Krzysztof Wlodarczyk – Noel Gevor (20/5/2017)

Hala Arena, Poznan, Polonia.

Eliminatoria final IBF del peso crucero.


Se esperaba más de un pelea tan importante para estos dos boxeadores de grandes cualidades, pero finalmente terminó siendo un combate táctico, de bajo ritmo y acciones escogidas que, eso sí, se desarrolló igualado y con cierto interés.


En el inicio ambos se intercalaron en el domino de los rounds, aunque parecía que Wlodarczyk podría hacerse con el control del enfrentamiento. Su jab era firme y sus combinaciones de directo al cuerpo-cruzado zurdo llegaban con cierta claridad a la vez que evitaba bien los ataques de Gevor. De todos modos, el visitante usaba adecuadamente el directo a la contra además de algunas series de ganchos, por lo que mantuvo emparejadas las tarjetas al comienzo y posteriormente incluso logró encadenar un puñado de asaltos a su cuenta. Y es que, del cuarto hasta el séptimo round, el armenio-alemán Gevor, permaneciendo cercano a las cuerdas y midiendo mucho sus acciones, lograría mantener a raya a su oponente, que se mostraría lento y con dificultades para acortar la distancia y conectar sus manos.

Aunque los directos, los ganchos, uppercuts y cruzados a la contra aislados o enlazados llegaron con cierta potencia, Gevor, como siempre, cometió el error de no tomar riesgo alguno, así que no desgastó a su contrincante ni consiguió sellar su victoria en las tarjetas. Al contrario, el polaco desde el octavo asalto reaccionaría, recuperaría su buen jab y, por cierta disminución en la velocidad de Gevor, impactaría algún gancho encadenado con directo. En este tramo del enfrentamiento, Gevor tuvo menos frecuencia de golpeo y menos precisión, por lo que Wlodarczyk, que aplicó una buena defensa dinámica y estática, acortaría progresivamente la diferencia. Todavía Gevor capturaría algún asalto con esporádicas combinaciones de gancho al cuerpo, pero con insistencia y eficaces entradas y salidas el local conseguiría estar por delante en las acciones en el último cuarto del choque.


Por ello, teniendo en cuenta los distintos tramos de dominio, se podía esperar una lectura de tarjetas igualada y así fue, puesto que los jueces dieron una decisión dividida favorable a Krzysztof Wlodarczyk 53(37KO)-3-1 con cartulinas de 116-112 excesivo, 115-114 y 113-115, siendo las dos últimas tarjetas las más apropiadas. Tanto la victoria de un contendiente como del otro por un round, así como el empate, son perfectamente aceptables, ya que la baja actividad de varios de los asaltos podría hacer caerlos del lado de cualquiera de los dos. Por otra parte, el punto de vista desde el que se observase la pelea resultaba decisivo, dado que en muchas ocasiones largas series de Gevor 22(10KO)-1 parecieron llegar contra su oponente y la repetición a cámara lenta demostraba que a veces la totalidad de los puños eran errados, bloqueados o esquivados. 


Sea como sea, dejando de lado el veredicto y centrándonos en la lectura del encuentro, si bien es lógico que un púgil, en este caso Wlodarczyk, pase por dificultades tácticas en una pelea, no es tan fácilmente aceptable que quien tiene la posibilidad de dominar opte por un conservadurismo que le cueste el triunfo. Una vez más resulta evidente que Gevor necesita tomar riesgos y ser mucho más agresivo, porque de lo contrario nunca podrá medirse con posibilidades de éxito a la élite. Respecto a Wlodarczyk, aunque se ha rodado bastante, parece que la larga inactividad por la que pasó le ha restado algo de su velocidad y explosividad, por lo que tendrá que trabajar en ello si quiere poder contestar con eficacia a las constantes ofensivas del campeón mundial IBF crucero Murat Gassiev, de quien ahora el polaco es retador obligatorio y a quien se enfrentará en el último trimestre del año.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios