Los mejores combates de este sábado (26/8/2017)

Para bien o para mal, guste o no, el combate de la jornada y uno de los que más atención centrará de la temporada será el que enfrentará a Floyd Mayweather y a Conor McGregor.


En el respaldo, el considerado como heredero de Gervonta Davis combatirá ante Francisco Fonseca, aunque el campeón ha perdido su cinturón mundial IBF del peso superpluma en la báscula.


Por último, la velada contará con cuatro duelos televisados más, destacando entre todo ellos el que disputarán el campeón regular WBA del peso semipesado Nathan Cleverly y el excampeón del peso supermedio Badou Jack.

Aunque el espectáculo que se disputará este sábado en Las Vegas, protagonizado por Floyd Mayweather y Conor McGregor, centrará gran parte de las miradas, no se debe pasar por alto que este mismo día, también en Estados Unidos pero en el StubHub Center de Carson, se producirá una interesante velada en la que el excampeón en cuatro divisiones Miguel Cotto 40(33KO)-5(2) y el durísimo Yoshihiro Kamegai 27(24KO)-3-2 combatirán por el vacante cinturón mundial WBO del peso superwélter. Para Golden Boy Promotions, principal organizador del evento, que su cartelera coincida con la del Mayweather-McGregor no resulta un inconveniente, dado que, según sus directivos, ésta no es una verdadera pelea a diferencia del enfrentamiento mundialista que sostendrán Cotto y Kamegai, encuentro con el que pretenden aunar la atención de los suscriptores de HBO (que retransmitirá el evento en competencia con la velada de Showtime), de los fans latinoaméricanos, de los que no quieran pagar los 76 euros del pago por visión que cuesta el choque entre “Money” y “Notorious” y, especialmente, de quienes no respaldan ni el fondo ni las formas de dicha pelea.


De todos modos, quizás las pretensiones de la compañía dirigida por Óscar de la Hoya no sean culminadas con el éxito, ya que muchos han sido también quienes han criticado el choque entre un Cotto inactivo durante 21 meses y un Kamegai que casi siempre ha caído derrotado en los combates de nivel. Es más, Kamegai sólo suma tres victorias en sus últimas seis subidas a un ring, cosa que hizo realmente extraño que la WBO le catapultase súbitamente en el ranking para que disputase este mundial vacante. Aun así, el enfrentamiento tiene potencial para resultar muy entretenido por muchos motivos, pero sobre todo porque un agresivo peleador como Kamegai, que cuenta con una brutal pegada y es capaz de encajar todos los golpes y seguir avanzando sobre su rival hasta el final, intentará arrollar en la mayor pelea de su carrera a un Cotto que buscará explotar su técnica para desarbolar tácticamente y al contragolpe el esquema ofensivo de su rival. Por otra parte, para algunos el único motivo necesario será ver sobre el ring por penúltima vez a una estrella como Cotto, seguramente un futuro miembro del Salón de la Fama, que se retirará tras una última pelea en diciembre.


Al respecto, se barajan ya diversos nombres, habiéndose afirmado que “Junito” podría medirse en el último mes del año, entre otros, a David Lemieux, al ganador del Canelo-Golovkin o incluso al perdedor. Sea como sea, Cotto, que no vuelve a combatir desde su derrota a los puntos sobre Saúl Álvarez en noviembre de 2015, no podrá pasar por alto el reto que tiene ante sí. Y es que, aunque Kamegai no es ni mucho menos un boxeador de la élite del peso superwélter, es un púgil fuerte y con un físico mucho más acorde a la división en la que pelearán, que tendrá bastante ventaja en altura y alcance y que tiene una opción de explotar su potencia de golpeo ante un Cotto que, además de estar falto de rodaje, podría acusar los duelos verdaderamente duros que se han producido en su larga carrera, iniciada en 2001.


Sea como sea, el favorito en las apuestas, sin excesivo margen, será Cotto, que, en principio, debería usar su destreza para evitar las manos más peligrosas de su rival y la distancia más corta a la vez que jabea y usa su directo y su gancho a la contra para no dejar dudas ante los jueces. Nunca puede ser descartable que un boxeador a un paso del retiro sufra un bajón en rendimiento crucial que pueda suponerle una derrota contra pronóstico, especialmente ante un adversario de tanta fortaleza y sin brechas en su resistencia, pero el escenario más probable será que Cotto pueda, como hicieron Robert Guerrero y Alfonso Gómez antes que él, hacer valer su mejor boxeo para superar a Kamegai y llegar con la cabeza alta y el corazón lleno de moral a la última pelea de una carrera, ligeramente ensombrecida en los años más recientes, pero que resulta espléndida.

Apuntalando la velada del Cotto-Kamegai, se producirá como duelo de semifondo un interesante mundial WBC del peso supergallo, en el cual el mexicano Rey Vargas 29(22 KO)-0 realizará la primera puesta en juego de su cinturón ante el aspirante estadounidense Ronny Ríos 28(13KO)-1(1). Obviamente, si ya es posible que el encuentro en el que participará la estrella puertorriqueña pase desapercibido, más aún lo hará el que enfrentará a Vargas y Ríos, que tendrá como protagonistas a dos boxeadores no tan conocidos y que militan en una división mucho más ligera. De todos modos, produciéndose el enfrentamiento en California, de donde el retador procede, no será una pelea de poca importancia para el público local, pudiendo ser además uno de los choques más intensos de la jornada. El campeón, que dice temer la decisión de los jueces, ha asegurado que su objetivo será buscar el nocaut, cosa que está perfectamente preparado para lograr con su 76% de victorias antes del límite y con su agresivo boxeo. Por su parte, Ríos es también un valiente peleador que, además, no piensa dejar una mala impresión antes su público ni ceder en el que es su primer mundial y una ocasión decisiva para mantener el apoyo de su promotora. Por ello, que se produzcan emocionantes intercambios de golpes es más que probable, todo ello entre dos boxeadores que saben lo que es visitar la lona y que no tienen como principal virtud su encaje.


El favorito para hacerse con el triunfo y poder apuntar a un choque contra el retador oficial Julio Ceja será el monarca Vargas que, a pesar de las dudas que había generado ante rivales modestos en su etapa de ascenso hacia el campeonato, en el combate decisivo, en el mundial ante Gavin McDonnell, capturó la corona vacante con una convincente actuación. En cambio, Ríos, a pesar de su valía, ha dejado intuir ya dónde podría estar su techo, siendo demolido en cinco rounds por Robinson Castellanos, derrota contra pronóstico que truncó sus planes tras una buena racha y de la cual sólo se recuperado parcialmente con una victoria ajustada ante Jayson Vélez y algunos triunfos antes del límite ante oponentes asequibles. Dado que Vargas es un boxeador más alto, más móvil, con mayor destreza y velocidad para encadenar sus golpes, especialmente en peligrosísimas entradas y salidas, Ríos debería encontrar grandes dificultades tácticas, que quizás podría atenuar de la distancia media-corta en adelante. De todos modos, teniendo en cuenta los problemas que tuvo ante las series de directos de Castellanos, parece muy complicado que pueda acortar los espacios de forma continuada, quedando igualmente expuesto a la gran potencia de golpeo del campeón y a sus temibles uno-dos. Por otra parte, si dos boxeadores de menor calidad pudieron aprovechar los descuidos defensivos de Vargas para derribarlo, Ríos está perfectamente capacitado para lograrlo también, aunque recientemente el visitante ha evolucionado mucho y es de esperar que pueda evitar las situaciones de mayor riesgo y logre romper a su favor el combate ante un rival con enorme voluntad pero cualidades muy desiguales.


Con estas dos veladas compitiendo por acumular toda la atención de los aficionados al pugilismo e incluso de otros ámbitos, poco margen le quedará a los demás eventos para hacerse un hueco. Además, en ninguna otra parte del mundo se disputarán encuentros mundialistas. Aun así, se producirán algunas peleas que parecen bien emparejadas, podrían dejar encuentros entretenidos y que tendrán trascendencia en la lucha por la escalada en las listas.


Una de ellas será la que disputarán en Savonlinna, Finlandia, pactada en el peso semipesado, el local Niklas Rasanen 14(8KO)-1(1) y el visitante Patrick Mendy 17(1KO)-13(1)-2. Este duelo resultará trascendental para las aspiraciones del finés, que está en proceso de recuperación tras su derrota en el campeonato de la Unión Europea del peso supermedio ante Mariano Hilario. Para consolidar el reestablecimiento de su moral y recobrar su mejor rendimiento, Rasanen se enfrentará a un rival de óptima exigencia, un Mendy que siempre obliga a trabajar a sus oponentes, que cuenta con un tremendo encaje y que ya ha conseguido un puñado de excelentes resultados contra pronóstico. Por ello, Rasanen deberá andarse con mucho cuidado, dado que su experiencia y su desarrollo no son suficientes para garantizarle el triunfo, si bien partirá como favorito para hacerse con una victoria que sería crucial para su trayectoria.


Por otra parte, en Hurlingham, Argentina, el campeón nacional del peso superwélter Héctor David Saldivia 46(35KO)-4(4) y el 13º WBO y el titular Latino de dicho organismo, Ricardo Rubén Villalba 17(8KO)-3(1)-1, se medirán en un choque que debería dejar al vencedor al alcance de grandes oportunidades. Además, el cruce parece perfectamente emparejado por las aptitudes de los dos contendientes, por lo que debería resultar una buena pelea. Quizás Saldivia, más experimentado y con enfrentamientos ante oponentes de la talla de Kell Brook y de Michel Soro y que llega tras una victoria ante Guido Pitto, pueda ser considerado favorito, pero Villalba es un púgil sólido, correoso, con una buena racha de resultados y que siempre ofrece férrea resistencia, por lo que nada se puede dar por sentado en este duelo que alzará al ganador probablemente al top 10 mundial.


Otro escenario a destacar será Vilnius, Lituania, lugar que no es conocido por una gran actividad boxística pero que este sábado contará con dos buenas peleas. En una participará el peso ligero ruso Isa Chaniev 10(5KO)-1 que, tras una ajustadísima derrota ante el top 15 Fedor Papazov, intentará sumar la mayor victoria de su carrera, y empezar a posicionarse adecuadamente en el ranking IBF, derrotando al extitular de la Unión Europea Jean Pierre Bauwens 42(24KO)-3-2. En la otra, el local Virgilijus Stapulionis 28(19KO)-5(2)-1 tratará de consolidar el inicio de una racha exitosa batiendo en el peso superwélter al ruso Pavel Mamontov 12(1KO)-4-2.


Finalmente, en Benidorm, España, el excampeón mundial del peso supergallo Kiko Martínez 37(27KO)-8(3)-1 buscará su segunda victoria consecutiva superando a Lorenzo Parra 32(19KO)-12(5)-2, duelo que está totalmente decantado del lado del local pero que debería ser entretenido por la valentísima forma de pelear del exmonarca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *