Josh Taylor – Ohara Davies (8/7/2017)

Braehead Arena, Glasgow, Reino Unido.

En juego los títulos WBC Plata y de la Commonwealth del peso superligero.


Con su actitud desde el comienzo, el zurdo Taylor dejó claro que este era su combate, el punto de inflexión definitivo en su carrera antes de los grandes encuentros en el peso superligero, y que no pensaba dejar escapar la oportunidad por muy complicado y peligroso que resultase su contrincante. Así, impuso su jab con firmeza, realizó magníficas esquivas saliendo de la línea de ataque de su oponente y conectó cruzados diestros y ganchos de izquierda al cuerpo, neutralizando en los primeros asaltos con su superioridad técnica a un Davies que sólo pudo aprovechar su longitud de brazos para llegar con algún directo poco decisivo.

Alcanzado el tercer episodio, a “Two Tanks” Davies no le quedó más remedio que buscar un duro intercambio de golpes en el que tratar de minimizar sus desventajas y aprovechar su potente pegada, cosa que sólo pudo hacer parcialmente con algunos buenos uppercuts y ganchos. Y es que Taylor seguía evitando los golpes más peligrosos, impactando por su parte duros hooks al torso que terminaron por dejar tocado y en las cuerdas a su rival que, poco después de un gancho diestro, se vería obligado a poner la rodilla en la lona tras ser alcanzado con un seco jab con paso adelante.


Demostrando su coraje, tanto en el cuarto como en el quinto asalto Davies siguió presionando intensamente, llegando con buenos curvos y generando algunas complicaciones, especialmente cuando, aprovechando un golpe bajo que llevó a Taylor a protestar y descuidarse, conectó una dura derecha. De todos modos, a pesar de la presión, Taylor no tardó en replicar con un hook diestro al contragolpe que dejó tocado a su oponente. En cualquier caso, el choque estaba ahora más emparejado, oscilando la posesión de la iniciativa en el séptimo y en el octavo round a consecuencia de duros intercambios en los que Davies llegaba con uppercuts abiertos y Taylor insistía al cuerpo.


De esta forma se llegó al octavo episodio, en el cual, inesperadamente, y después de que Taylor hubiese pasado por algunos apuros en el round anterior, Davies fue derribado por un preciso gancho diestro a la contra. Entonces era el momento de terminar la contienda y “The Tartan Tornado” no la desaprovechó. Con un directo dejó lastimado a Davies, que se giró renunciando a seguir combatiendo. Éste fue un descuido muy peligroso que podría haberse ahorrado poniendo una rodilla en la lona, pero, igualmente, hay que reprochar el despiadado ataque que lanzó a continuación Josh Taylor 10(9KO)-0 aprovechando que su rival estaba girado. Pocos segundos tardó el árbitro en detener el encuentro, pero los rectos de Taylor resultaron innecesarios y antideportivos, aunque no sancionables desde el punto de vista de la normas. Dejando al margen que la tensión anterior a la pelea entre ambos y sus duros cruces de palabras se dejaron sentir aquí de una forma revanchista impropia de boxeadores, Taylor realizó una estupenda pelea ante un rival realmente complicado, tanto que quizás era valorado como el prospecto británico más destacado hasta esta derrota.


Debido a que existía una clara ventaja técnica y táctica a favor de Taylor, durante los primeros rounds su dominio se hizo casi abrumador, obligando a Davies 15(12KO)-1 a tomar riesgos elevados que, igualmente, no dieron los resultados necesarios por los tremendamente precisos contragolpes de su adversario. Si bien Taylor en algunos momentos se vio realmente presionado, incluso algo tocado, nada más cedió un round en las cartulinas y casi siempre ofreció una respuesta evidentemente superior. Por ello, no cabe duda de que si, como se dice, se enfrenta en su próxima subida a un ring al lento y rígido excampeón Ricky Burns, Taylor debería hacerse con una arrolladora victoria que le catapultaría probablemente al campeonato mundial y le asentaría como uno de los máximos aspirantes al título. Por otro lado, si Crawford vence a Indongo, se proclama cuádruple campeón unificado y deja posteriormente sus títulos vacantes para ascender al peso wélter, no sería descartable que Taylor pudiese incluso cerrar el año peleando en un mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *