Los mejores combates de este sábado (17/6/2017)

El mejor enfrentamiento de este sábado, además de uno de los más interesantes en la división, es el que enfrentará en pelea de revancha y por las coronas WBA, WBO e IBF del peso semipesado al titular Andre Ward 31(15KO)-0 y a Sergey Kovalev 30(26KO)-0-1. Desde que el pasado mes de noviembre Kovalev perdió de forma muy polémica sus cinturones mundiales al caer a los puntos ante Ward, la rivalidad y la controversia entre ambos no ha hecho más que acrecentarse de forma constante. Primero los ánimos se encendieron por las negociaciones deliberadamente alargadas por el equipo de Ward, que incluso llegó a amagar con el retiro, posteriormente las acusaciones llegaron al ámbito personal y finalmente estalló la polémica sobre el supuesto intento de cambio de equipo por parte del entrenador de Kovalev.


Sea como sea, la hora de dejarse de habladurías y de demostrar lo que se vale sobre el ring ya ha llegado, aunque resulta evidente que la animosidad entre los dos púgiles no ha sido en esta ocasión una estrategia publicitaria sino incluso demasiado real y que ello puede terminar por condicionar sus actuaciones. Es por este temor que el propio Jackson afirma haber aconsejado una y otra vez a su púgil que se olvide de la animadversión que siente hacia su rival, de su injusta derrota y de su obsesión por buscar el puño del knockout.


Dejando al margen el importantísimo aspecto mental de la que puede ser una nueva batalla táctica, la gran pregunta que asalta sobre cómo se desarrollará esta revancha es quién podrá hacer mejores ajustes para ser decisivo. En ese sentido, las casas de apuestas dan favorito a Ward, ya que muchos consideran a Kovalev demasiado simple en su boxeo y en desventaja táctica y estratégica, siendo, según ellos, muy difícil para él adaptarse a un desarrollo diferente en la pelea de desquite. Del mismo modo, se tiende a pensar, de forma bastante ilógica, que como en la segunda parte de la pelea Ward ofreció una mejor versión que en la primera parte, el estadounidense podrá prolongar su acierto al nuevo enfrentamiento, como si hubiese encontrado el punto débil de su oponente.


En cualquier caso, lo que resulta mucho más evidente que estas cuestionables presunciones es que, si bien Kovalev mereció el triunfo, dejó escapar asaltos en el segundo tramo de la pelea por un bajón de rendimiento físico, que el ruso admite y achaca a un sobreentrenamiento que esta vez está seguro que no padecerá. Por ello, si “Krusher” logra estar en un estado de forma idóneo, tendrá un importante punto a su favor. Además, un factor que erróneamente se está pasando por alto, dando por hecho que la pelea consumirá todos los asaltos, es la inconmensurable pegada de Kovalev, que ya se materializó en el primer enfrentamiento en un knockdown y un apreciable castigo inicial sufridos por “S.O.G”.


De todos modos, la clave del combate parece estar de nuevo en la gestión de la distancia que hagan ambos y de su acierto con el jab, golpe que resultó trascendental en la pelea y cuyo dominio marcó las fases de la contienda. Por otro lado, aunque se auguraba un desarrollo diferente, en la distancia larga y mientras tuvo energías, Kovalev logró neutralizar al hábil Ward, al que alcanzó claramente con su potente directo de mano adelantada y su temible derecha. En cambio, en la distancia corta y media-corta, especialmente cuando usaba el trabajo al cuerpo, el local consiguió llevarse la mejor parte, aunque, eso sí, fue ayudado por un arbitraje inaceptablemente permisivo por parte del tercer hombre Robert Byrd, que dejó que se produjesen constantes golpeos en agarre sin ordenar que los boxeadores se separasen.


Quizás, Ward pueda usar su astucia, su precisión y sus artimañas para generar obstáculos insalvables, pero parece muy complicado que, ante un Kovalev a pleno rendimiento, pueda hacer otra cosa que ceder la iniciativa, buscar los contragolpes, explotar su excelente golpeo oportunista y evitar el peligro con el clinch. Así, el visitante debería tener la posibilidad de elegir su táctica con la posesión de la iniciativa, por lo que, si como se afirma desde su equipo que hará, el ruso se olvida de buscar la ruptura la pelea con un una mano decisiva y se centra en un constante y prolongado hostigamiento e intenta que su rival se vea obligado a cruzar golpes, las posibilidades de que pueda hacer valer su pegada, su ventaja en alcance y su frialdad para hacerse con el triunfo resultan realmente altas.

Acompañando este sensacional cruce se producirá otro mundial, en el cual el monarca WBA del peso supergallo Guillermo Rigondeaux 17(11KO)-0 se medirá a su retador obligatorio Moisés Fuentes 25(17KO)-0.

El cubano  dice estar harto de ser evitado y de recibir siempre excusas por parte de incontables boxeadores, sólo logrando enfrentamientos de nivel a través de defensas obligatorias. De todos modos, está tónica no parece estar en camino de verse modificada, porque, a la vez que las ofertas de su promotor siguen sin convencer a los púgiles, sus próximos retos parece que le llegarán por vía de los retadores oficiales. Precisamente, este sábado combatirá contra Moisés Flores, a quien la WBA le ha ordenado enfrentarse, teniendo que medirse posteriormente, en caso de ganar, al japonés Shun Kubo para completar el proceso de reducción de campeones por división que está siguiendo este organismo. Eso sí, a diferencia de su última subida a un ring, en esta ocasión “El Chacal” peleará en un importante evento como el que se disputará este sábado en el Mandalay Bay de Las Vegas (Estados Unidos) y que será encabezado por la revancha entre Andre Ward y Sergey Kovalev, contando con retransmisión de HBO.


Sea como sea, no es de esperar que el enfrentamiento entre Rigondeaux y Flores levante excesiva expectación, porque ni su oponente es especialmente conocido, ni se prevé un encuentro demasiado espectacular ni el retador tiene grandes posibilidades de triunfo. De hecho, sus opciones son realmente bajas, porque ni siquiera supera al inactivo campeón en cuanto a rodaje, ya que, mientras Rigondeaux se subió a un ring hace once meses batiendo en dos asaltos a James Dickens, Flores no combate desde hace un año, cuando capturó un triunfo a los puntos ante Paulus Ambunda. Por otro lado, la superioridad técnica y táctica del monarca, doble oro olímpico y doble oro mundial amateur, resulta enorme tanto por sus propias cualidades como por las limitaciones de Flores. Así, es de esperar que, una vez más, Rigondeaux use su fenomenal juego de piernas, su perfecta gestión de la distancia, su grandísima velocidad y su casi inigualable precisión para dominar el encuentro. 


El excelente evento en el que se producirán el Ward-Kovalev II y el Rigondeaux-Flores, se verá completado con tres peleas destacables más protagonizadas por notables prospectos.

El choque más interesante por sus consecuencias y por el nivel de los participantes será el que disputarán en el peso medio Luis Arias 17(8KO)-0 y Arif Magomedov 18(11KO)-1. Dado que ambos son respectivamente 9º y 7º en el ranking IBF, la pelea puede ser considerada de facto una semieliminatoria, ya que dejará al ganador a un paso del mundial. En cualquier caso, la pugna es, más allá de las consecuencias, una prueba de fuego para un Arias que nunca ha afrontado un combate ante un rival de tanta dureza y una segunda oportunidad para Magomedov tras su inesperada derrota ante Andrew Hernández.

Junto a este buen combate, se debe mencionar la pelea de rodaje que disputará, a la espera de enfrentarse a Nathan Cleverly, el titular interino WBA del peso semipesado Dmitry Bivol 10(8KO)-0 ante el duro exretador mundial Cedric Agnew 29(15KO)-2(1) y el choque pactado en el peso pluma en el que contenderá el prometedor Tramaine Williams 10(3KO)-0 contra el fogueado Christopher Martin 30(10KO)-8(2)-3.


Dejando de lado el evento estadounidense, en Alemania, en concreto en el Rittal Arena de Wetzel, se producirá una velada con dos buenas peleas en las que combatirán Tyron Zeuge 20(11KO)-0-1 contra Paul Smith 38(22KO)-6(3) por la corona regular WBA del peso supermedio y el olímpico Stefan Haertel 13(1KO)-0 contra Patrick Mendy 17(1KO)-12(1)-2.

Siendo el invicto Tyron Zeuge un boxeador perteneciente a la escuadra de Sauerland y estando esta promotora inmersa en el proyecto de las World Boxing Super Series, parece evidente que a toda costa la citada compañía tratará de incluir a este púgil en la modalidad del peso supermedio del torneo. Además, siendo el alemán retador obligatorio del campeón mundial WBA del peso supermedio George Groves, también del equipo Sauerland y que ya ha aceptado su participación en las WBSS, es bastante obvio que Zeuge también debería verse incluido en el proceso eliminatorio. En cualquier caso, Smith tratará de obstaculizar estos planes y ser él quien se vea alzado al torneo, opción que tampoco haría perder a Sauerland, ya que esta compañía tiene una alianza con Matchroom Boxing, la promotora del británico. En cualquier caso, la pelea debería desarrollarse bastante igualada por varios motivos, pero principalmente porque ambos tienen un estilo similar, tienen problemas para resultar decisivos y cuentan con limitada pegada. Sea como sea, parece que Zeuge suele utilizar un ritmo combativo más elevado y técnicamente es superior, por lo que, aunque Smith resulta peligroso por su experiencia y su pegada algo mayor, el local será favorito con cierta amplitud.


Respecto a Haertel, éste ha ido pasando las pruebas que se le han puesto delante una tras otra, pero su casi nula pegada en una división como el peso supermedio le resta muchas posibilidades de lograr convertirse en campeón mundial. Sea como sea su habilidad es muy notable, por lo que su equipo espera que, superando al durísimo Patrick Mendy, que siempre genera peleas contendidas y que en los últimos años ha generado cinco resultados contra pronóstico, Haertel se muestre preparado para encarar enfrentamientos decisivos ante rivales de nivel alto por el acceso hasta la cumbre de los rankings.


El último gran evento de este sábado será el que, de la mano de Queensberry Promotions, se producirá en el Waterfront Hall de Belfast, Reino Unido, y que contará con un gran número de prometedores boxeadores británicos en peleas decisivas para sus trayectorias.

En el duelo estelar, los invictos Jono Carroll 13(1KO)-0 y John Quigley  se enfrentarán en un interesante choque por el acceso al top 15 IBF del peso superpluma, aunque el primero, del que se espera mucho y que posee experiencia de mayor calidad, debería poder salir con el brazo en alto en una intensa pelea que seguramente marcará un punto de inflexión en su carrera. De todos modos, parece mejor incluso el duelo de semifondo, en el cual el 9º WBO del peso ligero Craig Evans 16(3KO)-1-2, tras desatacar su carrera con una victoria en su tercer enfrentamiento ante Thomas Stalker, se medirá al valiente y correoso peleador Stephen Ormond 24(13KO)-3(1), pudiendo quedar el vencedor muy cerca de la eliminatoria final. Por último se deben destacar dos peleas más: en una el bronce olímpico Paddy Barnes 2(0KO)-0 afrontará en el peso mosca una prueba de fuego de enorme dificultad ante el excampeón de Europa Silvio Olteanu 16(7KO)-11(2)-1, mientras que en otra el olímpico David Oliver Joyce 0(0KO)-0 realizará su debut profesional ante Gabor Kovacs 7(6KO)-3(2).


A parte de estas destacadas veladas, no se debe pasar por alto que hoy tendrá lugar también un mundial femenino. La campeona WBO del peso supermosca Daniela Bermúdez 21(6KO)-3-2, en el Club Atlético Talleres de Arroyo Seco (Argentina) y televisado por TyC Sports, afrontará una revancha ante Paola Benavídez 7(0KO)-2-1, a quien ya se enfrentó en mayo del pasado año en una contendida pugna sin título en juego en la que Bermúdez se impuso por estrecho margen de puntos. Así, se ha decidido darle este combate de desquite a Benavídez, pero esta vez con la corona de la titular en juego, que en caso de retenerla lo haría por tercera vez. Si bien se puede esperar una pelea con un emocionante desarrollo, Bermúdez, tras haber logrado una importantísima victoria ante Mariana Juárez, parece pasar por un momento sensacional y debería poder capturar un triunfo sólido y convincente.


Por otro lado, también se debe destacar el campeonato de Europa del peso medio que se producirá en el Casino de Saint-Vincent, Italia, y en el que contenderán el titular Emanuele Blandamura 26(5KO)-2(2) y Alessandro Goddi 30(14KO)-1-1. Al margen de que el vencedor podría situarse en el top 15 WBC, esta será una contienda trascendental para la carrera de ambos. Y es que Blandamura, que se acerca al final de su trayectoria, no puede permitirse un fallo más si quiere algún día llegar a disputar un mundial, mientras que Goddi, que sólo ha sufrido en siete años una derrota pero que a penas ha superado a rivales de entidad, se encuentra ante una primera gran oportunidad que no puede desperdiciar sino quiere verse estancado mucho tiempo más. Quizás por su ventaja en experiencia Blandamura sea favorito, pero llegando de ganar por decisión dividida a Signani y teniendo siempre dificultades en las peleas de mayor nivel, podría verse superado por un Goddi rebosante de moral y ambición por cambiar el signo de su trayectoria.


Para terminar este artículo se debe hacer mención de unos cuantos combates que terminan por configurar una buena jornada:

– El veteranísimo Lolenga Mock 39(13KO)-14(1)-1 pondrá a prueba definitivamente sus capacidad para rendir al nivel del top 15 del peso supermedio enfrentándose a Luke Blackledge 23(8KO)-3(2)-2.

– Con retransmisión de ESPN2, los peso superligero Fidel Maldonado Jr. 23(19KO)-3(2)-1 y Pablo César Cano 30(21KO)-5(2)-1 se enfrentarán en una dura pelea de intercambios por relanzar definitivamente sus trayectorias.

– El imbatido prospecto Yves Ulysse Jr. 13(9KO)-0 disputará un test decisivo ante el complicadísimo Ricky Sismundo 31(13KO)-9(4)-3.

– En Estonia, el peso pesado Robert Helenius 24(15KO)-1(1) realizará una pelea de rodaje ante Evgeny Orlov 17(13KO)-14(5)-1, mientras que el 3º IBF de la misma categoría, Carlos Takam 34(26KO)-3(1)-1, participará en otra pelea de preparación ante Ivica Bacunin 27(16KO)-11(4)-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *