Mauricio Herrera – Jesús Soto Karass (4/8/2017)

Fantasy Springs Casino, Indio, Estados Unidos. Peso Wélter.


El encuentro Herrera-Soto Karass prometía emoción, alternativas y duros intercambios y, efectivamente, así fue, resultando una pelea muy entretenida pero con una mala conclusión en las cartulinas.


Manteniéndose al comienzo la pelea en la distancia larga, Herrera, que cuenta con un boxeo más profundo, pudo hacerse con una ventaja inicial, imponiendo para ello su superior jab y otros directos a la vez que Soto Karass intentaba abrirse camino hacia la pelea sin espacios. Evidentemente, Soto Karass no dejaba de avanzar y de buscar conectar sus combos de ganchos al torso y su larga derecha, pero Herrera hacía valer sus buenas esquivas y acertados contragolpes para compensar el empuje.

De todos modos, poco a poco Soto Karass fue llevando la pelea a una distancia cada vez más corta, llegando incluso al intercambio sin espacios en el que tanta destreza tiene. Así, en el cuarto asalto Herrera se vería de espaldas a las cuerdas, donde plantó resistencia con sus contragolpes pero donde se vio alcanzado por fuertes hooks, en especial al hígado. La reacción del mexicano se vio expandida en adelante, dado que Herrera perdió decisivo ritmo combativo y velocidad de piernas, estando cada vez más expuesto a las valientes arremetidas del “Renuente”, que llegaba con claridad creciente.


Por ello, terminado el sexto round la pelea parecía empatada, por lo que Herrera se vio obligado a reaccionar, cosa que se tradujo en intercambios de golpes intensos, aunque imprecisos, en el centro del ring. Aunque, esa no era la estrategia más conveniente para un Herrera de mejor técnica ante un peleador peligrosísimo como Soto Karass, algo que se puso de manifiesto en el séptimo asalto, en el octavo episodio “El Maestro” lograría notables resultados. 


De nuevo el enfrentamiento estaba en tablas, entrándose a los decisivos rounds finales, siendo ambos una contraposición entre la acometividad y la frecuencia de Soto Karass y la precisión a la contra de Herrera, todo ello en forma de fenomenales cruces de golpes. Pese a la tensión e igualdad, estos dos episodios finales parecieron sellar la victoria de Jesús Soto Karass 28(19KO)-12(4)-4, dado que éste anotó más golpes de poder, se mostró más efectivo e incluso obligó a retroceder a su rival. De este modo, la puntuación de Bastión Boxeo es de 96-94 a favor de Soto Karass. Pero, al contrario de lo que la mayoría de críticos y aficionados vieron, los jueces dieron un 95-95 y un doble 96-94 a favor de Herrera que le dio a éste la victoria por decisión mayoritaria.


Es comprensible que, siendo una pelea igualada, puedan haber ajustadas cartulinas que, por matices, se decanten por uno u otro boxeador. Pero lo cierto es que, dejando de lado el inicio y eventuales momentos de reacción, Herrera ser vio superado por el trabajo de un sumamente valiente Soto Karass, que como siempre dio todo lo que su boxeo podía dar para merecer un triunfo que los jueces le negaron. Es posible pensar con buena fe y objetividad que Herrera se llevó un par de asaltos igualados y se decantó de su lado la victoria. Pero que lo hagan unos jueces profesionales favoreciendo con ello los propósitos de la promotora organizadora del evento, que planea sacar lo poco de provecho que le queda al ganador en un próximo encuentro en una importante cartelera, resulta cuanto menos sospechoso. En cualquier caso, una vez más Herrera demostró que su rendimiento está en claro deterioro y que ante cualquier rival de la élite sería dominado, si bien podría tener una oportunidad ante un Sadam Ali, también de Golden Boy Promotions, y que no sabe gestionar la presión.


Por otro lado, hay que mencionar el coraje y la valía de un Soto Karass que ahora se plantea su retirada de los cuadriláteros, hundido en una mala racha de resultados, pero que ha hecho más méritos y ha ofrecido más peleas emocionantes que muchos de los púgiles que son destacados en la categoría como maravillosas estrellas consolidadas o en progresión, habiendo podido ser muy diferente su trayectoria y récord si le hubiesen dado, entre otras, la victoria ante Mike Jones, Alfonso Gómez, Yoshihiro Kamegai y ahora Mauricio Herrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *