José Félix Jr. – Jonathan Maicelo (18/2/2017)

Don Haskins Convention Center, El Paso, Estados Unidos. Peso Ligero.


Para muchos equipos es preferible evitar los riesgos y elegir combates fáciles hasta que llega el acceso al mundial, ya que, aunque el púgil pueda caer derrotado por falta de experiencia de calidad, siempre se puede sorprender al campeón que se sobreconfíe. Por otro lado, no es lo mismo sufrir un tropiezo ante un monarca que ante un boxeador más de los centenares que pugnan por entrar en la cumbre. De todos modos, por el bien del boxeo y por el éxito de los propios púgiles, siempre es mejor, si se puede, optar por la honestidad y afrontar importantes retos antes de encarar el mundial, porque así serán siempre los mejores los que disputarán el campeonato y los aspirantes llegarán con sus posibilidades de éxito al máximo.

Siguiendo este camino, José Félix Jr., que sólo debía esperar unos meses para poder pelear en el mundial WBO ligero (más aun siendo representado por Top Rank), afrontó un reto importante al medirse a Jonathan Maicelo. Con todo, siendo realistas, tampoco se esperaba que el competente peruano lograse generar complicaciones decisivas al noqueador José Félix, que encadenaba ocho triunfos desde que cayera de forma ajustada en su única derrota y ante un buen rival. Pero Maicelo ofreció de lejos la mejora pelea de toda su carrera y con una actuación perfecta sumó una victoria contra pronóstico que disparará su cotización.


Maicelo ocuparía el centro del ring y usaría su jab con gran velocidad hasta que, todavía en el primer round, con una combinación derecha-izquierda mientras perseguía a su adversario, tumbaría al favorito. José Félix se alzaría y con un directo de mano adelanta disuasorio desequilibraría a su contrincante momentáneamente, aunque éste, demostrando su perfecta preparación, no perdería ni la concentración ni el ritmo combativo. Al contrario, Maicelo, imprimiendo una rapidez casi inigualable a todas sus acciones, se desplazaría, esquivaría de cintura y agachándose y atacaría con gran efectividad con sus directos. Por su parte, José Félix erraba muchas manos, puesto que añadida a la efectividad defensiva de su contrincante se debían sumar sus enormes reflejos, que le permitían esquivar prácticamente desde que el golpe era lanzado.


En cualquier caso, fue al ataque donde Maicelo demostró toda su superioridad, anotándose un segundo knockdown en el tercer asalto con un gancho zurdo precedido por hooks al cuerpo. A pesar de esta nueva caída, José Félix tuvo un momento de parcial reacción en el cuarto round, en el que recompuso algo su boxeo y usó su derecha recta aislada, pero en el quinto asalto sufriría dos caídas más, ambas provocadas por ganchos de mano adelantada, puños que generaban problemas al mexicano cada vez que eran impactados. Igualmente, aunque la situación era crítica para sus intereses, «Josesito» aguantó la ofensiva de su rival en busca del knockout, mostrando un encaje formidable y ofreciendo respuesta en todo momento pese a que estaba siendo claramente derrotado, llegando a inflamar el ojo izquierdo de Maicelo. Aun así, la pelea sería controlada por «The Last Inca» hasta el final, en el que, realizando entradas y salidas con breves combinaciones de curvos al ataque o contragolpeando con gran precisión, realizaría una conclusión magnífica a los diez rounds de la contienda, aunque antes anotaría el quinto knockdown a su cuenta respondiendo con hook diestro-hook zurdo-hook diestro cuando su rival se lanzó a la desesperada en el noveno round.


Con puntuaciones, que debieron ser más amplias, de 95-90, 96-90, 97-88 Jonathan Maicelo 25(12KO)-2(1) se hizo con un triunfo unánime que le abrirá las puertas de las mayores peleas de la división. Y es que, a la vez que José Félix 35(27KO)-2-1, de 24 años, deberá replantear varios aspectos de su boxeo, un Maicelo que ha alcanzado la plenitud deportiva debería entrar en el top 5 mundial y apuntar a una eliminatoria que, si combate de la misma manera (y no como ante Darleys Pérez), podría ganar sin duda, puesto que muy pocos pueden contestar a una velocidad tan elevada combinada con agresividad, precisión, potencia, técnica y movilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *