Juan José Velasco – Fernando Marín (11/2/2017)

Arena Jalisco, Guadalajara, México.

En juego el título WBA Fedebol del peso welter.


Mientras Velasco ocupaba el centro del ring y lanzaba su jab y su gancho zurdo, Marín buscaría el contragolpe, aunque un derechazo del primero dejaría tocado a su rival en el cierre del round inicial. Contiunando este buen comienzo, el argentino se anotaría a su cuenta un knockdown en el segundo round como consecuencia de un hook al hígado, aunque Marín se alzaría y resistiría valientemente con curvos y directos disuasorios que, tras ser encerrado eventualmente contra las cuerdas, le permitirían evitar ceder. Y es que Velasco, astuto, no se precipitaría en sus ofensivas y acertadamente daría un paso atrás para no correr riesgos, ya que el combate estaba bien encarrilado para él. Además, que se alargase el enfrentamiento le ayudaría a rodarse y a adquirir experiencia de calidad.


De todos modos, Marín daría muestras de un excelente coraje, ya que desde el tercer round tomaría la iniciativa y presionaría buscando conectar manos de poder, algo que conseguiría esporádicamente con buena efectividad. Igualmente, sus puños eran mayoritariamente evitados por los excelentes ballesteos y esquivas rotatorias de un calmado Velasco, que además usaría muy bien su gancho de mano adelantada, su derecha recta y su uppercut, a veces sucedidos o precedidos por desplazamientos hacia la diagonal. Se debe destacar el elevado porcentaje de acierto del visitante, que hasta cuando fallaba un golpe encadenaba inmediatamente otro para mantener la continuidad en su dominio.


El mexicano había tenido momentos de notable agresividad, igualando las acciones, pero pasado el ecuador de la contienda perdería algo de intensidad combativa, permitiendo a «El Pitbull» apoyarse en su jab, recuperar el centro del ring momentáneamente e imponer su superior boxeo. Nuevamente, Velasco dejaría detalles de gran calidad, como plásticos contragolpes acompañados por giros, pero Marín volvería a rehacerse y reanudaría su persecución, que tendría limitada efectividad por las esquivas de su rival. Finalmente, tras un buen cierre de Juan José «El Pitbull» Velasco 15(8KO)-0 en el noveno round, en el que dejó tocado a su oponente, el imbatido pondría punto y final al combate con un firme y sereno control en el décimo, aunque también ofreció buena respuesta en los intercambios.

Así, Velasco confirmó su victoria unánime, que llegó con tarjetas de 98-91, 97-92 y 95-94, siendo las más acertadas las dos primeras. En cualquier caso, aunque el triunfo resultó claro y solvente, Marín 13(9KO)-2(1)-3, de 18 años, ofreció una muy meritoria actuación en la que, entrando a la pelea muy lejos de ser considerado favorito, contando con un peor boxeo y sufriendo un knockdown temprano, ofreció siempre respuesta, incluso cuando la situación era más crítica. Por ello, y teniendo en cuenta su juventud, se puede esperar cierta evolución en su carrera. Por otro lado, los mayores réditos del encuentro en cuanto a mejora de la imagen los recibirá Velasco, que ofreció una muy buena pelea. No sólo porque combatía fuera de su país por primera vez o porque se impuso a un rival correoso, sino por la madurez boxística que demostró al evitar las precipitaciones en todo momento y al eludir el mayor peligro en los cruces, no siendo esto impedimento para que conectase las manos más claras. Por ello, si bien todavía le falta un buen puñado de combates para poder apuntar a importantes duelos internacionales, Velasco parece capacitado para empezar a buscar foguearse decisivamente en el ámbito nacional ante uno de sus duros compatriotas componentes de la categoría welter.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios