Moisés Fuentes – Ulises Lara (8/7/2017)

Centro de Convenciones IMSS, Ciudad de México, México. Peso Supermosca.


Con la vista puesta en un nuevo mundial pero en una categoría superior, Moisés Fuentes afrontó una pelea de recuperación de mucha exigencia, más aún viniendo de una derrota en cinco asaltos ante Kosei Tanaka. Aun así, parecía que “Moi”, que ha logrado victorias recientes ante púgiles como Francisco Rodríguez Jr. u Oswaldo Novoa, debía poder salir con el brazo en alto de su duelo ante Lara, boxeador de mucha dureza pero que tiene en su récord 15 derrotas y en su última subida a un ring había caído derrotado a los puntos ampliamente por Maximino Flores. De todos modos, el combate pronto se mostró mucho más complejo para Fuentes de lo que se podía prever sobre el papel.

Desde el primer asalto, Lara evidenció su peligro con combinaciones derecha-izquierda, especialmente con ganchos en variación de altura, y usando con gran destreza el hook de mano adelantada aislado. En cualquier caso, Fuentes, en el comienzo, no se quedó atrás y, lanzando series de rectos e insistiendo con ganchos al cuerpo, hizo que la pelea entrase en una fase de duros intercambios. Durante este periodo los asaltos se desarrollaron muy igualados y se decidieron por estrecho margen entre los potentes directos de ambos y las buenas combinaciones de hooks y uppercuts. 


A pesar de ello, la pelea poco a poco fue decantándose del lado de Lara, que parecía desenvolverse mejor en la situación táctica que tenía planteada la contienda, siendo esto debido en gran parte a su enorme tenacidad, que le permitía seguir lanzando manos incluso cuando su rival lo empujaba hacia abajo. En cambio, puede que por problemas físicos o anímicos, Fuentes empezó a decaer en su rendimiento y a permanecer más estático, facilitando el trabajo de su oponente. Así, a partir del quinto asalto el choque se rompió a favor del “Ratoncito”, que dejó tocado a su adversario con golpes al torso sucedidos por fuertes directos. Es más, Lara comenzó a boxear con enorme soltura, aplicando dinamismo a sus acciones, por lo que un Fuentes ralentizado quedó muchas veces pegando al aire mientras su contrincante golpeaba y se marchaba. 


La situación fue de mal en peor para Fuentes hasta que en el noveno asalto fue llevado a las cuerdas y recibió una potente combinación de Lara. Finalmente, “Moi” intentó ofrecer mayor respuesta en el último asalto, pero su derrota era inevitable. Los jueces con cartulinas acertadas de 97-94 y 97-93 a favor de Lara y un inaceptable 95-95, dieron por vía mayoritaria el triunfo a Ulises Lara 18(10KO)-15(5)-2.


Este resultado, además de ser muy inesperado, parece que tendrá consecuencias cruciales para ambos, ya que Fuentes podría entrar en una crisis preocupante, de las que siempre es difícil salir, mucho más sin perder rendimiento de forma decisiva. Por ello, quizás lo más necesario ahora para su carrera sería que hiciese una pelea de rodaje sencilla para estabilizarse y poder replantearse sus objetivos  y los tiempos para alcanzarlos. Por su parte, Lara ha vencido en menos de un año a dos excampeones mundiales (el otro fue Javier Mendoza), por lo que merece una clasificación acorde a sus méritos y una consecuente gran oportunidad.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios