Rau’shee Warren – Zhanat Zhakiyanov (10/2/2017)

Huntington Center, Toledo, Estados Unidos.

Supercampeonato WBA del peso gallo. Primera puesta en juego del titular Warren.


Después de alcanzar a su rival con un buen uppercut zurdo, un gancho diestro y alguna derecha recta, Warren impactaría una serie de curvos que derribó a Zhakiyanov. Éste se puso en pie pero, tras un recto zurdo enlazado con un gancho diestro, volvería a caer inmediatamente después. Así, la victoria del estadounidense pareció realmente encaminada, casi sellada, en el primer asalto, pero en el boxeo todo puede cambiar en un instante. 


Y es que, lejos de amedrentarse, disminuir su avance o mostrarse tocado, el rocoso Zhakiyanov volvería a la carga en el segundo asalto, presionando con enorme agresividad, encerrando contra las cuerdas al campeón y conectando fuertes ganchos diestros que superaron sencillamente la media guardia de Warren. Además, en el tercer round, el kazajo impactaría un hook al rostro fortísimo que incluso derribaría al boxeador local, aunque el árbitro erróneamente no realizó cuenta. En cualquier caso, la reacción inmediata de «ZZ» no se detuvo, sino que se mantendría constante durante el resto del encuentro, hostigando sin cesar a un Warren que no utilizaba a penas los golpes rectos y que permitía que el aspirante pelease constantemente en la distancia corta, cosa que le beneficiaba.

Encerrado repetidas veces contra las cuerdas y alcanzado por incansables combinaciones de ganchos, Warren se mostraría eventualmente tocado, teniendo que agarrarse en exceso para evitar males mayores. En ningún momento el campeón pareció cercano a darle la vuelta a las acciones. Sólo en ocasiones salteadas en la segunda mitad, y cuando veía que la victoria se le escapaba, el estadounidense lanzaría contragolpes, sobre todo, en gancho al cuerpo, para frenar a su oponente. Pero la presión de Zhakiyanov no se detendría y seguiría castigándolo sin descanso, capturando rounds hasta que terminaron los doce asaltos. Por ello, al llegar la lectura de cartulinas, y a pesar de que había sufrido dos knockdowns en el primer episodio que parecieron descartar su triunfo, Zhanat «ZZ» Zhakiyanov 27(18KO)-1 capturaba el cinturón mundial WBA con una victoria a los puntos.


Con todo, aunque había dominado el encuentro, su triunfo no fue unánime, sino dividido, ya que, si bien dos jueces dieron un 116-110 y un 115-111 a su favor, el tercero dio un 111-115 a favor de Warren sólo comprensible como un caso de localismo. Sea como sea, Rau’shee Warren 14(4KO)-2, que entraba al combate como amplio favorito y que inició el duelo de forma inmejorable, dejó escapar un triunfo tanto por exceso de confianza como por falta de capacidad de respuesta bajo presión. Y es que, en lugar de mantener a distancia a su rival con sus precisos directos o desbordarlo al contragolpe, se mantendría prolongadamente inmóvil, facilitando las acometidas de un Zhakiyanov que avanzaba muy frontal y expuesto. Aun así, el kazajo realizó una actuación excelente, reponiéndose de una situación crítica con una presión llena de agresividad que simplemente no pudo ser respondida por su contrincante, que se vio superado también por la perfecta preparación física de Zhakiyanov.


Tras el combate Warren protestó el veredicto, afirmando que los jueces le habían robado el cinturón, pero su protesta es totalmente injustificada. De todos modos, reclamó una revancha que el equipo de Zhakiyanov no ha descartado, puesto que piensan que, por una buena bolsa, podrían aceptar un combate con grandes posibilidades de ganar. Por otro lado, no hay que olvidar que el supercampeón Zhakiyanov (que entraba a este combate como titular interino), deberá enfrentar en el último tramo del año al campeón regular que salga del McDonnell-Solís II, completando la reducción de campeones WBA en la división.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *