Jéssica Chávez – Esmeralda Moreno III (30/9/2017)

Centro Regional de Arte, Cultura y Deporte “Las Américas” de Ecatepec, Ecatepec, México.

Campeonato mundial WBC del peso mosca y final del torneo femenino WBC de dicha categoría.


Intentando contener el despliegue del técnico boxeo de Chávez, Moreno optó por una arranque intenso, buscando con tenacidad impactar golpes curvos contra la monarca, que tuvo que limitarse a contragolpear con contados directos. De todos modos, poco tardó “Kika” en sacar plásticas esquivas que hicieron fallar a su rival y abrieron huecos para conectar precisos ganchos zurdos. Esto no disminuyó la insistencia de Moreno, que siguió lanzando y llegando con sus hooks, pero la claridad de golpeo de la monarca jugaba a su favor de manera clave.


Quizás, en la primera mitad “La Joya” Moreno pudo, con su empeño y su búsqueda de los cruces de golpes, capturar algunos asaltos y mantener contendida la pugna, pero desde el ecuador de la pelea el dominio de Chávez se hizo más incontestable, viéndose la presión de la retadora menguada y los destellos técnicos de la titular consecuentemente favorecidos.


Así, Chávez conectó, a la vez que eludía los golpes de su adversaria, su uno-dos, su derecha aislada a la contra y hooks de mano adelantada, siendo con este último puño con el que se anotó en el séptimo round un knockdown sucedido por duros golpes de poder en gancho y uppercut. Aunque la campeona no pudo lograr el desenlace antes del límite, a partir de entonces y hasta el final pudo usar su jab, su derecha, sus hooks, al torso y a la cabeza, y su desplazamientos con mayor fluidez aún, certificando un triunfo que le valió no sólo retener su cetro sino también proclamarse ganadora del torneo WBC femenino del peso mosca.

Es cierto que la final deseada por muchos era una nueva pelea entre Jéssica Chávez 30(4KO)-4-3 y la formidable Ibeth Zamora, pero dado que Esmeralda Moreno 35(11KO)-10-1 derrotó a “La Roca”, esta opción quedó sustituida por el combate que completó la trilogía entre “Kika” y “La Joya”. En este choque, Chávez se mostró, como lo lleva haciendo durante los últimos tres años, muy efectiva, utilizando sus recursos técnicos para desdibujar el boxeo de su contrincante, poniendo de manifiesto que no sólo merece un puesto destacado en los rankings libra por libra por los nombres de su récord sino también por su destreza. De todos modos, a pesar de su valoración general como la mejor boxeadora de las divisiones más ligeras, esto no quiere decir que sus retos hayan desaparecido, al contrario. Desde las unificaciones con las demás monarcas del peso mosca y los enfrentamientos con las púgiles de la élite de dicha división, pasando por cruces con las mejores boxeadoras de las categorías del peso minimosca y supermosca, las opciones de Chávez, ahora rival a batir para cualquiera que aspire a hacerse un nombre en estos pesos, resultan inacabables. Por ello, quizás ahora una “Kika” en plenitud podría afrontar los años más importantes de su trayectoria y los que deberían cimentar definitivamente su nombre en la historia del boxeo femenino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *