, de modo que en el undécimo asalto se lanzó al ataque y con el gancho zurdo enlazado con el directo y combinaciones de hooks dejó tocado de nuevo a Robbie Davies 15(11KO)-1(1) que, finalmente, en el duodécimo y último round, fue derribado por un brutal hook de mano adelantada al mentón. Quedaba poco tiempo para la conclusión pero Davies estaba tan afectado que no pudo evitar que Syrowatka, hostigándole sin recibir respuesta, obligase al árbitro a decretar el acertado KO Técnico.


Así, Syrowatka logró la mayor victoria de su carrera y una de las grandes sorpresas de una jornada con algunos otros resultados inesperados. La diferencia entre la actuación de Syrowatka y la de otros visitantes que se miden a un invicto prospecto es que el polaco trató a su contrincante como a un igual y no se dio por vencido en ningún momento, aprovechando además su astucia y capacidad al contragolpe para, trabajando pacientemente, terminar por encontrar la mano resolutiva y cumplir su objetivo. Esto no quiere decir que Syrowatka sea un mal boxeador que no pueda hacer otra cosa que esperar su oportunidad o un excelente púgil que pueda hacerse un hueco en la cumbre del peso superligero, sino que simplemente, explotando sus mejores armas, utilizó las brechas de un Davies insuficientemente fogueado y logró con ello un triunfo enormemente meritorio que le situará en el top 15 WBA. 


Ciertamente, Davies ahora deberá trabajar mucho en combates ante rivales de ámbito nacional para mejorar su gestión de los tiempos y espacios, mientras que Syrowatka, sino es que evoluciona mucho y rápido, en el primer encuentro que afronte ante un rival del máximo nivel será ampliamente derrotado, por lo que el resultado no tendrá un papel trascendental en el devenir de la categoría. De todos modos, la actuación de quien no era favorito debe ser tomada como ejemplo por todos los retadores como modelo de actitud, ya que pudo, no sólo con tenacidad, sino con calma y audacia y a pesar de los fallos cometidos, conseguir una victoria esplendida ante un rival superior técnicamente y con mayor pegada.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios